Skip to main content

¿Bonitos, feos, o un poco aterradores? Hay troles por toda Noruega. Las misteriosas formaciones rocosas y montañas que tienen forma de trol llevan fascinando a los noruegos miles de años. Te ayudamos a conocerlos un poco mejor.

Hubo una época en la que estas extrañas y peligrosas criaturas vagaban libremente por los misteriosos bosques y montañas de Noruega. Sin embargo, solo lo hacían de noche, cuando estaba oscuro. Pues solo había una cosa que los troles temían. La luz del sol.

Si no se refugiaban a tiempo, los primeros rayos del amanecer los convertían en piedra. Es por eso que aún es posible encontrarse con sus caras y cuerpos tallados en las laderas de algunas montañas, precipicios y rocas de todo el país.

¿Pero qué son los troles? Se trata de criaturas que pueden ser grandes (o incluso gigantes, como una montaña) y siniestras, o pequeñas y juguetonas. Algunos tienen una cabeza; otros tienen tres. Muchos de ellos suelen tener un único ojo.

Con el transcurso del tiempo, los troles han ido saliendo de los bosques y dejado su gran huella en el folclore popular. Si bien ya casi nadie cree en estas criaturas mitológicas, en la actualidad se siguen contando cuentos sobre troles, jotner y nisser a los niños. Los troles forman parte de nuestro patrimonio cultural, y cualquier noruego te podrá decir cómo son y cómo encajan en el entorno y tradiciones noruegos.

¿Pero de dónde provienen?


La historia de los troles

“No sabemos exactamente cuándo o dónde empezó a hablarse de los troles. Sin embargo, ya aparecen en nuestras primeras obras y sagas, que datan de la Edad Media. No sabemos qué edad tienen en las cabezas de la gente, pero es mucha”, explica Ane Ohrvik, catedrática de historia cultural y museología en la Universidad de Oslo.

Ane sabe más sobre estos seres mitológicos que la mayoría de la gente.

Con unas montañas tan elevadas, unos fiordos tan inmensos y unos bosques tan frondosos, es fácil ver un vínculo entre Noruega y lo sobrenatural. La gente tiende a buscar una explicación para todo aquello que no entiende, y los troles son un claro ejemplo de ello.

“Los troles son más una fantasía que otra cosa, pero mucha gente creía que compartíamos el mundo con todo tipo de seres, unos más visibles y peligrosos que otros. Algunas personas tenían más imaginación que otras y se metían mucho en el papel, mientras que otras eran más realistas y se limitaban a tomar algunas precauciones”.

Da igual el tipo de trol, la mayoría son peligrosos y malvados. A pesar de ser bastante tontos, se los conoce por plantear adivinanzas a quienes se cruzan en su camino.

Fábulas de troles

Son muchas y antiguas las historias que se han escrito sobre los troles. Una de las primeras obras en las que aparece un trol es el famoso libro de Edda, que se escribió alrededor de 1220. Sin embargo, la mayoría de los cuentos e historias de aventuras que escuchan los niños noruegos se han podido conservar gracias a dos aventureros llamados Asbjørnsen y Moe. Al igual que ocurrió con los hermanos Grimm, Asbjørnsen y Moe recopilaron los cuentos de la campiña noruega entre 1837 y 1871.

En muchos de ellos, los troles eran los protagonistas.

El famoso pintor de troles

En los cuentos más antiguos, se representaba a los troles de forma bastante negativa. Casi siempre se los describía con adjetivos como “grande”, “fuerte” y “feo”. En la actualidad, puedes preguntarle a casi cualquier noruego qué aspecto tiene un trol y las respuestas que te darán serán bastante parecidas, en parte gracias al pintor noruego Theodor Kittelsen.

Kittelsen es famoso por sus ilustraciones del folclore noruego, y su trabajo ha tenido una clara influencia sobre el concepto que se tiene en el país de los troles y otros seres mitológicos. Los troles de Kittelsen son grotescos y espeluznantes, y están inspirados en el paisaje del norte y el este de Noruega. Las ilustraciones de Kittelsen se han considerado durante mucho tiempo una referencia fidedigna del aspecto de los troles.

Kittelsen fue un artista destacado dentro del mundo visual literario, y también escribió textos tanto en sus ilustraciones como acompañándolas. Podrás ver muchas de las obras de este famoso pintor de troles en el Museo Nacional de Oslo. También podrás hacerlo en la casa de Kittelsen, Lauvlia, en Numedal. En la actualidad alberga un museo que ofrece visitas guiadas y tiene en exposición una amplia colección de bocetos del artista.

El legado de Dovregubben

El trol más famoso de Noruega es sin duda el rey trol Dovregubben, creado por el dramaturgo y premio nobel Henrik Ibsen en una de sus obras más famosas, Peer Gynt que inspiró al compositor Edvard Grieg a escribir su famosa obra I Dovregubbens hall (En la gruta del rey de la montaña).

Los troles en la gran pantalla

Los troles llevan mucho tiempo formando parte de nuestra cultura popular, y muchas han sido las veces en las que han aparecido en pantalla. Algunos ejemplos son los adorables y simpáticos troles de la película de Disney “Trolls”, los troles grandes y bobos de “El señor de los anillos” o los troles animados de la serie “Trollhunters”.

También hay varias películas noruegas sobre troles. En Trolljegeren (2010) se utilizaron varios aspectos del folclore noruego para representar el comportamiento de los troles y se basó su aspecto físico en las ilustraciones de Kittelsen. La película ganó varios premios, tanto a nivel nacional como en el extranjero.

Troll, que se estrenó en Netflix en diciembre de 2022, alcanzó un récord mundial de 75,86 millones de horas de visualización durante su primera semana, lo que la convierte en la película de habla no inglesa con el estreno más exitoso de la plataforma. Su trama se comienza en las profundidades del monte Dovrefjell, donde un trol despierta tras un letargo de 1000 años. Enfurecido, comienza a destruir todo lo que encuentra a su paso y desplazarse hacia la capital. ¿Cómo se para algo cuya existencia era hasta ahora desconocida?

Si quieres aprender más sobre los troles, sin duda te recomendamos ver estas películas.

Los troles en internet

Los troles también han saltado al plano digital, y su mal comportamiento ha llegado incluso a influir en nuestra forma de hablar. “Trolear” se ha establecido como vocablo que hace referencia a la acción de comportarse de forma maleducada u hosca en internet. De forma similar, “trol” es ahora también aquel que, de manera intencionada, genera situaciones de conflicto y hostilidad en las redes sociales.

Pero no te preocupes. Los troles que podrás encontrar en los paisajes noruegos probablemente llevan petrificados cientos de años, y los que venden en las tiendas de souvenirs son tan adorables y simpáticos que te los puedes llevar a casa.

Sin embargo, hay algunos lugares en los que debes tener cuidado, pues aún hay troles vagando por los bosques.

Dónde encontrar a los troles

Hay muchos lugares en Noruega que están vinculados a los troles. Uno de los más famosos es Trollstigen, una carretera que va serpenteando hacia lo alto de la montaña por once curvas cerradas. A lo largo del recorrido encontrarás varias señales advirtiendo de la existencia de troles por la zona. ¡Ten cuidado de no despertarlos de su letargo!

Los troles habitan en muchos lugares de toda Noruega. ¡Atrévete a salir a buscarlos!

A continuación, te dejamos una fábula que se transmite de generación en generación:

Aprovecha estas increíbles ofertas

Echa un vistazo a algunas empresas que te ayudarán a sacar el máximo partido de tu viaje.

Páginas visitadas recientemente