Skip to main content

Actividades en una granja noruega

¡Pásatelo en grande en el campo! Cuida de los animales y disfruta de la vida en una de las granjas de Noruega. Degusta deliciosos platos caseros y premiadas sidras y quesos.

Desestrésate y diviértete a tope pasando unos días en una granja noruega. Aquí harás nuevos amigos de cuatro patas y te olvidarás del ajetreo diario sin necesidad de contratar a un profesor de yoga. Trae a los más pequeños contigo y pasad en familia una estancia fantástica en una de las acogedoras granjas de Noruega.

Granjas para amantes de los animales

Los pequeños amantes de los animales podrán acariciar a conejos, dar de comer a las gallinas y correr detrás de las cabras (¡cuidado con los móviles y las pinzas del pelo: las cabras se lo comen todo!). Puedes hasta montar a caballo o conducir un tractor. Cuando te fallen las fuerzas, ve a la cafetería de la granja y prueba su excelente comida local.

De paseo con las alpacas

Uno de los planes más populares es dar un paseo con las alpacas. Muchas granjas noruegas tienen alpacas y llamas, ya que la lana de estos animales, cálida y suave, es perfecta para prendas de punto clásicas y modernas. ¡Estas criaturas amables y curiosas harán que te lo pases en grande!

Preciosos pastos en verano

Muchas granjas están situadas en medio de paisajes impresionantes y llenos de calma y tranquilidad, donde es fácil relajarse. Los granjeros de estas tierras llevan siglos guiando al ganado, en verano, hacia pequeñas granjas de montaña en cuyos alrededores pastan los animales. Estos lugares, llamados seter en noruego, son la residencia de verano de vacas, cabras y ovejas, que pasan aquí de mayo hasta finales de agosto. Estas típicas granjas de pastoreo incluyen pequeñas y acogedoras cabañas en las que pasar la noche.

Quesos de primera categoría

En la cafetería de la granja encontrarás delicioso café, típicos gofres y productos lácteos de elaboración casera, como crema agria o mantequilla fresca. También deliciosos quesos, servidos con pan recién hecho o knekkebrød (un pan plano hecho a base de harina de centeno). ¡Y a los niños les encantan los caramelos de leche de cabra! Y es que los fantásticos pastos noruegos hacen que la leche de estos animales sea nutritiva y deliciosa a la vez.

Alójate en una granja

Algunas granjas solo admiten visitas durante el día, mientras que otras ofrecen la posibilidad de pasar allí la noche. Una estancia en una granja es una forma fantástica de disfrutar del campo y realizar actividades al aire libre como senderismo, montar en bicicleta, ir a pescar o navegar en kayak o canoa. Algunas granjas disponen además de instalaciones de lujo, perfectas para una escapada en pareja. Relajaos, cargad las pilas y disfrutad de exquisiteces locales en un entorno incomparable.

El champán de los países nórdicos

¡Disfruta de un buen vaso del oro líquido noruego! Muchos agricultores han comenzado, en los últimos años, a producir una variada gama de alimentos y bebidas elaborados con los ingredientes que ellos mismos cultivan. En Hardanger, el epicentro de la sidra en Noruega, degustarás junto al fiordo sidras y zumos elaborados con ingredientes locales. Además, en las tiendas de muchas granjas, así como en puestos improvisados junto a la carretera, puedes comprar fruta recién recogida. ¡O hasta probar a recogerla tú mismo!

Pasea entre los huertos frutales y viñedos de la exuberante aldea de la fruta de Gvarv, en Telemark (Este de Noruega). Y pasa la noche dentro de un barril de vino o haz una visita a alguna de las cervecerías de la zona, en las que la fruta es el ingrediente principal.

Organiza tu visita a una granja noruega

Descubre todo lo que puedes hacer en una de las muchas granjas del país.

Descubre más sobre...

Páginas visitadas recientemente