Skip to main content

Los vikingos noruegos


Eran guerreros, saqueadores y bárbaros, pero también eran granjeros, padres de familia, comerciantes, constructores de embarcaciones y maridos.

Surcaron los mares y océanos en sus increíbles barcos vikingos y conquistaron territorios en diversas partes del mundo.

Dejaron una huella muy importante en el norte de Europa que permanecerá marcada para siempre.

El legado vikingo tiene una gran presencia en Noruega, que aún conserva un montón de artefactos fascinantes y cuenta con museos, circuitos y pueblos por todo el país en los que aún viven vikingos.

¿Cuál habría sido el equivalente de la tecnología punta del momento hace mil años? ¿Los veloces barcos vikingos, quizás? Estas avanzadas embarcaciones ayudaron a crear coherencia cultural en Europa y fueron cruciales para unificar las tribus nórdicas en un estado.

Los vikingos dejaron su huella en el norte de Europa para siempre y los numerosos vestigios de su cultura pueden transformar tus vacaciones en toda una aventura.

Historia y cultura vikinga

La Edad Vikinga comenzó en el año 793 con el ataque al monasterio de Lindisfarne en Inglaterra, que constituye la primera incursión vikinga conocida. Dos siglos más tarde, en 1066, el asesinato del rey Harald Hardrada en la batalla de Stamford Bridge supuso el final de sus días de gloria.

Las incursiones, los saqueos, la colonización y el comercio llevaron a los vikingos a muchos destinos del mundo conocido y más allá. Al principio solo unos pocos sobrevivieron a las duras travesías, pero con el tiempo las flotas crecieron y pronto llegaron a tener cientos de barcos, conocidos como drakkar. Navegaron por el mar Báltico y por los ríos rusos hasta el mar Negro y el mar Caspio, llegando a Bizancio y al califato de Bagdad. Los vikingos fueron también los primeros europeos en llegar a Groenlandia y a Norteamérica. De hecho, el explorador vikingo Leif Erikson llegó hacia el año 1000 a las costas de Norteamérica, 500 años antes que Cristóbal Colón.

Colonización vikinga

Los vikingos fundaron muchas ciudades y colonias, como Dublín en Irlanda y la región francesa de Normandía. Además, Dublín fue un asentamiento importante durante más de tres siglos. Entre los años 879 y 920, los vikingos colonizaron Islandia, que a su vez se convirtió en el trampolín para la colonización de Groenlandia. Los restos de un asentamiento vikingo en L'Anse aux Meadows (Terranova) se han datado con carbono-14 en torno al año 1000.

¿Cómo pudo un pueblo tan pequeño y disperso conquistar tanto territorio? Los vikingos noruegos se caracterizan por su actitud valiente y fatalista, lo que los convertía en amantes naturales del riesgo. Las tropas invasoras parecen haber tenido una fantástica capacidad para sobreponerse a las pérdidas, ya fuera en batallas en tierra firme o en peligrosas expediciones en el mar. El número de muertes causadas por la guerra era a veces sorprendentemente alto en relación con la población vikinga total, pero esto no satisfizo sus ansias de conquista y exploración durante unos 250 años.

Comerciantes pacíficos y bebedores de hidromiel

Los vikingos son conocidos sobre todo por su saqueo despiadado, y con razón. No obstante, muchos de ellos también vivían pacíficamente como comerciantes y agricultores, y muchas expediciones se basaban en acuerdos de trueque. Los que se quedaban en casa mantenían a sus familias con humildes actividades agrícolas y, aunque tuvieron una vida dura y exigente, nunca les faltó la alegría. La bebida vikinga más conocida es la hidromiel —mjød en noruego—, una bebida alcohólica parecida a la cerveza y endulzada con miel.

El fin de la época vikinga

Los exploradores trajeron su identidad cultural a la Europa continental, a la vez que importaban cultura, lenguas y conocimientos extranjeros. Hacia el año 1100, los vikingos estaban en declive debido a una combinación de disputas internas y resistencia de otros países europeos, que habían aprendido la dolorosa lección de que necesitaban defenderse de los ataques construyendo fortificaciones.

Los barcos vikingos

¿Velocidad máxima? En un buen día, los remeros podían alcanzar los 15-17 nudos (entre 27 y 31 kilómetros por hora).

La rapidez de los barcos vikingos es fundamental para entender cómo estos guerreros fueron capaces de crecer de forma tan repentina y sorprendente. Sus innovaciones marítimas supusieron un vínculo entre el norte y el sur de Europa, algo que tuvo un profundo impacto en el continente.

Construcción

El diseño de las emblemáticas embarcaciones vikingas, llamadas drakkar, fue adoptado por otras culturas e influyó en la construcción naval durante siglos. En pocas palabras, el método consiste en superponer tablas de roble clavadas y protegidas con capas de lana alquitranada y, a veces, pelo de animal.

El secreto del veloz drakkar es su casco largo y estrecho, que se mantiene estable gracias a una quilla. Era suficientemente ligero para ser transportado y fue diseñado para ser rápido y fácil de navegar en aguas poco profundas. El drakkar tenía dos extremos, lo que le permitía invertir la dirección sin necesidad de girar. Esto le proporcionaba una ventaja significativa en un mar lleno de icebergs ocultos y hielo marino.

Los drakkar tenían remos a lo largo de casi toda la embarcación y en versiones posteriores se añadieron velas.

Uso

Los drakkar se usaban tanto para saqueos y otro tipo de ataques, como para el comercio pacífico. Muchos vikingos murieron en batallas desarrolladas en la Europa continental. En el año 876, unos 4.000 hombres perecieron y 120 barcos desaparecieron durante una fuerte tormenta frente a la costas del sur de Inglaterra. Cuando algún vikingo importante moría, su cuerpo se colocaba en una nave funeraria, junto a sus ropas, sus joyas y hasta sus animales.

El conocido como montículo funerario de Oseberg es una de las tumbas de este tipo más significativas de las halladas en Escandinavia. En el año 834, la reina de Oseberg fue enterrada en un impresionante barco junto con sus valiosas pertenencias. La tumba contenía también los restos de otra mujer cuyo origen se desconoce.

Poder femenino

¿Y qué derechos tenían las mujeres en tiempos de los vikingos?

Pues se cree que el papel de las mujeres era más relevante en la sociedad vikinga que en muchas otras regiones de Europa. La mujer tenía normalmente derecho a divorciarse y, si su marido fallecía, ella era la heredera y la que conservaba sus pertenencias. Las leyes protegían a las mujeres, hasta cierto punto, de posibles abusos sexuales. Además, eran respetadas como las responsables de las granjas cuando sus maridos estaban fuera, algo que podía prolongarse durante bastante tiempo. Hoy en día, el creciente interés hacia la cultura vikinga no responde únicamente a su imagen como implacables guerreros del mar, sino también al modo en el que vivieron y desarrollaron una sociedad nueva y moderna.

¡Descubre más!

Explora los principales puntos de interés vikingo de Noruega, de norte a sur.

Los mejores lugares de Noruega relacionados con los vikingos

Descubre más sobre...

Participa en una excursión vikinga

Visita lugares históricos, embárcate en una aventura en un barco vikingo o conviértete en vikingo por un día.

Más experiencias vikingas fascinantes

Páginas visitadas recientemente