Skip to main content

Experiencias de granja junto al lago Mjøsa:

Una escapada rural

Disfruta de tu café matutino mientras contemplas las impresionantes vistas, serenidad y aromas de la naturaleza desde el jardín de una casa señorial.

Unas vacaciones en el campo son sinónimo de relajación y conexión con el planeta.

¡Y comida! Comida deliciosa, directa del campo a la mesa y que podrás disfrutar en un ambiente acogedor.

Encontrarás un montón de granjas acogedoras junto al lago Mjøsa, el lago más grande de Noruega, y cada una de ellas te ofrecerá una experiencia única.

¿Y sabes qué es lo mejor? Que podrás desplazarte fácilmente de una a otra en coche o bicicleta.

Prepárate para descubrir el lujo de lo rural con sus jardines históricos, tiendas con productos de granja y mucho más en el condado de Innlandet, en el este de Noruega, un paraíso a tan solo una hora y media de Oslo, la capital.

La zona que rodea el lago Mjøsa es famosa por sus paisajes culturales y sus increíbles masías. En cada una de ellas te espera una historia fascinante, así como una experiencia culinaria y naturaleza únicas. Organiza tu escapada rural con estos consejos sobre qué ver, comer y hacer.

Empieza a explorar

Si pones rumbo al norte desde Oslo en dirección a Trondheim, lo más probable es que vayas por la autovía E6. La E6 es una ruta popular que atraviesa Noruega, pero lo que la mayoría de los turistas no sabe es que de camino pasará por un paraíso natural.

Así que, cuando llegues al municipio de Ringsaker, ubicado a una hora y media de Oslo, te recomendamos hacer un desvío a la idílica península de Nes e isla de Helgøya. Escucha el zumbido de los abejorros que sobrevuelan los campos de cebada, siente cómo el alboroto de la ciudad se desvanece, y respira el aire fresco y puro del campo.

Se trata de un paisaje a campo abierto, con amplias zonas de cultivo cuyo único límite es un imponente lago azul. A su alrededor encontrarás un gran número de granjas tradicionales, algunas de las cuales han pasado ya por varias generaciones. En una granja podrás encontrar una tienda con especialidades locales; en otra, los mejores platos caseros y; en otra, podrás quedarte a pasar la noche. ¿Por dónde prefieres empezar?

Una de las mejores cosas del paisaje que rodea al lago Mjøsa y de los alrededores de Nes y Helgøya es que es ideal para explorarlo en bicicleta, coche, barco, o a pie. ¡Y qué lugar tan increíble para vivir una aventura! Hay pequeñas carreteras comarcales que te permitirán desplazarte entre los mayores puntos de interés de la zona.

Tanto si viajas solo, en pareja, o con amigos, sin duda encontrarás algo a tu medida.

¡Vamos a explorar la zona!

Comenzamos en el corazón del lago Mjøsa, en Nes y Helgøya.

Puede que se trate de un lugar pequeño, pero sin duda hay mucho que descubrir, y podrás disfrutar de toda una experiencia para el paladar y los sentidos.

Un destino imprescindible de la isla es Hovelsrud Gård, una de las mayores granjas de la zona.

La lleva Marianne Olssøn. Es abogada de profesión, pero en 2009 se convirtió además en la dueña de la granja familiar.

“Mi tatarabuelo, Nils Hoel, construyó todo esto en 1840”.

Marianne

Una de las cosas más espectaculares de Hovelsrud es su increíble jardín.

Mira su forma geométrica, con ese axis central, y un camino que lleva directamente desde el edificio principal y el oeste hasta el lago Mjøsa.

Un diseño impresionante, ¿no te parece?

El jardín histórico de Hovelsrud

El jardín de Hovelsrud no siempre ha sido tan espectacular como lo es en la actualidad. Entre el siglo XIX y el momento en que Marianne se convirtió en la actual dueña, estuvo muy distinta a como cuando la construyó su tatarabuelo. Sin embargo, una vez Marianne tomó las riendas de la granja, llevó a cabo una serie de obras de restauración que devolvieron tanto a la casa como al jardín a su época de esplendor. Era un proyecto muy ambicioso, pero el resultado fue espectacular.

“Para mí, lo importante era que el jardín quedase como estaba en la época de 1840. Se trata de un lugar con mucha historia. Me lo pasé muy bien haciéndolo”, comenta.

Una de las cosas que más le gustan del jardín es que casi todo lo que hay se puede comer. Puedes dar un paseo y verás arbustos de frutos del bosque, puedes coger manzanas, peras, ciruelas y mucho más.

“Investigué mucho para asegurarme de plantar las variedades correctas; quería que el jardín fuese lo más auténtico posible. Por suerte, encontramos varios documentos que detallaban las diversas plantas que solía haber en el jardín. Y, por supuesto, conté con la ayuda de expertos en la materia”, explica Marianne.

En 2012, Marianne recibió el Premio Nacional al Paisaje Cultural por su increíble jardín, y en 2014 ganó también el Europa Nostra.

¿Te apetece dar un paseo? Como visitante, puedes reservar un tour del jardín y probar sus deliciosos frutos. Además, en la tienda de productos de la granja, encontrarás zumos y mermeladas elaborados con la fruta del jardín.

Alojamiento rural

Marianne y su familia no solo restauraron el jardín, sino que además restauraron un pequeño granero, una casita de campo y una vieja granja que formaban parte de la propiedad. En verano, puedes paasar la noche en una de sus casas. Se trata de una experiencia ideal para quienes planeen explorar la espectacular zona de Helgøya.

Sommerfjøset (el granero de verano) es un sitio muy especial, y está situado justo junto al lago. En su día fue el lugar donde ordeñaban a las vacas durante el verano. Ahora es un lugar donde relajarse entre el lago y los maizales. Al levantarte, cada mañana, te llevarán a la puerta un desayuno elaborado con productos locales.

Villa Leonore es una residencia vacacional del año 1908 que perteneció a Leonore, la mujer del director de tranvías. En ella encontrarás un pequeño huerto en el que podrás abastecerte de lo que necesites.

Havrebakken es una antigua masía que se restauró con la ayuda de un fondo local destinado a brindar apoyo a determinados paisajes culturales que cuenten con una importante historia agrícola. La granja se encuentra junto al bosque y ofrece vistas al lago Mjøsa.

¿Dónde quieres alojarte?

Pollo orgánico de la granja

Hovelsrud es mucho más que su jardín y sus increíbles paisajes; también es una granja que funciona a pleno rendiimiento. En 2.016, Marianne comenzó a dedicarse a la avicultura. Tenía muy claro como lo quería hacer.

“Tenía que ser todo orgánico. Como abogada, he trabajado mucho en temas de bienestar animal, así que una de mis prioridades era asegurarme de que los pollos llevasen una buena vida. Es por eso que solo tenemos pollo orgánico certificado. Los animales cuentan con una amplia zona de exterior donde pueden jugar, explorar y crecer a un ritmo más lento que la mayoría de los que se crían en las granjas industriales. Como resultado, el sabor de la carne es simplemente increíble”, dice Marianne.

Hovelsrud fue la primera granja de Noruega en recibir el logo de Protección Animal, Dyrevernmerket, que garantiza que los animales viven en unas condiciones mejores que las de los que se crían en las granjas industriales. Tienen más espacio, más salud, y llevan una vida más activa.

Los mejores restaurantes han tomado nota del pollo de Marianne. Algunos de sus clientes son los famosos restaurantes Michelin Maaemo, en Oslo, y RE-NAA, en Stavanger.

“Es genial trabajar con gente a la que le preocupa la calidad y que aprecia nuestra forma de ganadería”.

Marianne


Tras pasar una agradable estancia en Hovelsrud, continuemos hacia nuestra próxima aventura.

Nos dirigimos hacia una masía, con una gran historia, y donde el lujo y la relajación se funden en uno solo…

... bienvenido a la granja de Hoel.

La masía de Hoel Gård

“Suena un poco a cliché decirlo, pero el sitio es realmente único. Cuando llegas a la granja, en seguida notas como todo tu estrés se desvanece. Y eso es lo que queremos que sientan nuestros invitados”, explica Christian Fredrik Sandberg Hoel, dueño de Hoel Gård.

Christian Fredrik, junto con su esposa Sabine, conforman la cuarta generación de la familia en llevar la granja. La parte más antigua del que en la actualidad es el edificio principal data de 1719, pero los diversos artefactos que se han ido encontrando en la propiedad indican que el primer asentamiento se remonta al siglo VI. A lo largo de los años, la granja ha pasado por manos de la Iglesia y la corona en varias ocasiones, pero lleva siendo una propiedad privada desde el siglo XVII.

Está situada en un entorno idílico rodeado de un paisaje verde y frondoso, y es fácil de ubicar gracias a su fachada de color rojo intenso y los campanarios que tanto la caracterizan. Se trata de una zona que muchos asocian al clima del sur.

“Hay quienes llaman a esta zona la toscana de Noruega”, comenta Christian Fredrik.

Productos frescos y orgánicos

En la granja de Hoel han llevado la agricultura al siguiente nivel. El chef de Hoel, Truls Evensen, tiene 15 años de experiencia. Junto a su chef creativo, Robert Petersen, quien ha trabajado en el increíble restaurante Noma de Copenhagen, sirve unos platos mágicos a base de ingredientes locales.

“Todo lo que preparamos viene o bien de la zona o de la propia granja de Hoel. Tenemos un huerto donde cultivamos nuestras propias hierbas, patatas, cebada, ruibarbo y uvas. El lago Mjøsa nos da el pescado fresco que necesitamos, y la carne y el grano se los compramos a las granjas de los alrededores. También criamos nuestros propios pollos”, explica Christian Fredrik, y añade que la granja cuenta con 190 000 ejemplares por año.

Si vienes a comer a Hoel, te espera una combinación de lujo y calidad. Por supuesto, también un menú a base de productos frescos locales y de temporada.

¿Te gustaría despertar con estas vistas?

¡Organiza tu visita a Hoel! Aquí encontrarás la habitación ideal.

Con sus 37 amplias habitaciones, repartidas en los varios edificios de la propiedad, tendrás mucho donde elegir. Y cada una de ellas es única.

Por las mañanas, disfruta de un desayuno delicioso a base de productos locales. A continuación, explora el increíble jardín de la granja.

Si tienes suerte y están listas, podrás probar las manzanas.

Consejo: Alquila una piragua, barca con remos o canoa; es una forma ideal de explorar la zona.

Diseño noruego

La península de Nes y la isla de Helgøya no es solo una zona ganadera en la que pasar la noche. Se trata además de un lugar lleno de personas que se atreven a innovar y perseguir sus sueños. Uno de ellos es Edel Urstad, la mujer tras Edel Design, una galería de diseño ubicada en la granja de Alhaug Gard.

En Edel Design encontrarás prendas elaboradas a partir de materias primas y diseñadas por la propia Edel. Cada una de ellas es única, y se crea a medida para el cliente. No se trata de un negocio de moda rápida; aquí lo que se fabrica es lujo y calidad. Una de las especialidades de Edel es la lana atemporal, que protege tanto del frío del invierno como del calor del verano. Otro material que podrás encontrar en su tienda es el lino.

“La idea es crear prendas buenas y duraderas que se puedan llevar en cualquier época del año”, explica.

La boutique y galería de diseño de Edel se encuentra en el antiguo granero de Alhaug Gard, y los probadores están en el antiguo silo de la granja. Se trata de un sitio que siempre está lleno de risas y calidez, un lugar en el que a la gente le encanta pasar tiempo. Las prendas se hacen a mano en el taller del ático, justo encima de la boutique.

Alhaug es además una granja en la que se cultivan unas grosellas negras orgánicas que se sirven tanto en el palacio real como en el restaurante Michelin Maaemo de Oslo, y en varios restaurantes de Trondheim.

Viste como Michelle Obama

La gente parece haberse enamorado de las prendas de Edel y su forma de llevar una tienda de ropa. En 2009, Edel recibió el Bedriftsutviklingsprisen, un premio noruego de prestigio que se otorga a las personas que tienen éxito tras emprender un negocio basado en el uso de recursos rurales y agrícolas.

Este premio hizo que una persona muy especial descubriese su galería de diseño. Cuando Barack Obama vino a Oslo a recoger el Premio Nobel de la Paz, la primera dama Michelle Obama aprovechó para comprar varios productos de Edel Design.

¿Eres de talla “buenita”, “buena”, “rebuena”, “buenísima”, o “rebuenísima”? Edel Design fue una de las primeras marcas en sumarse al movimiento body positive. Para Edel es importante que todo el mundo pueda sentirse bien con una de sus prendas, independientemente de su talla.

“Tenemos hasta una política de cumplidos. Consiste en que, si no te hacen un cumplido cuando lleves uno de mis diseños, te lo descambiamos”, explica Edel.

Ahora pongamos rumbo al norte hasta llegar a Biri, un pequeño pueblo del municipio de Gjøvik, situado en la zona este del lago Mjøsa.

Allí nos da la bienvenida Julie Sigstad, que conforma la decimoséptima generación en llevar la granja de Sigstad Gård.

Demos un paseo por la historia

“Hace muchos años, esta era una de las mayores granjas de la zona. A mediados del siglo XIX, había hasta 54 familias trabajando en esta granja. Cuando empecé a trabajar yo, ya solo quedábamos mi padre y yo, así que el panorama había cambiado por completo”, explica.

No hay duda de que la granja de Sigstad es un lugar que alberga una gran historia. El edificio en sí data aproximadamente del año 1000, y se construyó como rectoría católica, lo cual explica por qué se encuentra junto a la iglesia de Biri. En torno al año 1640, la granja pasó a manos de la familia Sigstad. Junto a varias otras familias, se dedicaban a la ganadería, agricultura y al trabajo en el bosque. Por aquel entonces, la granja hasta tenía su propio carnicero, un taller de carpintería y una talabartería.

Cuando Julie y su marido tomaron las riendas de la granja en el año 2015, llevaba años sin haber ganado. Sin embargo, la mayoría de los edificios que utilizaban los granjeros en el siglo XVII aún seguían en pie. En la actualidad, es posible alojarse en el edificio más histórico, la casa principal, de 900 metros cuadrados.

Caminar por sus pasillos es casi como visitar un museo. Se trata de un lugar muy acogedor, pero lleno de detalles de otras épocas. En cada habitación hay algo nuevo que explorar. El increíble jardín trasero, con su porche, es el lugar ideal para relajarse con un buen libro o una taza de té.

Platos que nutren el estómago y el corazón

Uno de los motivos principales que llevaron a Julie a abrir la granja al público es su pasión por la cocina. En otras palabras, prepárate para una experiencia culinaria increíble.

“La verdad es que aprendí a cocinar yo sola. Cuando era pequeña y vivía con mi padre, yo era la que se encargaba de hacer la mayoría de las comidas, y eso despertó en mí una gran pasión por la comida casera. Hago la comida con lo que nos da la granja, y solemos fermentar, secar y preservar los alimentos para que nos duren pasada la temporada”, explica.

En Sigstad, el lema es “Elaborado a nivel local, servido con amor”, y es algo que se nota en cuanto te sientas a la mesa.

Unos quesos deliciosos, pan fresco y mermeladas caseras son algunos de los productos que se elaboran en la granja.

¡Vaya forma de empezar el día!

Y para cenar: Sopa de calabaza con verduras de la huerta como entrante…

… y como plato principal, cerdo cocinado a fuego lento. Criado en la propia granja, de manera natural.

Cerditos felices

En 2017, la familia Sigstad reincorporó la ganadería a la granja. En una amplia zona de exterior, no muy alejada del edificio principal, hay 25 cerditos jugando, comiendo y explorando el paisaje de Biri.

“Nuestros cerdos viven al aire libre. Aquí pueden correr y jugar todo lo que quieran, lo que, en mi opinión, luego se nota mucho en el sabor de su carne. Para mí es importante saber de dónde viene la carne y estar segura de que los animales han tenido una buena vida”, explica Julie.

En Noruega, es muy común comer cerdo durante las navidades, cuando todo gira en torno a las tradicionales costillas de cerdo. En aquellos tiempos, la gente se comía todas las partes del animal, y es algo que a Julie le gustaría recuperar.

“Hemos creado una suscripción anual a través de la cual puedes comprar medio cerdo y te lo llevamos a casa cinco veces al año. Además de la carne, te damos varias recetas para que utilices sus diferentes partes. Empecé a hacer esto para evitar que se desperdicie comida y como forma de dar a conocer unas recetas tradicionales fantásticas. La gente ya no sabe qué hacer con partes como el hígado y demás, y quiero hacerles ver que se pueden preparar platos increíbles con partes del animal que no son tan comunes”, explica Julie.

Más lugares maravillosos para explorar:

Cuando vayas a la zona norte del lago Mjøsa, no te pierdas las tiendas con productos de granja. Varias de las granjas de la zona cuentan con su propia tienda de ingredientes y productos caseros.

Un sitio por el que sin duda deberías pasarte es Fredheim gårdsutsalg, votada la mejor tienda de productos de granja de Noruega.

¿Eres goloso? Pásate por la tienda de productos de granja de Kvarstad Gård.

Esta granja ha transformado su alacena en una tienda y cafetería, donde podrás probar su repostería casera, galletas con pepitas de chocolate, y mucho más. ¡Para chuparse los dedos!

También podrás pasar la noche en la acogedora granja de Kvarstad Gård.

Sus dueños, Helena y Hans Frogner, son la tercera generación de su familia en llevar la granja, y ofrecen a sus invitados una estancia muy agradable, con platos caseros preparados con productos propios.

¿Viajas con niños?

Combina la agradable vida rural con un día en el parque de escalada de Helgøya. El recinto cuenta con algunas casas del árbol originales en las que podrás pasar la noche.

Aventuras en la granja

Encuentra más lugares donde alojarte y cosas que hacer junto al lago Mjøsa.

Descubre más sobre...

Aprovecha estas increíbles ofertas

Echa un vistazo a algunas empresas que te ayudarán a sacar el máximo partido de tu viaje.

Páginas visitadas recientemente