Dynamic Variation:
Offers
x

There was not an exact match for the language you toggled to. You have been redirected to the nearest matching page within this section.

Choose Language
Toggling to another language will take you to the matching page or nearest matching page within that selection.
Search & Book Sponsored Links
Search
or search all of Norway
A dish full of various seafood from Tromsø
Seafood from Tromsø.
Photo: CH / Visitnorway.com
Campaign
Course
Event
Partner
Media
Meetings
Travel Trade

Casi inmediatamente después de que se revuelve en el agua, está listo para servirlo en el plato. En el Norte de Noruega están enganchados a las frescas exquisiteces del mar.

Texto original en inglés: Julie Nordby Egeland

Es un día de mucho trabajo en el pequeño puesto de pescado de Anita en Sakrisøy, Lofoten. Su hijo Carl Fredrik acaba de sacar de las aguas del fiordo cientos de anzuelos con la captura del día, y ahora se apresura a reponer el mostrador de pescado con fletán y abadejo fresco. En cuanto regrese, Anita y su marido comenzarán rápidamente a limpiar y preparar el pescado.

100% local

"El trayecto desde que el pez está vivo y coleando en el océano hasta el mostrador es, ciertamente, muy corto", explica Anita Gylseth, dueña del local. "Somos una empresa familiar y nos esforzamos mucho para tener pescado fresco y exclusivamente de la zona a diario".

En verano, el mostrador de Anita rebosa de frescas tentaciones del mar.

Salmón ahumado casero, gambas frescas, fletán azul y huevos de gaviota son solo algunas de las especialidades que puedes encontrar aquí. Por no hablar del abadejo de Alaska, que Anita también convierte en hamburguesas de pescado. "Vendemos lo que el mar nos da día tras día, ni más ni menos", asegura.

Sakrisøy, Lofoten

Sakrisøy, Lofoten.
Photo: Nelson Minar / Wikimedia Commons

Menú ártico

Si crees que el pescado que ofrece tu restaurante de sushi preferido es fresco, es porque todavía no has probado el menú del Ártico y del mar de Noruega. Hay una razón por la cual el Norte de Noruega ha proporcionado pescado a las costas europeas durante siglos: estos mares son los más ricos del mundo, ya que es aquí donde las corrientes oceánicas cálidas y frías se encuentran. La baja temperatura de las aguas permite que pescado, mejillones y mariscos crezcan más lentamente, lo que hace que la carne sea mucho más fresca y tierna aquí que en cualquier otro lugar del mundo. Además, los lugareños tienen un gran arraigo a las tradiciones históricas de la pesca en el norte de Noruega. Saben lo que hacen. Lo han hecho durante generaciones.

"Mis hijos serán la quinta generación de pescadores", dice Anita. "Creo que es importante cuidar nuestras tradiciones y nuestra cultura gastronómica local, y compartirla con nuestros visitantes. Hacemos todo lo posible para que esto sea así".

"Vendemos lo que el mar nos ofrece, ni más ni menos"

El rey del mar

Si te antoja algo más grande que los mejillones o camarones, el cangrejo real de tamaño gigante se puede encontrar en las gélidas aguas del mar de Barents, frente a la localidad de Kirkenes.

Aquí, un barco te lleva hasta mar abierto, donde puedes pescar tu propio cangrejo para la cena. Eso sí, ten mucho cuidado al coger el animal: un cangrejo real rojo puede medir hasta dos metros de largo y es capaz de cortarte un dedo fácilmente si lo encuentra en su camino. De ahí que pueda ser mejor idea que los buzos y pescadores experimentados se ocupen de todo.

Así que relájate y escucha un par de viejas historias de pescadores mientras el cangrejo es traído desde las profundidades. Tan pronto como el animal alcance la superficie, será preparado y cocinado frente a ti. No hace falta decir que la consiguiente comida es de otro nivel. Un auténtico festín te espera. Y no te preocupes, no tendrás que babear sobre la olla durante mucho tiempo.

Kirkenes

Kirkenes.
Photo: Terje Rakke/Nordic Life / Visitnorway.com

Sin necesidad de sal

"En realidad, no cocemos el cangrejo. Lo cocinamos suavemente para que mantenga la sustancia y todo su sabor", explica Hans Hatle, cocinero de cangrejo real. "Y en tan solo ocho minutos en la olla está listo para ser degustado. Más fresco que esto, imposible".

El rey del mar puede parecer una bestia desde fuera, pero por dentro rebosa de una belleza inusual. "Después de probar cangrejo real recién preparado, el cangrejo normal nunca te parecerá lo mismo", dice Hatle, ensimismado. "La carne blanca de sus patas y garras es increíblemente jugosa y dulce".

El cocinero y también propietario de Barents-Safari recomienda no usar condimentos una vez el cangrejo está en tu plato. "No se necesita sal", asegura sonriente. "El cangrejo real es tan fresco que todavía guarda ese sabor a sal propio del océano. Ya sabes, todo es 100% natural aquí arriba".

Vente de pesca al Norte de Noruega

No esperes a llegar para decidir qué es lo que quieres pescar. Usa los filtros y consulta las ofertas.

×
Your Recently Viewed Pages

Volver arriba