Skip to main content

DOVREFJELL

El reino del buey almizclero

Desliza hacia abajo para saber más sobre Dovrefjell, o ve directamente a Organiza tu viaje

La zona de Dovrefjell se encuentra en el Este de Noruega y representa una parada típica en la ruta que conecta Oslo y Trondheim por la carrereta E6.

Los bueyes almizcleros hacen de este un reino animal sin igual en toda Europa. Adéntrate en el universo de estas criaturas y descubre un área de naturaleza virgen e historia fascinante.

Rutas de senderismo señalizadas salen en todas direcciones, tanto hacia los profundos valles del oeste, como hacia los suavizados paisajes del este.

Si quieres sentirte como en la cima del mundo, puedes ascender la montaña Snøhetta, la más alta de la zona, a unos impresionantes 2.286 metros por encima del nivel del mar. Aunque el recorrido completo es de entre cinco y siete horas, no es muy exigente si estás acostumbrado a hacer senderismo.

Eso sí: para sentir la poderosa aura de la montaña Snøhetta no necesitas caminar durante horas. Puedes disfrutar de las impresionantes vistas desde el acogedor y cómodo mirador Snøhetta. Hasta aquí puedes hacer casi todo el trayecto en coche: el mirador está a unos 1,5 kilómetros a pie desde el aparcamiento.

Este pabellón forma parte del Centro noruego del reno salvaje. Su diseño combina sin estridencias naturaleza y moderna arquitectura, y lo convierte en la joya de la corona de Dovrefjell. En 2011 fue nombrado Edificio del año en el mundo (World Building of the Year).

Los artífices de la obra, los arquitectos del prestigioso estudio de arquitectura Snøhetta, quedaron tan impresionados por la montaña que quisieron que su firma llevase el mismo nombre.

Hay muchas formas de explorar Dovrefjell. Un plan divertidísimo es hacerlo en bicicleta a través del Tour de Dovre. Puedes alquilar una bici, incluidas eléctricas, en la misma zona.

¡O puedes montar a caballo!

No hace falta que seas un experto para apuntarte a una de las excursiones guiadas del refugio de montaña Hjerkinn (Hjerkinn Mountain Lodge) o las granjas de Kvistli.

Ten los ojos bien abiertos, sobre todo porque puede haber alguien observándote 😉.

Dovrefjell es hogar de preciosos renos salvajes, alces y zorros árticos. Si los ves, por favor no camines hacia ellos, ya que pueden sentirse amenazados.

Lo que sin duda has de hacer es apuntarte a una excursión guiada si quieres acercarte a esta impresionante criatura: ¡el buey almizclero! Aunque tengas que mantener una distancia de al menos 200 metros, podrás verlos sin necesidad de usar los prismáticos. Genial, ¿verdad?

Si tienes suerte, hasta puede que posen para la foto, como en la imagen. Así que ten siempre la cámara preparada.

Las aventuras en la montaña seguro que te abrirán el apetito. Pero no te preocupes, ya que hay varios refugios, como el de Snøheim (en la imagen), que tienen justo lo que necesitas.

Desde verduras frescas y delicioso pescado, a sabrosa carne de reno. Y todo ello, productos locales.

Es muy fácil moverse por Dovrefjell en tren, coche o autobús.

¡Y también puedes andar!

Algunos tramos del camino de peregrinación de San Olav pasan por la zona de Dovrefjell.

Esta ruta te permite conectar contigo mismo, con tu fe, así como con tus compañeros de viaje y con la naturaleza. Una combinación divina.

El valle de Folldal se encuentra tomando un breve desvío hacia el este, pero desde allí puedes seguir hasta el vecino Parque nacional de Rondane y la Ruta panorámica de Rondanevegen.

Volver arriba

Descubre más sobre...

Aprovecha estas increíbles ofertas

Echa un vistazo a algunas empresas que te ayudarán a sacar el máximo partido de tu viaje.

Páginas visitadas recientemente