Skip to main content

Stavkirker: iglesias medievales noruegas

Un legado de casi 900 años tallado en madera.

No es de extrañar que estas iglesias tan icónicas no dejen de hipnotizar a la gente.

Imagina el tiempo que llevó tallar todos estos diseños tan detallados.

Inhala la esencia de la madera barnizada al entrar y busca elementos de los dioses nórdicos, los antiguos dioses que a menudo coexisten con el dios cristiano en las iglesias más antiguas.

En su día llegó a haber más de 1300 de estas maravillas en Noruega. Desgraciadamente, fueron desapareciendo una por una y reemplazadas por unas más acogedoras, grandes y modernas.

Gracias a un artista apasionado, las últimas 28 iglesias se pudieron salvar en el último momento.

Estas iglesias, también conocidas como stavkirker, son las iglesias cristianas de madera más antiguas que aún se conservan. Si bien la mayoría de ellas eran bastante sencillas, algunas contaban con diseños y tallados con muchos detalles.

La herencia de los vikingos

En la Edad Media, se construyeron enormes catedrales de piedra en muchas partes de Europa. En Noruega, se empleó una técnica similar para construir madera, pero a una escala mucho menor.

Las puertas y pináculos de madera de las iglesias se suelen tallar. Los decorados cuentan con una interesante combinación de motivos cristianos y lo que a menudo se interpreta como temáticas vikingas previas al cristianismo en las que figuran animales y dragones.

Las increíbles técnicas de tallado y construcción que empleaban los vikingos, sobre todo en sus barcos y casas, se siguieron desarrollando y a menudo se encuentran en estas iglesias.

Hay varios tipos de stavkirker, pero lo que todas tienen en común son sus postes angulares (staves) y un marco de madera con tablones que se aguantan sobre soleras. Estas paredes reciben el nombre de paredes stave, y de ahí el nombre stavkirke.

Hay un motivo para creer que los vikingos construyeron muchas de estas iglesias sobre tierra consagrada. Por aquella época, la religión Åsa no contaba con una casa de adoración y su práctica se llevaba a cabo en bosques sagrados, junto a un altar, o en un hov pagano. Este hov solía ser una sala amplia o el recibidor del granjero más rico del pueblo.

Dónde encontrar las stavkirker

De estas iglesias, que en su día se encontraban por toda Noruega, apenas quedan 28 en condiciones más o menos buenas.

Si quieres conocer la mejor conservada, Borgund, tendrás que desplazarte hasta Lærdal, en la Noruega de los fiordos. Sin embargo, también podrás ver más ejemplos de este tipo de iglesias en Heddal, Telemark; en Fantoft, Bergen; y en Luster (la Urnes Stavkirke, patrimonio de la Unesco), entre otras.

Una de estas iglesias, que originalmente se encontraba en Gol, se trasladó al Museo de Historia Cultural de Bygdøy, en Oslo, donde le han devuelto su aspecto original y han abierto sus puertas al público. También podrás ver otra que se trasladó de Garmo en el museo al aire libre de Maihaugen, en Lillehammer.

No obstante, estas no son las únicas iglesias que se han trasladado a lo largo de los años.

El fin de las stavkirker

Las stavkirker no siempre han recibido el aprecio que tienen en la actualidad. A comienzos del siglo XIX, la mayoría de ellas había desaparecido. En 1851, se decretó una ley que estipulaba que todas las iglesias debían contar con una capacidad de aforo equivalente a, al menos, el 30% de la población local. Debido al acelerado crecimiento demográfico, muchas de las stavkirker que aun seguían en pie se quedaron pequeñas. Así pues, se comenzaron a construir otras más grandes y luminosas, que en seguida ganaron más popularidad que sus frías y oscuras predecesoras.

Esto derivó en la demolición o venta de muchas stavkirker entre 1851 y 1890. La madera a menudo se reutilizó para construir otros edificios. Sin embargo, por suerte hubo quienes supieron ver el valor que tenían estas antiguas iglesias de madera y pusieron todo su empeño en intentar preservarlas.

El salvador de la Iglesia de Vang

Una de las iglesias que se salvaron fue la increíble Iglesia de Vang, la stavkirke más visitada del mundo. Sin embargo, curiosamente, esta iglesia noruega no se encuentra en Noruega, sino en Polonia.

El héroe de esta historia es Johan Christian Clausen Dahl, un pintor de Bergen que se convirtió en el primer catedrático de Noruega en Historia del Arte. Fue una figura fundamental para la fundación de la Fortidsminneforeningen (Sociedad de la Preservación Histórica), que jugó un papel muy importante en el proceso de preservación de las stavkirker. Escribió un artículo tan conmovedor sobre lo especial de estas iglesias y su origen, y de sus “formas salvájemente fantásticas”, que consiguió salvar las iglesias que quedaban en pie. Además, dio a conocer la historia de estos singulares edificios a un elenco más amplio de historiadores del arte del marco europeo.

Dahl terminó comprando la iglesia de Vang en una subasta y consiguió convencer al rey de Prusia para que trasladase la iglesia a Berlín. La desmontaron pieza por pieza y la llevaron a Szczecin en carro de caballos, trineo y barco. Un año después, el rey ordenó su reconstrucción cerca de la actual localidad polaca de Karpacz, en Baja Silesia.

A pesar de que la iglesia ha perdido parte de su esencia noruega, lo que está claro es que, si Dahl no la hubiese comprado en su momento, lo más probable es que a día de hoy no existiría.

Abiertas al público

En la actualidad quedan en pie 28 stavkirker. Como se puede ver en el mapa que aparece a continuación, la mayoría de ellas se encuentra en el interior del este de Noruega y en la Noruega de los fiordos.

Casi todas abren al público en verano, pero algunas se pueden visitar durante todo el año.

Descubre las iglesias de madera noruegas

Date un paseo por la historia

Descubre a tu manera la historia y las tradiciones de Noruega. Usa los filtros y consulta las ofertas.

Páginas visitadas recientemente