Dynamic Variation:
Book
Choose Language
Search & Book
Search
or search all of Norway
Nærøyfjorden Nærøyfjorden Nærøyfjorden
Nærøyfjorden Nærøyfjorden
Credits
Nærøyfjorden.
Photo: Katrin Moe
Campaign
Partner

Tras los pasos de sus tatarabuelos

Durante los últimos 30 años, Nærøyfjord y Undredal vieron como la región se llenaba de carreteras y cada vez más turistas. Dejando de lado esto, la vida aquí transcurre de la misma forma en que siempre lo ha hecho. 

Texto original en inglés: Mikael Lunde. Vídeo: Kyrre Lien

“Hei fara! Falturil-tural-tura!”

En una sala de exposiciones para el queso de cabra local, Leif Inge Underdal audazmente lee un verso de "Kråkevisa" – la canción del cuervo – pisando fuerte con determinación con ritmo. "Consigo que la gente se ponga a cantar en esta última frase. Todo el mundo lo puede seguir, ya sea que vienen de Corea o de algún otro lugar", asegura.

Estamos en Undredal. Traducible como "el valle de la maravilla", el diminuto pueblo se encuentra en el corazón del paisaje noruego que parece  salido de un cuento de adas, cerca de la boca del Nærøyfjord. En el café del muelle, Underdal oferece a los viajeros una muestra de la cultura local. Y sí: su nombre es una variación del nombre de la localidad.

Nærøyfjorden
Credits
Nærøyfjorden.
Photo: Kyrre Lien

Credits
Nærøyfjorden.
Photo: Kyrre Lien

Viviendo de la tierra

El repentino cantar es un rompehielos tan eficaz como los barcos que mantienen las estrechas vías marina abiertas en invierno. Sin embargo, la elección de “Kråkevisa” no es casual.  La moraleja de esta melodía popular tradicional es que uno debería utilizar y aprovechar todo lo que pueda, e intentar no tirar nada – una lección que en este valle aislado a ha sido importante a lo largo de la historia. "Intento de proporcionar una comprensión de como es posible vivir de la tierra a la orilla del fiordo. 

Cada recurso asociado con la granja tiene que ser aprovechado para sostener la agricultura, explica Underdal, quien también dirige la tienda de comestibles del pueblo. "Pero los que vienen y escuchan no solo deberían aprender algo, deberían pasarlo bien y disfrutar de si mismos", asegura de forma entusiasta. “Por eso, ofreceré un poco de entretenimiento”

Nærøyfjorden
Erna, la lechera de Undredal
Kyrre Lien
Nærøyfjorden
Los populares quesos de Erna están hechos de leche de cabra…
Kyrre Lien
Nærøyfjorden
Las cabras pueden pasturar libremente en Undredal
Kyrre Lien
Nærøyfjorden
Queso producido en Undredal
Kyrre Lien

Un queso irrepetible

A un par de la todavía nueva carretera de Undredal, hay un grupo de pequeñas granjas que producen queso y carne de cabra.   Al mediodía, uno de ellos tiene una nota post-it clavada en la puerta de entrada: "La lechera hace una pausa hasta las 14.00".

Frotándose el sueño de los ojos, Erna Underdal Skarsbø todavía ofrece café y una tarta de queso de cabra recién hecha.    Eso es lo que se hace en estos lares, cuando un desconocido llama a la puerta. El queso no se hace generalmente en la habitación contigua, sin embargo. "Se hizo esta mañana", dice Erna, que se levanta a las 4 de la mañana cada día para ordeñar a los animales.

Una parte de su queso la vende en la tienda de Leif Inge en Undredal. Pero ahora que hay una carretera, ella ha visto llegar a visitantes en coche desde Países Bajos, Alemania, Rusia y Europa del este, que pararon porque vieron el cartel "Queso de cabra a la venta" desde la carretera.   "Vamos a comunicarnos usando el lenguage de signos y algunas palabras en un inglés roto", dice Erna, cuya granja ha pertenecido a su familia durante cuatro generaciones. 

Uno de los productos más característicos de Noruega es el queso de suero marrón hecho a base de leche de cabra.  "El suero de leche se hierbe durante 7-8 horas, hasta que los azúcares naturales de la leche se camarelizan", explica Underdal en el café, al tiempo que muestra cuatro quesos diferentes de la pequeña fábrica que hay en el valle.

Este queso se sirve con pan sin levadura, crema agria, salchica de cabra local, y tres tipos de mermelada hecha con frutas del bosque - arándanos, frambuesas y por supuesto, el producto favorito local, las moras de los pantanos.  La calabaza grosella y el jugo de manzana recién hecho también forman parte de la mesa tradicional.

Todo se produce localmente, todo está lleno de sabor: "Las cabras tienen libertad para escalar por la ladera de la montaña y así encontrar la mejor comida.  Y como comen las mejores materias primas, se obtiene la mejor leche posible", dice el tendero.

Serenidad y soledad

Es desde el fiordo que obtendrás a mejor vista de las granjas tradicionales en las laderas, que se aferran, de forma que parece imposible, a las pronunciadas pendientes.  La famosa "Stingen" – la escalera – es un buen ejemplo: una granja solitaria varios centenares de metros por encima de las aguas turquesas del fiordo más abajo. Cuando en los viejos tiempos el cobrador de impuestos venía a recoger el dinero, solían recoger la escalera para que no pudiera llegar hasta allí. O así continua la historia, asegura Per. A. Hove, capitán del barco MF “Fanaraaken” que realiza la ruta entre Flåm y Gudvangen.

A lo largo del Nærøyfjord puedes todavía ver tres antiguas aldeas comprimidas entre el fiordo y las montañas, donde la gente han vivido y se han ganado la vida desde tiempos immemoriables.  La mayor de estas tenía quizás 40 residentes hace unas pocas generaciones, pero ahora ya no queda casi ninguno. "Una sola persona pasa el invierno en esta aldea", dice Hove, señalando a un pequeño asentamiento lleno de encanto, mientras el ferry se desliza por las aguas del fiordo dejándolo atrás.

Hove hizo esta ruta de nevegación por primera vez en 1962. Medio siglo después, no se aburre. "Hay quien dice que esto se lleva en la sangre. Creo que hay algo de cierto en eso", dice sobre trabajar en el mar. "Siempre hay nuevos retos, no hay dos días iguales. Y, por supuesto, el fiordo adquiere un tono muy especial los días soleados.  En el último tramo del trayecto a Gudvangen, los paisajes te seguirán hipnotizando".

De la misma forma, para Erna, hay muchas cosas que no cambiarán nunca.  "Lo que ha cambiado durante los últimos 30 años es que ahora tenemos carreteras, tengo un coche, y hay más turistas.  Por lo demás, es lo mismo. Seguimos lo que pasa en el resto del mundo a nuestra manera, pero aquí todo es muy tranquilo y se está muy bien. Todo encaja aquí", asegura la lechera, "Es mi paraíso".

Nærøyfjorden
Credits
Nærøyfjorden.
Photo: Kyrre Lien

Credits
Nærøyfjorden.
Photo: Kyrre Lien
Nærøyfjorden
Credits
Nærøyfjorden.
Photo: Kyrre Lien

Credits
Nærøyfjorden.
Photo: Kyrre Lien

Descubre más

Touroperadores y proveedores de viajes

Elige tu actividad

Encuentra inspiración en los majestuosos paisajes del Sognefjord

Esta zona también ofrece...

No hace falta esperar a que llegues para averiguar qué te gustaría hacer

×

Para saber más