Skip to main content

10 planes en Noruega para los adictos a la adrenalina

Si buscas acción, en Noruega hay muchas actividades que dispararán tus niveles de adrenalina. ¡Haz surf, lánzate en tirolina, practica el rafting o navega en lancha neumática!

¿Acción? ¡No lo dudes! ¿Naturaleza? ¡Por supuesto ¿Buenas vistas? ¡Las mejores! De vacaciones en Noruega puedes combinar fantásticas actividades al aire libre con experiencias alucinantes en la naturaleza.

Si te tira la aventura, aquí podrás acercarte a la naturaleza desde un lugar privilegiado: una tirolina, una pared de montaña o una rampa de salto. Para disfrutar de todas estas actividades no es preciso ser un aventurero avezado. No te costará encontrar operadores turísticos que te ayuden a descender ríos desbocados y ascender por montañas escarpadas, aunque sea tu primera vez.

¿Te atreves a lanzarte a la aventura? Para empezar, échale un vistazo a estos diez consejos.

1. Ciclismo de montaña

Recorre sobre dos ruedas altas montañas, bosques frondosos e interminables paisajes. Noruega es un auténtico paraíso del ciclismo gracias a su orografía diversa y sus innumerables pistas y geniales bike parks.

Hoy en día, varias estaciones de esquí se transforman en parques ciclistas durante el verano. Una telesilla os llevará a ti y tu bicicleta hasta la cima, donde hay muchas pistas para elegir. Algunos de los destinos de ciclismo de montaña más valorados son Trysil, Hallingdal, Lyngenfjord y Hafjell. No te olvides el casco y respeta las indicaciones del código de la pista.

Por cierto, no hace falta que te traigas la bicicleta contigo: se alquilan por todo el país.

2. Tirolina

Surca los cielos deslizándote por una tirolina. No tienes más que elegir el entorno que más te guste —ciudad, bosque, fiordo o montaña— y despegar.

La tirolina más extensa de Noruega se encuentra en la pintoresca aldea de Flåm. Sus 1.381 metros la convierten en la más larga de toda Escandinavia. Disfruta de las vistas, pero hazlo rápido: llegarás a alcanzar una velocidad de 100 kilómetros por hora.

En Oslo se encuentra la tirolina Kollenvsvevet, junto a la plataforma para saltos de esquí de Holmenkollen. ¡Descubre qué se siente antes de lanzarse desde lo alto de la torre!

3. Rafting

¿Sabías que Noruega tiene la suerte de contar con algunos de los mejores ríos del mundo para la práctica del rafting? Entre los más famosos están Sjoa, Driva, Trysilelva y los ríos que pasan por Evje y por Voss, conocida como la capital de la adrenalina del país. Déjate llevar por las fuerzas de la naturaleza por rápidos, estrechos desfiladeros y cascadas.

Hay un sinfín de rutas guiadas de rafting para elegir. Echa un vistazo y elige la más adecuada para ti (según lo atrevido que seas).

4. Barranquismo, espeleología y puenting

Por si no conoces el concepto del barranquismo, aquí tienes un breve resumen: tras ponerte el traje de neopreno, el casco y el chaleco salvavidas, saltarás desde rocas, nadarás en grutas, te deslizarás por toboganes acuáticos naturales y harás rápel por laderas y cataratas. Desde luego, no es para pusilánimes. Los demás podéis estar seguros de que la experiencia no os dejará indiferentes.

Si te gusta observar extrañas formaciones rocosas, opta por una visita guiada de espeleología por alguna gruta estrecha.

¿Quieres más? ¿Has probado el puenting? En Noruega puedes saltar desde un fiordo, una cascada o un valle.

5. Escalada

La escalada es un concepto amplio que abarca modalidades como la escalada en roca, en hielo, deportiva, en bloque (búlder) y scramble. Independientemente de cuál te atraiga más, sin duda gozarás de la mezcla de emociones fuertes y contacto con la naturaleza.

De norte a sur se ofrecen excursiones, cursos y recorridos guiados de escalada para todos los niveles. Un buen punto de partida para salir de escalada es la localidad de Åndalsnes, conocida como la capital del alpinismo en Noruega. Desde aquí puedes acercarte al Centro de alpinismo noruego (Norwegian Tindesenter), donde se encuentra el mayor muro de escalada cubierto del país. También puedes ampliar tus conocimientos sobre la historia del montañismo.

Otra forma de comprobar si se te dan bien las alturas es visitar alguno de los numerosos parques de escalada del país. Pon a prueba tu equilibrio y supera los obstáculos entre las copas de los árboles. Muchos parques de escalada disponen de tirolinas, teleféricos y torres de salto.

6. Via ferrata

¿Te gustan las emociones fuertes? Via ferrata significa riel en italiano. Se trata de una forma de escalada en roca en la que la persona va sujeta a un cable. Cada poco tiempo se instalan nuevos recorridos de via ferrata. En este momento hay unos veinte en todo el país, por ejemplo en Valdres, Hardanger, Loen, Åndalsnes y Hemsedal.

La longitud, altura y nivel de dificultad de estas instalaciones son muy diversos, por lo que no te resultará difícil encontrar una aunque carezcas de experiencia previa. Además, sea cual sea tu nivel, seguro disfrutarás de unas vistas impresionantes.

7. Esquí en verano

Imagina deslizarte por una pista extensa y poco pronunciada con unas vistas increíbles del fiordo y las montañas… en manga corta. En Noruega puedes disfrutar de la magia del invierno en pleno verano en Stryn Summer Ski Center, Galdhøpiggen Summer Ski Center y FONNA Glacier Ski Resort, en Hardanger. Las dos últimas estaciones ofrecen pistas con varios niveles de dificultad, así como parques de nieve con divertidos rieles y saltos. En FONNA Glacier Ski Resort también se organizan excursiones guiadas al glaciar.

El horario de apertura de las estaciones de esquí estivales depende de la nieve y de las condiciones meteorológicas. Revisa los partes de nieve antes de desplazarte y prepara un plan alternativo por si el tiempo no fuera favorable.

8. Excursiones en lancha RIB

Las lanchas RIB, robustas y estables, resultan idóneas para una rápida y divertida excursión marina. Relájate y admira los fiordos, el sol de medianoche, los pigargos europeos y las orcas. Da igual hacia dónde te dirijas; prepárate para un trayecto fascinante.

En Hellesylt, en la Noruega de los fiordos, la empresa de ocio Bonseye oferta excursiones a bordo de lanchas RIB eléctricas.

9. Buceo

También es posible vivir extraordinarias experiencias en la naturaleza debajo el agua. Estudia la flora y fauna que se esconden bajo la superficie en Saltstraumen, en el Norte de Noruega; en la Noruega de los Fiordos, o en las islas del Sur de Noruega. Sumérgete para observar de cerca especies de peces exóticas, langostas y cangrejos reales. También hay la posibilidad de explorar pecios y los misterios que ocultan. En Lindesnes puedes degustar una buena comida entre las criaturas marinas en Under, el mayor restaurante submarino del mundo.

A lo largo de la costa, los centros de buceo ofertan cursos e inmersiones guiadas. Además, gracias a los flujos cálidos de la corriente del Golfo, la temperatura del agua es mucho más elevada de lo que cabría esperar en estas latitudes.

10. Surf y windsurf

El surf se basa, a partes iguales, en la paciencia, la elección del momento y el entrenamiento. Pocas cosas pueden compararse con la sensación de cazar una ola después de una larga espera en el agua. La primera vez que cazas una ola en lugar de que ella te cace a ti te embarga la felicidad.

El interés por el surf y el windsurf en Noruega está aumentando, y varios lugares gozan de excelentes condiciones para su práctica, con olas que podrían compararse con las de Bali o Hawai: Larvik en el sur, Jæren y Stadtlandet en el oeste y Lofoten en el norte.

Muchas escuelas de surf noruegas ofrecen paquetes que incluyen alojamiento, clases de surf, tablas y el resto del equipo necesario.

Seguro que cualquiera de estos diez planes te acelerará el pulso. ¿Que vienes con los niños? Entonces echa un vistazo a nuestros consejos para disfrutar de aventuras en la naturaleza con toda la familia. Alójate en un acogedor hotel ecológico en algún destino calificado como sostenible, o dale una oportunidad al glamping.

Encuentra tu inspiración

Descubre más sobre...

Páginas visitadas recientemente