Dynamic Variation:
Book
Choose Language
Search & Book
Search
or search all of Norway
Kjerkfjorden, Lofoten Kjerkfjorden, Lofoten
Credits
Kjerkfjorden, Lofoten.
Photo: Tomasz Furmanek/Visitnorway.com
Campaign
Partner
Ad

Kayak bajo el sol de medianoche

Remar en las aguas tranquilas del norte a medianoche es probablemente lo más cerca que nunca estarás a bañarte en oro.

Texto original en inglés: Julie Nordby Egeland

Todo está tranquilo. Muy tranquilo. Estamos en plena noche y estamos remando en la costa de Helgeland. A medida que nuestros kayaks se deslizan por el fiordo, vemos Svartisen, el segundo mayor glaciar en Noruega, abriéndose paso en el paisaje ante nosotros. Bajo de esas miles de toneladas de hielo, remamos a través de laberintos del escarpado archipiélago, para echar un vistazo más de cerca.

Cuando el sol de medianoche se asoma, se refleja en el agua cristalina - tramos de luz dorada y cálida a través de la superficie. "Realmente remas directamente hacia el sol", dice Anne Maria Leune, una instructora de kayak. "Es como bañarse en oro".

Svartisen
Credits
Svartisen.
Photo: Avani/Visitnorway.com

Credits
Svartisen.
Photo: Avani/Visitnorway.com

La necesidad del silencio

La forma en que un kayak corta silenciosamente en el agua delante de ti, fluyendo suavemente hacia delante al ritmo de tus movimientos, es realmente muy hipnotizador. Eso, por supuesto, también es aplicable a remar en los lagos y ríos. Pero la experiencia que realmente te quedará grabada es cuando lo pruebes en las aguas del océano norte bajo la luz del sol de medianoche.

Uno pensaría que el fuerte oleaje o el miedo de caer al mar te podrían distraer. Pero por la noche las aguas aquí, al norte del Círculo Polar Ártico, son increíblemente tranquilas. Las únicas olas que notarás son las que creas tú mismo al remar. "Como remas en medio de la noche, hay muy pocos barcos o ruidos molestos oídos desde tierra firme. Es una sensación de total serenidad", dice Leune.

El experimentado instructor en Rocks & Rivers cree firmemente que practicar kayak a medianoche tiene un efecto terapéutico.

"Creo que en el mundo moderno, donde hay ruidos y zumbidos donde quiera que vayas, y donde todo el mundo lleva auriculares en sus oídos para escuchar música aunque solo vayan a la tienda, existe la necesidad de disfrutar de un silencio más profundo. Nosotros los del norte cultivamos esta quietud, como lo hemos hecho durante generaciones en el mar", explica Leune.“

Con el mar en sus venas

Las huellas de esas generaciones son visibles desde el kayak. Verás antiguos pueblos pesqueros en la costa – refugios de madera característicos pintados en colores brillantes. Durante cientos de años se exportó bacalao salado y desecado de estas tierras al continente europeo a través de la oficina hanseática en Bergen, a cambio de cereales y otros productos. A día de hoy, la exportación de pescado es vital para la economía de la zona. Cada año Noruega exporta pescado por un valor de billones de euros, al continente europeo y más allá.

Por esta razón, saber cómo hacer frente al mar – y vivir de él – ha sido siempre algo crucial para los norteños. "En los años 1950, había un muchacho que vivía en la isla de Bolvær que solía remar una milla cada día a través de la costa escarpada, solo para llegar a la escuela y regresar", asegura Bjørn Erik Jansen, un guía de kayak en Brønnøysund. "Usar tus propias manos para abrirte camino a través del mar – lo llevamos en las venas. Eso ha llevado no solo a obtener riquezas, sino a un estilo de vida del que aún nos nutrimos".

Con Jansen y Northern Norway Adventures, puedes experimentar la ruta que hacía cada día ese joven con el kayak. "Pero con paz y tranquilidad. No con el estrés y las prisas que el joven debía de tener", asegura.

Kayaking, Northern Norway
Credits
Kayaking, Northern Norway.
Photo: Nordnorsk Opplevelse

Credits
Kayaking, Northern Norway.
Photo: Nordnorsk Opplevelse

Cerca de la naturaleza

Cuando remas a través de la luz del sol de medianoche, pronto aprendes que un pequeño kayak se convierte en algo grande. Aunque mientras el agua puede ser plana, los alrededores ciertamente no lo son. En la mayor parte de las visitas guiadas va s flotar a través de un terreno diverso y montañoso.

Una de las rutas, ubicada en Engavågen (a unas dos horas de la población de Bodø), te permite explorar las numerosas maravillas que rodean las puntiagudas islas de Meløy. "Empiezas desde una bahía tranquila para que primero te sientas cómodo dentro del kayak. Luego pasas a la deriva junto a islotes, escollos y cimas de montaña de hasta 600 metros, todos empapados en la luz especial del sol de medianoche", asegura Anne Maria Leune.

"Estar en el kayak te permite ver los tesoros escondidos del norte, que realmente no se pueden contemplar desde ningún otro lugar. El kayak es una manera para nosotros los norteños de llegar lo más cerca posible a nuestra naturaleza, y nos gustaría que nuestros visitantes también tuvieran esa experiencia”.

Si eso no es suficiente, mucho de estas excursiones te emplazan a crear tu propia excursión – haciendo la excursión en kayak a un campamento. Aquí puedes pescar, meditar libremente o ir a la caza de la foto perfecta del sol de medianoche. Dormir es por supuesto opcional.

Kayaking, Northern Norway
Credits
Kayaking, Northern Norway.
Photo: Rocks & Rivers

Credits
Kayaking, Northern Norway.
Photo: Rocks & Rivers

Marsopas curiosas

No tengas miedo de sentirte solo en el mar, aunque sea pasada la medianoche. Una o dos personas que están muy despiertas probablemente te acompañen. "Las marsopas aquí son muy curiosas y a menudo tienen ganas de visitar a los palistas", dice Leune mientras ríe. Las pequeñas desdentadas ballenas parecen delfines, excepto por los picos más cortos.

Si estás más interesado en criaturas voladoras, la ruta a Engavågen pasa junto un nido de águila. "Realmente pasas remando por debajo del nido. Está muy bien", Leune asegura.

El veterano norteño no tiene ninguna duda que remar es una de las mejores formas de experimentar el brillo del sol de medianoche. "En el kayak aprecias el sol de medianoche de una forma completa y diferente". Estar en el kayak te permite ver los tesoros escondidos del norte, que realmente no se pueden contemplar desde ningún otro lugar".

¡Calla, que no puede ser!

Los tres mejores lugares para hacer kayak bajo el sol de medianoche:

Engavågen - ofrece un remo tranquilo bajo el glaciar "Svartisen" y a través de las islas escarpadas de Meløy.

Tromsø Villmarkssenter - ofrece un lugar de acampada para kayakistas y excursiones nocturnas por la costa de Kvaløya (la isla de las ballenas).

Svaldbard - ofrece la opción de desembarcar en la playa y unas preciosas vistas con elevadas montañas en la cara este del "Adventfjorden".

Historias que inspiran sobre el Norte de Noruega 

Piragüismo y kayak en el Norte de Noruega

×

Para saber más

Your Recently Viewed Pages
Ad
Ad
Ad