Skip to main content

EL SUR DE NORUEGA

Un verano paradisíaco

Desliza hacia abajo para saber más sobre el Sur de Noruega, o ve a Organiza tu viaje

No es ningún secreto: el Sur de Noruega es un auténtico paraíso en verano.

Un mar radiante. Un inmenso cielo de color azul. Unas rocas perfectas para relajarse y tomar el sol.

A nadie le extraña que a esta zona se la conozca como “el alegre sur”.

Pasea por las callejuelas de pequeños pueblos con encanto. Sus casas de madera pintadas de blanco lucen como perlas a lo largo de toda la costa.

Tvedestrand es un excelente punto de partida para seguir explorando las preciosas localidades de Arendal, Grimstad, Lillesand y Mandal.

Y deja algo de tiempo para descubrir la artesanía típica en Risør. Un montón de tiendas superexclusivas, como Embla Design o Galleri Villvin, hacen que ésta sea una parada obligada para los apasionados de las joyas y otros accesorios hechos a mano.

La principal ciudad y puerto de la región es Kristiansand, una de los destinos más populares de Noruega durante el verano.

A ello ayudan su fantástica playa urbana, su animada escena cultural y sus festivales musicales, como Palmesus, que atrae cada año a 60.000 personas.

Con estas cualidades, uno entiende por qué los noruegos sueñan con tener una casa de verano en el Sur de Noruega.

Seguro que es algo con lo que tú también podrías soñar, ¿no es así? Por suerte, hay muchas casas para alquilar en las mil y una aldeas de pescadores que adornan las numerosas islas del archipiélago, entre ellas, Ny Hellesund.

O también el viejo puerto exterior de Lyngør, en el que no hay coches y que se extiende a lo largo de varias islas. Aquí puedes llegar en ferry o pedir un taxi… ¡y esperar a que un barco te recoja!

Muy probablemente no necesites usar este taxi acuático o lancha colectiva durante varios días, ya que lo fundamental aquí es relajarse y descansar. Comer. Jugar. Dormir.

Amanecer en un faro puede ser también una experiencia inolvidable. La preciosidad de la foto, en la punta sur de Noruega, Lindesnes, ha guiado a los barcos hacia puerto durante cientos de años.

Ahora es un lugar mágico para pasar la noche

… y observar de cerca la fuerzas de la naturaleza, fascinantes tanto en una tormenta de invierno, como en un caluroso día de verano.

Otra experiencia que no puedes perderte cerca de aquí es el menú de temporada fijo de Under, el primer restaurante submarino del norte de Europa.

A 5,5 metros bajo el mar, podrás disfrutar de las maravillas que este alberga a través de su gran ventanal (no, no es un acuario) y del plato.

¡Acuérdate de reservar con bastante antelación!

Las maravillas naturales de esta región incluyen además las cuevas de Brufjell (en la imagen), formadas durante la Edad de Hielo hace unos 20.000 años, cuando el nivel del mar era más elevado.

Y aquí puedes ver Flekkefjord, otra parada obligada, donde el arte urbano añade un sorprendente contraste a las típicas casas blancas de madera.

En Kristiansand, el proyecto de arte urbano Coolart ha hecho de la ciudad un gran museo al aire libre.

Y no te extrañes al ver pasar algún antiguo coche americano, sobre todo en Lista y Farsund. Estas zonas son como pequeños rincones estadounidenses en Noruega, y muchos vecinos conducen Cadillacs, Pontiacs o Buicks.

Desde la gran migración del siglo XIX, cuando más de 80.000 personas cambiaron el Sur de Noruega por los Estados Unidos, esta zona ha tenido un fuerte vínculo con la cultura de ese país. Y, cada año, esto se festeja en el Festival americano.

El Sur de Noruega es perfecto también para los amantes del surf.

Las playas de arena blanca de Lista son un ejemplo de los fantásticos arenales que hay por todo el litoral.

Otra opción es explorar el archipiélago haciendo surf de remo (SUP).

Para tener un recuerdo único y duradero de tus vacaciones, pasa la noche en alguna cabaña en lo alto de un árbol en los bosques de Gjerstad (en la imagen) o Fiddan.

Puede que hasta veas algún alce, el rey de la selva en Noruega. En Elgtun podrás hacerte una fotografía perfecta cerca de uno de estos animales.

El Parque zoológico de Kristiansand (Dyreparken) ofrece encuentros fascinantes tanto con fauna noruega como con los reyes de la sabana africana. También atracciones cargadas de adrenalina y áreas inspiradas en famosos cuentos infantiles.

Grandes y pequeños se lo pasarán fenomenal en el enorme parque acuático, pura diversión.

Diversión sobre el agua, ya sea haciendo rafting u otras divertidas actividades, es también lo que te garantiza el complejo TrollAktiv.

Si prefieres quedarte en tierra firme, un buen plan es montar en bicicleta (adaptada) sobre las vías del tren en Flekkefjord.

El recorrido te permite combinar naturaleza y aprendizaje acerca de esta red ferroviaria de 17 kilómetros de largo, ahora cerrada al tráfico.

Sea cual sea el plan que elijas para descubrir el Sur de Noruega, estamos seguros de que te dejará con una gran sonrisa en la cara.

¡No lo pienses más y prepara ya tu viaje!

Descubre más sobre...

Las mejores ofertas de nuestros socios

Reserva ya tu próxima aventura en Noruega.

Páginas visitadas recientemente