Skip to main content

No pretendemos impedir que te aventures fuera de pista, pero queremos que tengas cuidado. Con el esquí de travesía se está más expuesto a avalanchas que pueden suponer un riesgo vital. Te contamos todo lo que necesitas saber para un viaje seguro.

Las montañas de Noruega son ideales para vivir una aventura llena de adrenalina en un entorno impresionante. Sin embargo, es importante ser consciente de los posibles peligros que conlleva.

Cada año en las montañas noruegas, las avalanchas se cobran la vida de una media de cinco personas, en su mayoría esquiadores de travesía, de los que proporcionalmente un número muy elevado son viajeros extranjeros. Para que el viaje sea seguro, tu grupo y tú debéis estar bien preparados.

Antes de ir

Familiarízate con el código de la montaña, que ofrece buenas indicaciones para adentrarse en la naturaleza con seguridad. La primera regla es planificar el viaje e informar con antelación a los demás de la ruta que has elegido. Otra regla importante es la número 8: no te avergüences de dar la vuelta y regresar. Hay un total de nueve reglas que deben seguirse.

Antes de salir, comprueba la previsión meteorológica en Yr.no y el riesgo de avalancha en Varsom.no. Fuera de las pistas tú eres responsable de tu seguridad, así que asegúrate de que tu grupo y tú podéis hacer frente a las condiciones actuales.

Contrata a un guía de esquí local

La geografía noruega es algo compleja por sus patrones meteorológicos que cambian rápidamente, por lo que puede resultar más complicado comprender las condiciones de esquí. Si tienes poca o ninguna experiencia, deberías leer la guía definitiva de esquí de travesía para principiantes. Independientemente de tu nivel de experiencia, es conveniente que contrates a un guía de esquí local si no conoces bien la zona.

La Unión Internacional de Asociaciones de Guías de Montaña (UIAGM) pone a disposición más de 100 guías de montaña profesionales que se asegurarán de que encuentres la ruta perfecta adaptada a tu capacidad física, destrezas y objetivos.

Las aplicaciones que se mencionan en el vídeo siguiente, Varsom y Regobs, ahora están unidas en una única aplicación llamada Varsom.

Previsión de avalanchas

La plataforma de alerta de avalanchas Varsom.no publica una escala de peligro del 1 al 5 (según los estándares internacionales) todos los días durante el invierno. El número 1 implica que el riesgo es bajo, mientras que el 5 es el riesgo potencial más alto:

1 - Bajo, 2 - Moderado, 3 - Considerable, 4 - Alto, 5 – Muy alto

Prepárate para cancelar o posponer el viaje si las previsiones son desfavorables.

También debes leer el texto bajo la columna «Avalanche Problems» de cada advertencia, en la que encontrarás información más detallada en lugar de un simple número. Si, por ejemplo, el grado de alerta está al 2 (moderado), es poco probable que se produzcan avalanchas naturales muy grandes. No obstante, sigue existiendo la posibilidad de que se produzcan e incluso las avalanchas de tamaño medio podrían enterrarte bajo la nieve. Es por esto por lo que deberías evitar por completo aquellas zonas con riesgo. Puedes obtener más información sobre avalanchas a continuación.

Peligros

Cuando subas a una montaña nevada, no te acerques demasiado al borde. Pueden formarse grandes cornisas de nieve, es decir, bordes salientes de nieve en la cresta de la montaña. No siempre es fácil darse cuenta de que estás encima de una cornisa, así que es mejor mantenerse a una distancia prudencial del borde, ya que pueden desplomarse sin previo aviso.

Ten cuidado con las ventiscas. En estos casos es necesario utilizar un GPS o un reloj GPS para encontrar el camino de vuelta.

Avalanchas

Las avalanchas se producen en terrenos escarpados, normalmente a una inclinación de 30 grados o más. Por suerte, en Noruega hay muchas montañas con una pendiente inferior a 30 grados que se pueden escalar. Para conocer el ángulo de inclinación, utiliza el bastón de esquí, una brújula o descarga en Varsom un mapa de inclinación para usarlo sin conexión. Planifica una ruta que evite los terrenos escarpados. Hay muchos recorridos maravillosos que puedes hacer donde la probabilidad de avalanchas es inferior.

Si se produce una avalancha, puede descender tres veces la altura vertical desde la línea de fractura. Esto significa que podrías quedar atrapado en una avalancha incluso en terreno llano. Por lo tanto, es importante que observes bien los alrededores para evaluar si hay posibles zonas de avalancha. El mapa de Varsom muestra las distintas zonas; consúltalo en el teléfono si no estás seguro.

Rescate

Todos los miembros del grupo deben ser capaces de prestarse auxilio los unos a los otros en caso de emergencia. Practica las operaciones de rescate entre compañeros y lleva siempre contigo el siguiente equipo antiavalanchas cuando hagas esquí de travesía:

  • ARVA (aparato de rescate de víctimas de avalanchas)
  • sonda
  • pala

Te explicamos cómo encontrar a una persona atrapada en una avalancha:

Los primeros 15 minutos después de que alguien haya quedado atrapado son críticos. La probabilidad de encontrar a la persona con vida disminuye significativamente después de pasar 15 minutos bajo la nieve. Los demás miembros del grupo deben ponerse en contacto con el equipo de rescate, pero no detenerse a esperar. Estadísticamente, la mayor probabilidad de sobrevivir a una avalancha se da cuando los compañeros localizan y desentierran a la persona atrapada bajo la nieve, lo que se conoce como rescate entre compañeros. Por ello, es de suma importancia que todos los miembros de un grupo de esquí de travesía lleven, y sepan utilizar, el material antiavalanchas.

Por desgracia, a veces es demasiado tarde cuando llega el equipo de rescate.

Qué llevar

Llegar a las mejores pistas puede resultar exigente, por lo que es fundamental llevar lo menos posible (en una buena mochila) sin renunciar a nada que sea esencial (echa un vistazo a la lista de lo que hay que llevar). Antes de salir:

  • Haz pruebas y familiarízate con el material de emergencia: sonda, dispositivo AVA y pala.

Lleva el teléfono

Los helicópteros de rescate Skvadronen 330 de las Fuerzas Aéreas noruegas cuentan con equipos móviles de localización, por lo que pueden rastrear cualquier teléfono móvil siempre que esté encendido, incluso los que no tienen cobertura. Por tanto, es fundamental que tengas el móvil encendido por si necesitan encontrarte. Comprueba que sea posible localizarte mediante búsquedas electrónicas, como el rastreo móvil, las balizas de socorro y los dispositivos AVA.

Tampoco te olvides de llevar una linterna frontal, pilas de repuesto para el dispositivo AVA y un cargador para el teléfono.

Qué llevar puesto

El tiempo en la montaña puede cambiar rápidamente y en un solo día se pueden dar todas las estaciones. Lo mejor es llevar varias capas, ya que así es más fácil regular la temperatura corporal.

  • Una capa base que sea ajustada y de lana te aportará fresco en las subidas y calor en las bajadas.
  • Un jersey de lana o un forro polar como capa intermedia te ayudarán a mantener el calor.
  • Una chaqueta y unos pantalones ligeros e impermeables como capa exterior te protegerán de los elementos externos.
  • Un plumífero para cuando te pares a descansar. También es útil en caso de emergencia.
  • Un gorro, guantes calientes y una braga para el cuello.

Si llevas ropa de colores será más fácil localizarte a distancia en caso de emergencia.

Utiliza protector solar y gafas de esquí. Asegúrate de que la crema solar tenga un factor de protección de al menos 30 SPF y gafas de esquí fotocromáticas o gafas de sol. En la caja informativa encontrarás una lista completa de lo que debes llevar.

Resumen: prepárate bien y sigue la lista de equipaje antes de comenzar tu aventura de esquí de travesía. Para evitar avalanchas, elige una ruta en un terreno con una inclinación inferior a 30 grados y no te acerques a las zonas de desbordamiento. Para garantizar un viaje divertido y seguro, ve con un guía local.

Páginas visitadas recientemente