Skip to main content

¿Estás buscando tu próxima aventura invernal o de esquí? ¡Pues se acabó la búsqueda! En Telemark, suele haber mucha nieve y un aura invernal que es pura magia. Si a esto le sumas una buena dosis de cultura, historia y vida urbana, ¡conseguirás unas vacaciones que no querrás perderte!

La región de Telemark, situada al sureste de Noruega, se extiende desde la costa este de Skagerrak hasta la meseta montañosa de Hardanger Mountain, en la zona céntrica del sur de Noruega. En esta enorme región, encontrarás una amplia variedad de actividades todo el año.

En las montañas, los inviernos suelen ser largos y estables desde finales de noviembre hasta finales de abril, mientras que el tiempo en la costa tiende a ser más variable y húmedo. Vayas donde vayas, asegúrate de meter en la maleta ropa de abrigo si vienes a Noruega en invierno. ¡Prepárate para vivir una aventura inolvidable!

Un paraíso para esquiar

Si viajas a Telemark en invierno, no tendrás que perder tiempo preguntándote qué hacer. ¡Hay un montón de actividades emocionantes para jóvenes o mayores y principiantes o profesionales!

Elije entre las estaciones de esquí más populares de la región: Gaustablikk, Rauland, Haukelifjell, Lifjell, Vrådal y Gautefall. Incluso puedes adquirir un forfait válido para todas estas estaciones.

Es muy fácil acceder a los complejos y son especialmente populares entre los visitantes daneses, alemanes, británicos y holandeses, ya que no están demasiado lejos de los puertos desde donde salen los ferris de Oslo, Larvik y Kristiansand, que además tienen conexiones directas con Dinamarca y Alemania.

La región de Telemark es perfecta para todo tipo de actividades relacionadas con el esquí. ¿Quieres aprender esquí de fondo, el «pasatiempo nacional de Noruega»? Pues encontrarás kilómetros y kilómetros de pistas recién acondicionadas para disfrutar. Aunque si lo que quieres es tener la sensación de que vuelas mientras esquías, la meseta montañosa de Haukeli es un buen lugar para practicar kitesurf. Y no nos olvidemos de otra forma de volar por la montaña: sobre un cálido y acogedor trineo tirado por unos huskies ansiosos por correr.

¿Quizás prefieres dar un paseo en trineo con caballos o conocer a unas tiernas alpacas? Hay tantas cosas que ver y hacer.

Vistas impresionantes

Si te encanta el esquí de travesía, deberías subir a la montaña Gaustatoppen, la más alta de la zona. A 1883 metros sobre el nivel del mar, la cima ofrece unas vistas asombrosas y permite ver hasta una sexta parte del país en un día despejado.

Si prefieres algo menos agotador, puedes llegar a la cima con el Gaustabanen (abierto desde mediados de febrero): una combinación de tranvía y funicular en el interior de la montaña que te llevará a la cima en solo 15 minutos.

Visitas guiadas

La montaña no es solo para esquiar. ¿Has probado alguna vez las raquetas de nieve? Si no es así, ¡reserva una excursión guiada!

Otras actividades que se pueden hacer sin esquís son las motos de nieve,ciclismo en bicicletas de ruedas gordas,esquí sobre hielo en Skien Fritidspark y escalada en hielo con un guía en una de las 192 cascadas heladas de Rjukan y alrededores.

En los últimos años, las saunas y los baños de hielo se han hecho muy populares en todo el país. Y no es de extrañar: ¡son divertidos y buenos para la salud! En Telemark, puedes incluso combinar los baños de hielo y las saunas con la belleza de la naturaleza, como en Mirror Sauna en Vrådal, la sauna Soria Moria en Dalen y las saunas flotantes en Gausta, cerca de Rjukan. ¿Habrá algo mejor?

Museos y cultura

Y hablando de Rjukan, ¿sabías que la luz del sol no se refleja durante gran parte del invierno en este valle estrecho? Sin embargo, sigue siendo un centro de actividades en el corazón de Telemark. Además, si te gusta la historia, has venido al lugar adecuado. Visita la central hidroeléctrica de Vemork y conoce la apasionante historia de los saboteadores noruegos que lo arriesgaron todo durante la Segunda Guerra Mundial para volar el reactor de agua pesada que había allí e impedir así el desarrollo de armas nucleares.

Además del museo de la II Guerra Mundial, en Telemark hay muchos otros museos y lugares históricos interesantes y es la región con más edificios de la Edad Media de Noruega. Entre ellos, se encuentran antiguas iglesias de piedra como las de Kviteseid y Seljord e iglesias de duelas en Eidsborg y Heddal. Las iglesias abren principalmente en verano, pero algunas permiten acceder si se contacta con ellas con antelación.

También hay muchas granjas antiguas de madera, granjas de montaña de verano y respetables fincas que dan testimonio de cómo era la vida en otra época. Hoy en día, muchos de estos lugares se han convertido en museos al aire libre o en museos cubiertos, como la finca de Søndre Brekke, que ahora forma parte del museo de Telemark.

Otros museos que merece la pena visitar son el museo de arte de Telemark, el museo marítimo + centro de ciencias DuVerdeny el museo de la porcelana en Porsgrunn. Todos ellos ofrecen también actividades divertidas para los niños.

Escapadas urbanas

Además de la bonita naturaleza de Telemark, también podrás vivir experiencias urbanas. Pasea por las encantadoras calles de Kragerø y descansa en el ambiente acogedor de un restaurante o una cafetería.

Después, entra en calor en un spa con vistas impresionantes en el Kragerø Spa Resort.

Skien y Porsgrunn son ciudades más grandes, con galerías de arte, teatros, festivales y conciertos.

En Skien, puedes conocer el lugar de nacimiento de uno de los autores noruegos más famosos del siglo XIX, Henrik Ibsen, en el museo Henrik Ibsen.

Alojamientos únicos

¿Buscas un lugar especial para pasar la noche? En Telemark encontrarás tanto hoteles de lujo como pequeñas joyas ocultas.

Sube a una casa en un árbol y duerme como un bebé (o un pájaro) en medio de la tranquilidad de la naturaleza noruega, como en Å Camp, en Tinn Austbygd. 

Aprovecha estas increíbles ofertas

Echa un vistazo a algunas empresas que te ayudarán a sacar el máximo partido de tu viaje.

Páginas visitadas recientemente