Skip to main content

Descubre un destino que te llevará más allá de los límites interplanetarios.

Móntate en la nave Aurora y abróchate bien el cinturón…

… estás a punto de emprender una aventura espacial con auroras boreales.

Viaja al espacio en Andøya

Parece sacada de El señor de los anillos, sin embargo, en esta remota isla ubicada en el norte de Noruega, se lanzan cohetes que atraviesan las auroras boreales. ¡Un lanzamiento una vez casi provoca una guerra nuclear!

Auroras boreales frecuentes

¿Te apasionan el espacio y las auroras boreales? ¡Entonces estás en el lugar adecuado! Hay muy pocos sitios en la Tierra que estén más preparados que Andøya, en Vesterålen, para llevar a cabo investigaciones sobre las auroras boreales.

Desde principios de otoño hasta comienzos de primavera, es posible ver las auroras boreales en el cielo de Andøya. Esto hace que personas de todo el mundo tengan la oportunidad de lanzar cohetes al espacio desde un entorno lleno de auroras boreales: el centro de lanzamiento de Andøya Space.

“Gran parte de nuestra investigación gira en torno a las auroras boreales, y estamos situados de manera estratégica justo dentro del perímetro de alcance de las auroras boreales”, explica Anita Grønseth, astrofísica en Andøya Space.

A grandes rasgos, este fenómeno tiene fácil explicación. Las auroras boreales surgen debido al choque de partículas eléctricas procedentes de los rayos del sol que penetran en la atmósfera. Aparecen por la noche, cuando el cielo está oscuro. Es como ver un recital de balé en el cielo nocturno, una danza de tonos verdes y azulados, e incluso a veces incluso rosados y violeta.

Los mejores sitios para ver las auroras en Vesterålen.

Una puerta al espacio exterior

El 18 de agosto de 1962, Noruega salió al espacio lanzando el cohete Ferdinand 1 y haciéndolo volar 101.5 km más allá de la atmósfera desde Andøya Space. Este centro de lanzamiento, el único permanente de Noruega, está ubicado en la isla de Andøya, rodeado de montañas escarpadas y las olas del mar. Si bien se trata de una zona remota ubicada al norte del círculo polar ártico, cuenta con un aeropuerto que realiza varios trayectos diarios a las ciudades de Tromsø y Bodø.

“No hay muchos sitios en el mundo desde donde se puedan lanzar cohetes de semejante calibre”, explica Grønseth.

La zona de lanzamiento da al mar, lo que elimina el riesgo de que caigan sobre tierra firme y supongan una amenaza.

Desde que se lanzó el primer cohete, Andøya Space ha realizado casi mil lanzamientos de cohetes y globos.

“Cuando despega un cohete tan grande, empieza a temblar todo y hasta lo sientes en el estómago. La zona de lanzamiento se convierte en un horno”.

Anneline Laupstad, empleada de Andøya Space Education

Sus clientes son científicos y agencias espaciales de todas partes del mundo, incluida la NASA.

Interrupciones en los sistemas eléctricos

En los 60 años que lleva en funcionamiento, el centro espacial de Andøya ha realizado una gran aportación a la ciencia que ha permitido entender cómo las auroras boreales y la interacción entre el sol y la tierra afectan a los sistemas de comunicación.

“Hemos visto que este fenómeno puede llegar a interrumpir algunos sistemas eléctricos, como por ejemplo los de satélites y sistemas de navegación”, explica Anneline.

Según la NASA, el calor que desprende una erupción solar no llega hasta nuestro planeta, pero la radiación electromagnética y las partículas energéticas sí. Esto se conoce como eyección de masa coronal (o CME, por sus siglas en inglés), una explosión solar que lanza una ráfaga de partículas y fluctuaciones electromagnéticas más allá de la atmósfera de la Tierra. Estas fluctuaciones pueden llegar a generar corrientes en el suelo que llegan incluso a reventar los transformadores del tendido eléctrico.

“En el mundo actual, dependemos mucho de que la tecnología funcione sin interrupciones. Al realizar investigaciones sobre estos fenómenos, logramos entender mejor el comportamiento del sol y hacer mejores predicciones del tiempo en el espacio, lo que a su vez nos permite prepararnos ante fuertes tormentas geomagnéticas”, explica Anneline.

El incidente del cohete noruego

El 25 de enero de 1995, un cohete lanzado desde Andøya hizo saltar las alarmas del gobierno ruso. Lo detectó un radar y se creyó que era un misil tridente lanzado desde un submarino estadounidense desde el mar de Noruega.

Las fotos de Boris Yeltsin, que por aquel entonces era el presidente de Rusia, junto a su “maletín nuclear” dieron la vuelta al mundo antes de que se descubriese que los rusos habían calculado mal la trayectoria del cohete. Afortunadamente, en la actualidad existe una normativa muy estricta para prevenir este tipo de situaciones.

Aurora y las misiones a Marte

En el Museo de Spaceship Aurora podrás ver lo que se siente al lanzar tu propio cohete. El centro ofrece una amplia variedad de actividades a sus visitantes, entre las que se incluyen experimentos interesantes, un escape room, un entrenamiento de astronautas para niños, películas y exposiciones sobre el espacio y las auroras boreales.

En las misiones virtuales, podrás elegir entre viajar a las inmediaciones del espacio exterior para contemplar las auroras, o hacer un recorrido hasta Marte en busca de vida extraterrestre. Descubre cómo los pilotos, navegadores, científicos e ingenieros trabajan codo con codo para resolver los mismos problemas científicos y de ingeniería que los astronautas de verdad.

¿Estás listo para conectar con tu lado más aventurero?

Mira hacia arriba

Este es el aspecto que puede tener el cielo de Andøya cuando la luz de un láser artificial se entrecruza con las auroras boreales. Los dos rayos de láser que forman una “V” sobre el firmamento son una proyección del observatorio de ALOMAR, situado en la cima de la montaña Ramnan, a 376 metros sobre el nivel del mar. El objetivo de su investigación es estudiar los procesos que se dan en la atmósfera baja y media, entre otras cosas.

No todo el mundo tiene la suerte de poder presenciar este fenómeno durante una excursión nocturna, pero en Vesterålen las probabilidades son bastante altas, sobre todo en la época adecuada.

Qué hacer en Andøya

Esquía en una montaña nevada y haz un safari de ballenas al día siguiente. Andenes y Vesterålen son los únicos destinos de Noruega donde podrás ver a las ballenas durante todo el año, gracias a su ubicación cerca de la plataforma continental.

En la Noruega continental, podrás conocer al rey de los bosques en un safari de alces. Quizás bajo las auroras boreales, si tienes suerte.

En verano, podrás hacer senderismo y disfrutar de unas vistas espectaculares desde nuestras colinas y montañas, como por ejemplo la de la famosa cina de Måtinden o la de la montaña de Røyken. Después podrás darte un chapuzón en la increíble playa de Bleik. Sus arenas blancas te harán sentir más bien como en un paraíso tropical que en una pequeña isla del Ártico.

Desde allí podrás contemplar también la isla de Bleiksøya, donde habitan miles de frailecillos, alcas, araos, cormoranes y las imponentes águilas marinas. Acércate a los acantilados donde habitan estas aves con un safari de frailecillos guiado partiendo de Bleiksøya en barco. También ofrecen excursiones de pesca en altamar, una aventura muy del norte del Noruega.

En Andøya encontrarás también uno de los mejores tramos de carretera de la costa de Noruega, la Ruta Panorámica de Andøya, que cuenta con un montón de sitios espectaculares, entre los que se incluyen miradores, reservas naturales e incluso una zona de descanso con unos baños muy modernos. Esta ruta es también ideal para los amantes del ciclismo. Además, en esta región podrás conocer a una familia de la tribu Sami y descubrir su cultura.

Las mejores ofertas de nuestros socios

Reserva ya tu próxima aventura en Noruega.

Páginas visitadas recientemente