Skip to main content

GLACIARES

Enormes vestigios del pasado

Algunos glaciares tienen miles de años de antigüedad.

Estos bloques de hielo esconden huellas de la propia historia del planeta Tierra.

Descubre todos los misterios que oculta el hielo en una excursión guiada en las islas Svalbard, en pleno Ártico.

O visita alguno de los otros 2.534 glaciares que hay en Noruega.

El Jostedalsbreen, en la Noruega de los fiordos, es el glaciar más grande de toda la Europa continental. Es además un popular destino para hacer senderismo, excursiones sobre raquetas de nieve, escalada sobre el hielo o esquí de verano.

Siente la paz a tu alrededor.

Jostedalsbreen se divide en varias ramas. Una de ellas es el glaciar Nigardsbreen, el de acceso más sencillo de toda Noruega.

Haz senderismo, navega en barco o, mejor aún, cruza en kayak las gélidas aguas color verde esmeralda del glaciar.

¡Estas majestuosas paredes de hielo azul te cautivarán!

A lo mejor no te apetece salir a caminar sobre el hielo…

¡No hay problema! Muchos glaciares se ven desde la distancia. Es el caso del Svartisen, en el Norte de Noruega.

Al fin y al cabo, las vistas también se disfrutan desde la comodidad de una hamaca.

¿Esquís en verano? ¡Aquí sí!

Todos los centros de esquí de verano en Noruega están situados sobre glaciares. He aquí la estación de esquí del glaciar Fonna, en Hardanger.

Eso sí, nunca salgas a caminar sobre el hielo tú solo: los glaciares pueden ser extremadamente peligrosos.

Ve siempre acompañado de un guía y equipado con el material de seguridad necesario, como en esta imagen…

… tomada en el glaciar Tystig, en Stryn.

Y luego acércate a esquiar al centro de esquí de verano de Stryn.

Otra forma sana y divertida de explorar estos blancos paisajes es recorrerlos sobre unas raquetas de nieve.

Disfruta del almuerzo entre vistas impresionantes, pero siempre guardando una distancia prudencial.

Y es que pueden llegar a desprenderse grandes bloques de hielo del glaciar sin previo aviso.

¡Nunca dejes de aprender!

El Museo noruego de los glaciares, en Fjærland, es uno de los varios centros en los que puedes descubrir un montón de cosas sobre estos fenómenos naturales que han dado forma al paisaje de Noruega.

La fuerza de la naturaleza

Actúa siempre con prudencia cuando te acerques a un glaciar o alguno de sus brazos.

Ir tú solo a un glaciar es un riesgo innecesario que debes evitar: las grietas, posibles avalanchas y el movimiento impredecible de los bloques de hielo pueden resultar peligrosos. Pero acompañado de un guía profesional y con el material necesario para mantenerte a salvo, una excursión a un glaciar es una experiencia inolvidable y una verdadera aventura.

Aunque el hielo del glaciar alcance cientos de metros de profundidad, está en continuo movimiento y tiene la suficiente fuerza como para moldear la Tierra, literalmente. Fueron los glaciares de la Edad del hielo los que esculpieron los típicos fiordos, valles y laderas montañosas de Noruega. Restos de esos glaciares prehistóricos siguen hoy en pie.

Algunos glaciares, como el Tystigbreen o el Folgefonna, acogen centros de esquí de verano que cuentan con pistas acondicionadas para esquiar y hacer snowboard en manga corta y bajo el sol. El agua de la nieve que se va derritiendo hace que los valles que riega sean especialmente hermosos, con ríos y fiordos que lucen un brillo verdoso característico.

Glaciares en retroceso

Igual que en el resto del mundo, el cambio climático también ha hecho que suban las temperaturas en Noruega. Y eso, a su vez, provoca que los glaciares vayan poco a poco derritiéndose. En los últimos 30 años, la superficie que ocupan los glaciares se ha reducido un 11%, según el Centro internacional para el estudio del cambio climático (conocido como Cicero). Al menos 326 kilómetros cuadrados de hielo han desaparecido desde mediados de la década de 1980. En el norte del país, este retroceso es aún más rápido.

Conviértete en un turista sostenible y reduce tu huella medioambiental. Quédate más tiempo en una misma zona y explora todos sus rincones, en lugar de visitar muchos sitios y pasar apenas un día en cada uno. Compra productos e ingredientes locales y actúa de forma responsable, siendo consciente del impacto que tu viaje tiene sobre el medio ambiente.

Glaciares famosos en Noruega

Jostedalsbreen

Situado en la provincia de Sogn og Fjordane, en la Noruega de los fiordos, el Jostedalsbreen es el mayor glaciar en Europa continental, con una superficie de 487 kilómetros cuadrados y hielo de un grosor de hasta 600 metros.

Cuenta con más de 50 ramas glaciares, por ejemplo los famosos glaciares Briksdalsbreen y Nigardsbreen. El glaciar forma parte del Parque Nacional de Jostedalsbreen, ocupando más de la mitad del parque.

Briksdalsbreen

El glaciar Briksdalsbreen es una rama del Jostedalsbreen. Se encuentra en el valle de Briksdalen, al final del valle de Oldedalen y cerca de la pequeña localidad de Olden, en la provincia de Vestland. De ahí que se le conozca también como el glaciar de Olden.

Nigardsbreen

El glaciar Nigardsbreen es una de las ramas más accesibles del glaciar Jostedalsbreen. Está situado en la localidad de Luster, también en la provincia de Vestland.

Folgefonna

El Folgefonna, que alberga la estación de esquí de Fonna y parte del Parque Nacional de Folgefonna, es en realidad un término que hace referencia a tres glaciares: Nordre Folgefonna (o del norte), Midtre Folgefonna (Folgefonna central), y Søndre Folgefonna (o del sur). Todos ellos se encuentran en el área de Hardanger, provincia de Vestland.

Svartisen

En realidad el Svartisen, en el Norte de Noruega, consta de dos glaciares: Vestre Svartisen (occidental) y Østre Svartisen (oriental). El glaciar es parte del Parque Nacional Saltfjellet-Svartisen, en la provincia de Nordland.

Hardangerjøkulen

El glaciar Hardangerjøkulen se encuentra en la zona del fiordo de Hardanger, al norte de la meseta de Hardangervidda. Cuenta con varias ramas, como la de Blåisen, o la de Midtdalsbreen. Su punto de máxima altitud alcanza los 1.863 metros sobre el nivel del mar.

Austfonna, Olav V y Vestfonna

Situado en el archipiélago de Svalbard, el glaciar Austfonna cubre 8.412 kilómetros cuadrados y está considerado la mayor capa de hielo de Europa en cuanto a superficie, y la segunda mayor en cuanto a volumen. El hielo alcanza una altura de 783 metros sobre el nivel del mar.

Olav V Land es una península en el este de Svalbard cubierta por una capa de hielo de unos 4.150 kilómetros cuadrados. Vestfonna es una capa de hielo situada en el oeste de las islas Svalbard y cubre una superficie de en torno a 2.500 kilómetros cuadrados.

Centros noruegos sobre los glaciares

Localiza tu glaciar favorito

Rutas y actividades en los glaciares

No tienes que esperar a llegar para averiguar qué te gustaría hacer. Los glaciares noruegos son una verdadera aventura. Usa los filtros y consulta las ofertas.

Descubre más sobre...

Páginas visitadas recientemente