Dynamic Variation:
Book
Choose Language
Search & Book
Search
or search all of Norway
Flydalsjuvet Flydalsjuvet
Credits
Flydalsjuvet.
Photo: Kimm Saatvedt
Campaign
Partner
Ad

Descubre cómo los amantes de los coches clásicos testean las exóticas carreteras de montaña noruegas

Cómo explorar estimulantes tramos de montaña con tu propio vehículo

A unos 700 metros sobre el Geirangerfjord, hay un grupo inusual que está junto a la carretera. Están riendo y abrazándose. Hace mucho tiempo que no se ven. Van vestidos con monos clásicos de mecánico, al estilo de James Bond de los años 60, y llevan otros atuendos que encajan con el estilo y el encanto de sus quince coches deportivos clásicos.

Una vez al año en mayo, estos inusuales turistas se juntan para conducir por las montañas noruegas.Viven en diferentes ciudades y a veces en diferentes países, pero tienen una cosa en común: pasión por los coches deportivos clásicos y todas las cosas buenas que vienen con ellos. Las máquinas no tienen que ser caras o, pero deberían ser algún tipo de cohetes retro.

Djupvasshytta, Geiranger
Credits
Djupvasshytta, Geiranger.
Photo: Kimm Saatvedt

Cierra las puertas y abre las ventanas

Credits
Djupvasshytta, Geiranger.
Photo: Kimm Saatvedt

La idea de un viaje por carretera de montaña quedó materializado cuando los noruegos Bjarne Reistad y Johnny Strand organizaron un primer tour para Alfisti (Alfa Romeo aficionados) alrededor del Geirangerfjord. Les inspiró a crear una nueva tradición consistente en invitar propietarios de vehículos clásicos sin tener en cuenta las marcas, con la única condición de que las máquinas deberían ser material de Grand Touring.

“‘Grand Touring’ es un tipo de vehículo de la edad de oro de los coches deportivos. Fueron construidos para el transporte diario y la conducción durante trayectos largos”, explica Reistad, que es también una de las personas detrás de la organización del Classic Car Show, que tiene lugar cada otoño en su ciudad natal de Trondheim.

“Noruega resulta ser el único país europeo con una mezcla espectacular de profundos fiordos y empinadas montañas. Los puertos de montaña noruegos son parecidos a los de Europa Central, aunque son más cortos y no siempre tan elevados. Finales de mayo y principios de junio es buena época para conducir, ya que todavía queda nieve en las montañas.”

Desde 2009 numerosos apasionados se han unido. El diseñador industrial basado en Oslo Robert Myrene, ha sido un participante frecuente desde el inicio de este fin de semana de Conductores Caballeros.

¿Cuál es el propósito de este viaje?
“La fragancia de las flores filtrándose a través de las puertas que gotean, mientras se conduce bajando por la montaña hacia un fiordo de hielo azul, preguntándonos si los frenos aguantarán el test, no tiene precio”, asegura Myrene. “Los apasionados de los coches clásicos conocen la importancia del hecho que los frenos no deberían sobrecalentarse y que la temperatura media de un motor en funcionamiento debería permanecer siempre alrededor de los 100°C. No hay apenas ninguna forma de permanecer fresco que en estos entornos, ya que aquí las temperaturas en mayo y a través de la temporada de verano en estas zonas de montaña no son muy altas.”

Breidalsvatnet
Credits
Breidalsvatnet.
Photo: Kimm Saatvedt

Tres días, diez amigos

Credits
Breidalsvatnet.
Photo: Kimm Saatvedt

¿Qué equipo se requiere para este tipo de viaje?
“En primer lugar: zapatos estrechos para conducir, un mapa de carreteras de la época en que el coche era nuevo, y unos prismáticos. A algunos les gusta llevar guantes, pero yo personalmente prefiero sentir el volante, por lo que puedo pasar sin ellos.”

¿Algunas piezas de recambio?
"Una correa del alternador adicional, cinta aislante, un poco de alambre de acero, y el aceite de motor Castrol Classic suficiente sobre una lata de aceite hecha de abeto."

¿Sin herramientas para hacer retoques?
"Bueno, la cantidad de cosas que van mal es, en general, inversamente proporcional a la cantidad de herramientas que hayas puesto en la caja de herramientas de época en el maletero. Una gran cantidad de herramientas conlleva pocos problemas, y al revés ".

¿Tiene mucho éxito esta combinación de coches deportivos clásicos con naturaleza deportiva?
“Algunos de los coches tienen una configuración con chasis, motor y marchas, que se adecúa muy bien a este tipo de terreno. Los entornos naturales a menudo son vírgenes y uno tiene la sensación de ser transportado a la época en que el coche fue transportado.

Porsche 911
Credits
Porsche 911.
Photo: Manufacturer (Porsche 911)

Credits
Porsche 911.
Photo: Manufacturer (Porsche 911)

¿Cómo describiríais las carreteras?
“Un viaje por Valdresflya sobre asfalto seco, con una luz del sol brillante y bancos de nieve de cuatro metros, es una experiencia sobrenatural. Pero conducir a través de las nubes desde Geiranger a Djupvasshytta es igual de mágico”, explica Myrene. “Hay que tener en cuenta que la Noruega moderna ahora implica generalmente condiciones perfectas y espléndidas de las carreteras, y distancias que se han reducido de forma espectacular gracias a los extensivos programas de construcción de túneles. Afortunadamente, uno puede pasar todavía por las rutas clásicas con sus carreteras llenas de virajes. La prueba de un encaje perfecto: en la misma tortuosa carretera de montaña de Trollstigen un ronroneo como de un gato se puede escuchar desde el compartimiento del motor.”

¿De qué habláis en el coche?
“Mientras conducimos un Citroën SM de principios de los 1970s con el sonido del fino y poderoso motor V6 Maserati, no necesitamos hablar, pero es legal tener una conversación sobre las excelencias del vehículo intactas 45 años después de que esta fuera construido. También sucedió que hablamos sobre el diseño del Lamborghini Espada observado desde el espejo retrovisor, la columna C barrida hacia atrás del Dino que pasa volando, o la calidad de la panacotta que comimos en Utsikten in Geiranger. Y entonces – comentamos el hermoso sentimiento de conducir por carreteras totalmente limpias después de semanas de lluvias primaverales tempranas. Lo creas o no, en nuestros viajes siempre luce el sol.”

¿Cómo afecta un viaje de este tipo a la amistad y al amor?
“La cabina de un coche clásico junta a la gente, y la calidad del tiempo que se pasa juntos hace fácil ponerse de acuerdo en que merece la pena gastar dinero en esto y esto motiva a hacer planes para el próximo año.”

¿Dónde se debería parar a comer junto a la carretera?
“La famosa panadería en Lom es una visita obligada, al igual que un doble espresso en Herangtunet en Valdres. El famoso bufé de pasteles el Hjelle Hotel, la comida perfectamente equilibrada de Fossheim en Lom, rømmegrøt (crema amarga de avena) son todas ellas paradas inevitables. Y hay diferentes tipos de delicioso queso de cabra producido por los granjeros locales, para poder probar a lo largo del trayecto. And there is different kind of delicious goat cheese to taste from local producers along the road”, explains Myrene. “Ser un buen conductor también consiste en saber aparcar. Relajarse en un entorno lujoso es una parte natural de un fin de semana largo un poco frenético. En los últimos años las numerosas carreteras de montaña de Noruega tienen algunos añadidos modernos a sus tradicionales áreas de descanso. Las palabras clave son una gran arquitectura, comida y servicios.”

 

Geiranger
Credits
Geiranger.
Photo: Kimm Saatvedt

Por favor aparca aquí

Credits
Geiranger.
Photo: Kimm Saatvedt

¿Dónde recomiendas alojarse?
“Hay numerosos hoteles construidos con madera de abeto, como el Hotel Unión en Geiranger, Alexandra en Loen, Solstrand en Osøyro, Kviknes Hotel en Balestrand, todos con grandiosos bufets y orquestras especialmente contratadas para la ocasión. Hay otras opciones de perfil más bajo, pero también muy cómodas como el Walaker Hotel, Union Øye, Juvet Hotel o Storfjord Hotel. Si completas todo el recorrido hasta la ciudad costera de Ålesund encontrarás el Brosundet Hotel, y si estás allí un jueves disfrutarás de un bufé de tapas de otro mundo hasta la medianoche en el restaurante Invit, 50 metros más abajo siguiendo por la misma carretera.”

¿Cómo pasáis las noches después de cenar? 
“Lo que pasa en Geiranger, se queda en Geiranger”.

Trollstigen
Credits
Trollstigen.
Photo: Kimm Saatvedt

Trollstigen, la escalera del Troll

Credits
Trollstigen.
Photo: Kimm Saatvedt
1.841 metros de altitud y 2.341 centímetros cúbicos

Algunas de las más altas montañas de Noruega:

  1. 1841 metros sobre el nivel del mar (msnm): La carretera a Juvasshytta (condado de Oppland): La carretera fue abierta ya en 1936. Juvasshytta es, junto con Spiterstulen, el punto de partida natural para la montaña de Galdhøpiggen, dónde el esquí de verano está entre las actividades. 
  2. 1666 msnm: la carretera a Tronfjellet (en Hedmark). La ruta fue construida en los años sesenta a causa de la instalación de un repetidor de TV y radio.
  3. 1615 msnm: la carretera a Blåhø (en el condado de Oppland). El final de la carretera ofrece una vista panorámica de algunas montañas principales como Jotunheimen, Reinheimen, Rondane y Dovre.
  4. 1543 msnm: la carretera a Hummelfjell (Hedmark). Está cerrado a medio camino en la línea de árboles.
  5. 1476 msnm: la carretera a Dalsnibba (condado de Møre & Romsdal). La carretera fue abierta en 1939, con todavía una vista especial del famoso destino turístico de Geiranger.
Sólo quedan 1470 kilómetros

Tres de los coches clásicos que participan en esta aventura son:

1965 Maserati 3500 Sebring: El rugido retro del motor proviene de una era en la que la industria italiana alcanzó su clímax. El motor V8 está pensado para los viajes transalpinos y el aire de montaña. El nombre de Sebring procede de 195, cuando los legendarios pilotos de carreras Juan Manuel Fangio y Jean Behra ganaron las 12 horas al mando de un Maserati. Traer este clásico al techo de Noruega es equivalente a llevar una máquina de escribir clásica Olivetti Lettera 22 portable a un retiro de montaña para producir poesía.

1969 Porsche 911: Otro participante es el propietario orgulloso de un Porsche de color pálido anterior a la era del plástico. La legendaria máquina plana con 6 pistones de 2.341 cc puede ser indestructible, pero uno tiene que saber cómo manejar este vehículo con ruedas traseras bastante ligeras: En la facilidad de conducción a veces caprichosa reside toda la diversión.

1965 Iso Grifo: Este no es un mal diseño para un fabricante que empezó con la producción de refrigeradores. El famoso diseñador de coches italiano Bertone ayudó a crear la forma. El testeado motor americano Ford V8-engine lo empuja sin gran esfuerza por las montañas noruegas.

Balestrand
Credits
Balestrand.
Photo: Kimm Saatvedt

Trae tu propio vehículo

Credits
Balestrand.
Photo: Kimm Saatvedt
Tu turno para coger el volante

Trae tu propio vehículo – ya sea uno clásico o uno moderno – para saborear el paisaje montañoso de Noruega a tu propio ritmo. Todo se basa en dejar que tu vehículo brille. Las premiadas Rutas Turísticas Nacionales pueden ser un buen punto de partida cuando planifiques el viaje de tu vida con tus amigos. 

Con un uso creativo de la arquitectura y el arte, las rutas turísticas acercan a los visitantes a las espectaculares vistas y experiencias que la naturaleza noruega ofrece. Además, hay numerosas carreteras alternativas con hoteles tradicionales y modernos a lo largo de la carretera.  Lee más acerca de conducir en Noruega.

Los lugares donde ellos se alojaron

Restaurantes donde ellos comieron

Para saber más

Your Recently Viewed Pages
Ad
Ad
Ad