Dynamic Variation:
Offers
x

There was not an exact match for the language you toggled to. You have been redirected to the nearest matching page within this section.

Choose Language
Toggling to another language will take you to the matching page or nearest matching page within that selection.
Search & Book Sponsored Links
Search
or search all of Norway
Olafr Reydarsson, the chieftain of the Gudvangen Viking town of Njardarheimr
A modern Norwegian viking.
Photo: Kyrre Lien

Vikingos modernos

muteplay/pauseplay/pause
Campaign
Course
Event
Partner
Media
Meetings
Travel Trade

La herencia que dejaron estos antiguos nórdicos va mucho más allá de las luchas y los saqueos. Olafr Reydarsson, líder de la aldea vikinga de Njardarheimr, en Gudvangen, nos cuenta cómo se ganó este sorprendente título.

Texto original en inglés: Mikael Lunde

Los vikingos son guerreros de leyenda. Sus famosas naves rápidas y ligeras podían ser arrastradas a tierra por lo que no necesitaban un puerto. Este hecho facilitaba que las incursiones vikingas fueran repentinas, impredencibles y casi imposible de combatir. Empezando con una incursión en el monasterio británico de Lindisfarne el 793 antes de Cristo, y continuando durante más de 200 años, estos nórdicos duros dejaron su huella en la historia.

Pero hay mucho más en la cultura vikinga que saqueo y violencia. En el corazón de un antiguo país vikingo, en la costa oeste de Noruega, hay gente hoy en día que viven acorde a los valores de sus antepasados, aunque por suerte solo se fijan en los más positivos.

Un moderno rey vikingo

Miles de noruegos están trabajando para redescubrir partes valiosas y olvidadas de su patrimonio vikingo. Centenares de personas se reúnen en los mercados vikingos de Gudvangen y Avaldsnes, hogar histórico del famoso rey Harald Cabellera Hermosa, para representar la vida de los vikingos, y aprendrer de sus oficios artesanos y habilidades comerciales. En Gudvangen, los vikingos tienen un rey indiscutible: Georg Olafr Reydarson Hansen. Durante casi 20 años ha trabajado para establecer la aldea vikinga permanente de Njardarheimr, que finalmente abrió sus puertas en 2017.

El pueblo se construyó a escala en un lugar impresionante, en la parte más interior de uno de los fiordos más bellos de toda Noruega, el Nærøyfjord. "Su estilo es auténtico y está construida usando técnicas tradicionales. Se han levantado 18 edificaciones, y se han usado varios cientos de litros de alquitrán, aceite de linaza y sangre de buey. El salón del líder está pintado de verde, ya que ese era el pigmento más costoso en aquella época", explica Hansen, el rey de la aldea. Según indica, en Noruega ya hay cerca de 40 grupos de reconstrucción histórica vikinga, con un número de participantes activos que oscila entre 2.000 y 4.000. A nivel internacional, hay diez veces más.

"Tenemos 400 vikingos en Gudvangen. En el mercado tenemos niños que aprenden los antiguos oficios y artesanías. Un niño de 15 años de edad se convierte en un herrero y una niña de 15 años aprende a trabajar con los textiles. Cuando las generaciones de más edad ven esto, piensan que es genial y se apuntan", explica Hansen, mientras se peina la barba con un peine vikingo auténtico que lleva atado a su cadera.

Además del peine, la capa y el resto de su ropa, nos muestra una espada de verdad. "Está hecha de miles de piezas de acero, moldeadas continuamente hasta hacerla muy resistente y extremadamente afilada", dice. De las 3.500 espadas vikingas que se han encontrado en Noruega, sólo unas 50 son de un solo filo como la suya. Para él, esto no tiene nada de impostado. Todo lo contrario.

"Cuando me pongo las ropas vikingas, no estoy tratando de ser alguien que no soy, sino subrayar quien ya soy", asegura. Y no es que ellos renieguen del mundo moderno. "Vemos películas y la televisión, y el heavy metal es la música de los vikingos modernos. Lo viejo y lo nuevo tienen que ir de la mano", dice Hansen, añadiendo: "Somos gente de una nueva era, que busca los valores de una era pasada".

“Cuando me pongo las ropas vikingas, no estoy tratando de ser alguien que no soy, sino subrayar quien ya soy”

Njardarheimr

El nombre de la aldea vikinga de Njardarheimr significa “hogar dedicado a Njord", el dios nórdico del comercio.

Está situada en Aurland, en la provincia de Sogn og Fjordane.

Abre al público de mayo a octubre.

Fue concebida como un lugar en el que preservar un patrimonio cultural que sigue vivo, y donde mostrar la era vikinga y la historia de los vikingos sin tener la sensación de estar en un museo.

Incluye más de 1.500 metros cuadrados de edificaciones, levantadas en base a experiencias de reconstrucción anteriores, y adaptadas a las necesidades del proyecto y a los materiales disponibles.

Los trabajos de forja, como bisagras y cerraduras, fueron realizados por un herrero con amplia experiencia en el gremio.

Descubre más en vikingvalley.no

Ad

Metal vikingo

"Mucha gente se acerca a la cultura vikinga a través de los aspectos militaristas o dibujos violentos y sagas reales de Snorre" dice Ivar Peersen, cofundador y guitarrista en la banda de metal vikingo Enslaved.

Desde que eran niños, tanto a Peersen como al otro fundador de la banda, Kjetil Grutle, les han fascinado la antigua cultura y mitología nórdicas. A principios de los años 1990 el grupo decidió fusionar la herencia vikinga con su oscuro sonido metal. Profundizando en este material, encontraron mucho más de lo que esperaban.

"En algún momento te das cuenta de que hay mucho más que mitología e historia. Se trata de una filosofía como otra cualquiera", asegura Peersen. "Empiezas a descubrir los matices y a apreciar cosas más... sutiles. Las cosas hermosas."

Es una filosofía expresada a través de las costas, los bosques y los árboles; destellos de belleza se aprecian, sobre todo, en la relación de los Vikingos con la naturaleza. "Si quieres explorar la identidad vikinga, hay dos lugares donde hacerlo: Islandia y la costa oeste de Noruega. Aquí experimentarás la naturaleza y verás el simbolismo que representa toda la base de su cultura", dice Peersen.

"En algún momento te das cuenta de que hay mucho más que mitología e historia. Se trata de una filosofía como otra cualquiera"

Ivar Peersen, Enslaved
Ivar Peersen, Enslaved.
Photo: Kyrre Lien

Valores auténticos

¿Pero a qué valores se refieren? Peersen usa un ejemplo poco común: el Ragnarok, el mitológico "fin de los dioses", y también el fin del mundo. "Tiene mucho que ver con la experiencia de ser humano y con tener que dejar ir ciertas cosas, verlas desaparecer y morir, y luego nacer de nuevo, como base de algo completamente nuevo". Así es como los vikingos ven su propia existencia, y la vida misma.

"En la sociedad moderna, todo tiene una finalidad. Empiezas algo, mantienes el rumbo, y cuando se acaba, se ve como un fracaso. Mientras que en la antigua mentalidad nórdica, la caída y el Ragnarok tienen un sentido completamente distinto. No es el final", destaca Peersen. Con esto no quiere decir que haya que creer en la reencarnación, sino simplemente es una forma de pensar. "Tiene que ver con la forma de afrontar ciertas cosas, como la muerte. Si piensas demasiado en ella, vas a malgastar una gran cantidad de vida. Con esta mentalidad tu atención se desplazará hacia el presente.

Ofertas y actividades "vikingas"

No esperes a llegar aquí para decidir qué te gustaría hacer. Usa los filtros y consulta las ofertas.

×
Your Recently Viewed Pages

Volver arriba

Ad
Ad
Ad