Skip to main content

Circuito: los valles del este de Noruega

Las muchas aristas de los valles del este de Noruega hacen que unas vacaciones aquí nunca sean aburridas. Organiza ya una estancia llena de planes con los consejos de nuestros expertos.

Auténticos brotes verdes para tu bolsillo

Ove Gjesdal dejó los renombrados fiordos en los que pasó su infancia para trasladarse al interior, a las misteriosas tierras del este de Noruega. Gjesdal, nacido en Bergen y que hoy es director de Turismo en Lillehammer y el valle de Gudbrandsdalen, explica: “Enseguida me entusiasmaron las actividades tan poco conocidas que encontré aquí. Hay planes interesantes todo el año. Me he aficionado al ciclismo y al esquí, entre otros deportes, y me he enganchado también a los festivales culturales y a otros eventos por los que la región es conocida”.

Toma el volante y descúbrelo por ti mismo: muchos de los valles del este de Noruega parecen deliciosamente infinitos cuando conduces por ellos y vas haciendo paradas, ya sean espontáneas o planificadas, para disfrutar de los reclamos y las vistas que encuentras. Este paisaje siempre cambiante alterna, sin ningún preaviso, suaves colinas y accidentadas formas.

Las ventajas para el turista son un clima bastante predecible y grandes cambios de estación a estación. Descubre cómo puedes visitar muchos de estos valles durante tus días aquí.

Día 1: Oslo–Lillehammer

Duración estimada del viaje en coche: 2 horas y 15 minutos.
Distancia: 183 kilómetros.

La ciudad olímpica de Lillehammer está situada en el punto más al sur del valle de Gudbrandsdalen. Las típicas casas de madera en Storgata, la calle principal, albergan tiendas especializadas, restaurantes y otros reclamos culturales.

Visita el Museo de Arte de Lillehammer y, a continuación, el dedicado al folklore en Maihaugen, un auténtico museo al aire libre. Y termina tu visita en las instalaciones para saltos de esquí en Lysgårdsbakken, con las vistas sobre Lillehammer como colofón. Disfruta de un sueño reparador en Lillehammer.

Día 2: Lillehammer–Hafjell–Hunderfossen

En coche de Lillehammer a Hafjell: 20 minutos
Distancia: 16 kilómetros

En coche de Hafjell a Hunderfossen: 7 minutos
Distancia: 4 kilómetros

Sal de Lillehammer en dirección norte hacia Hafjell, uno de los mayores destinos de esquí de toda Noruega. En verano, la zona está considerada como uno de los parques ciclistas mejor acondicionados del país.

Al otro lado del valle, la gran atracción es el bobsleigh sobre ruedas. Allí encontrarás también el parque de atracciones Hunderfossen (Hunderfossen Eventyrpark), un parque temático sacado de un cuento de hadas en el que encontrarás opciones de alojamiento para toda la familia.

Día 3: Hunderfossen–Ringebu–Muen

En coche de Hunderfossen a Ringebu: 40 minutos
Distancia: 43 kilómetros

En coche de Ringebu a Muen: 30 minutos
Distancia: 30 kilómetros

Sigue tu camino hacia el norte a través del valle de Gudbrandsdalen. Antes de dejar la carretera E6 y dirigirte hacia Venabygdsfjellet te aconsejamos hacer una parada para ver la iglesia medieval de madera en Ringebu. Explora la montaña a pie o a caballo.

La montaña de Muen es un buen lugar para una vista panorámica del Parque Nacional de Rondane. Puedes pasar la noche en alguno de los hoteles o campings en Ringebu y alrededores.

Día 4: Ringebu–Gålå–Elgtårnet

En coche de Ringebu a Gålå: 30 minutos
Distancia: 30 kilómetros

En coche de Gålå a Elgtårnet: 50 minutos
Distancia: 40 kilómetros

Desde Gålå, cruza el valle en forma de U de Gudbrandsdalen. Gålå es famosa por su representación al aire libre de la obra Peer Gynt, además de ser un buen punto de partida para conducir a través de la montañosa carretera de Peer Gynt, pasando por Fefor y hasta llegar al valle de Espedalen.

La cabaña en forma de torre de Elgtårnet es un buen lugar para admirar alces desde un punto elevado. Más al sur, las famosas grutas naturales de Helvete están entre las más grandes de Europa.

Día 5: Elgtårnet/Espedalen–Fagernes

Duración estimada del viaje en coche: 2 horas y 40 minutos
Distancia: 165 kilómetros

Resulta natural pensar en visitar Valdres como próxima parada. La cresta de Besseggen ha sido incluida entre las mejores rutas de senderismo del mundo por National Geographic; mientras que el de Bukkelægret es otro recorrido a 2.000 metros de altura. La aldea de montaña de Beitostølen se encuentra a los pies de la cordillera de Jotunheimen.

El predecible clima de Valdres y alrededores garantiza que habrá nieve en invierno, lo que lo convierte en un buen sitio para ir a esquiar. Aquí podrás degustar la famosa trucha parcialmente fermentada típica de la zona, plato al que se le rinde homenaje durante el festival Rakfisk en noviembre.

Puedes encontrar buenas opciones para alojarte en muchos lugares, como por ejemplo la ciudad de Fagernes.

Día 6: Fagernes–Nesbyen o Elverum

En coche de Fagernes a Nesbyen: 1 hora y 40 minutos
Distancia: 90 kilómetros

En coche de Fagernes a Elverum: 2 horas y 40 minutos
Distancia: 175 kilómetros

A medio camino entre Bergen y Oslo, Hallingdal ofrece numerosos planes. El valle cuenta con zonas bien acondicionadas para la práctica del esquí, ciclismo y senderismo. Las pequeñas localidades de Gol, Geilo, Ål, Nesbyen, y Hemsedal suponen excelentes puntos de partida y disponen de una variada oferta de alojamiento. Si quieres tener un contacto cercano con osos y otras criaturas típicas de esta zona de Noruega, visita el Parque Natural de Langedrag y el Parque de osos de Flå.

Ruta alternativa: hacia Elverum, en Østerdal.
El río más largo de Noruega, el Glomma, da forma al valle de Østerdal Al sur de la localidad de Glåmdalen, el valle, con su característico paisaje, cambia de nombre y se convierte en el valle de Glåmdal. Ambos valles ofrecen numerosos planes tanto en la montaña, como a orillas del río o incluso en el agua. Puedes pasar la noche en Elverum.

Día 7: Nesbyen–Nore (Numedal)

Duración estimada del viaje en coche: 1 hora
Distancia: 65 kilómetros

Entre los amplios y frondosos valles del este de Noruega, Numedal es el que se encuentra más al sur. Aquí puedes visitar típicas iglesias medievales de madera que son importantes recordatorios de un glorioso pasado. Las tradiciones de Numedal como ruta mercantil durante la Edad Media son celebradas cada año en verano en la Middelalderuka (la semana medieval).

El Parque Nacional de Hardangervidda es perfecto para esquiar y hacer senderismo, y todo el valle de Numedal está especializado en proveer alojamiento en tradicionales cabañas de madera, así como otras alternativas igualmente cómodas.

Día 8: Nore–Rjukan

Duración estimada del viaje en coche: 1 hora y 50 minutos
Distancia: 110 kilómetros

Partiendo de Numedal, la carretera hacia la pequeña localidad de Rjukan, en Telemark, refleja el discreto encanto de las zonas rurales en Noruega. Rjukan está situada en la parte más profunda de un valle extrañamente angosto, tan estrecho que ha obligado a colocar un espejo en lo alto de la montaña para que los rayos de sol lleguen a la ciudad en invierno.

No muy lejos de aquí se encuentra el Parque Nacional de Hardangervidda, con grandes opciones para el senderismo y el esquí, en función de la estación del año. Desde la montaña de Gaustatoppen, a unos 1.883 metros de altitud, se puede observar hasta una sexta parte de Noruega en días despejados.

Organiza tu viaje

Aprovecha estas increíbles ofertas

Echa un vistazo a algunas empresas que te ayudarán a sacar el máximo partido de tu viaje.

Descubre más sobre...