Skip to main content

“Nos llaman las reinas del ferrocarril.”

Gudrun Folkedal

No, no estás viendo doble...

Te presentamos a Gudrun…

… y ahora, a su hermana gemela, Halldis.

Súbete al tren de Bergen en compañía de

Las Locomotwins

“En un principio quería ser profesora, pero un día, hojeando un periódico, vi un anuncio de empleo de maquinista. Estaba sentada en la zona exterior de la casa de mi abuela, que está situada cerca de las vías del tren, y justo en ese momento, escuché el silbido de un tren que se acercaba”, relata Gudrun Folkedal.

“Recuerdo que pensé: ‘esto es una señal de las diosas del ferrocarril’”.

Ahora, casi diez años más tarde, Gudrun no lamenta en absoluto su decisión, pues ha encontrado el trabajo de sus sueños.

“La gente en este trabajo está feliz… y la naturaleza, sobre todo en la Noruega de los fiordos, es realmente hermosa. Me encanta mi trabajo”, admite Gudrun.

Una de las rutas regulares que hace Gudrun es la que recorre el tren de Bergen, pero hoy ocupa uno de los asientos de pasajero mientras que Halldis Folkedal, su hermana gemela, conduce el tren que conecta las ciudades de Oslo, en el Este de Noruega, y Bergen, en la costa oeste.

El viaje dura unas siete horas, media hora arriba o abajo.

Acompaña a las reinas del ferrocarril y conoce sus consejos prácticos sobre qué ver y hacer a lo largo del recorrido del tren de Bergen.

Halldis es maquinista desde hace casi cinco años. Aunque tiene un máster en Danza, quiso seguir los pasos de su hermana y probar algo nuevo.

“El trabajo de maquinista me tentaba. Además, te permite estar en estrecho contacto con la naturaleza”, explica Halldis.

La ruta pasa por estaciones ubicadas en lo alto de las montañas, valles cuya vegetación cambia de color según la estación y deslumbrantes fiordos, de cuya panorámica el maquinista goza de una posición privilegiada.

Con suerte, puedes divisar renos, alces o zorros.

Que el tren de Bergen sea habitualmente conocido como uno de los mejores viajes panorámicos en tren del mundo está más que justificado.

Para Halldis, el hecho de que sea un medio de transporte que, además de desplazar pasajeros y mercancías, cuida por el medioambiente, le da aún mayor valor.

“El ferrocarril es uno de los medios de transporte que más cuida por el medioambiente”, reconoce Halldis.

“Conducir un vehículo tan grande me hace sentir poderosa.”

Halldis Folkedal

En Noruega, estas hermanas son conocidas como “las gemelas maquinistas” (en noruego, lokfører-tvillingene).

Incluso, el personal en las diferentes estaciones y otros maquinistas tienen una manera especial de saludar a estas hermanas tan famosas, y no es otra que dedicándoles una especie de reverencia, algo muy acorde para unas reinas del ferrocarril.

Las Locomotwins tienen cuentas en Twitter e Instagram para que todo el mundo pueda seguirlas en sus viajes por Noruega:

“Nos gusta decir que desde nuestro trabajo tenemos las mejores vistas del mundo.”

Gudrun Folkedal

El tren de Bergen: una línea ferroviaria llena de historia

El tren de Bergen lleva conectando el Oeste y el Este de Noruega más de un siglo. Aunque se inauguró en 1909, su planificación se remonta a 1871.

Se estima que un total de 2.400 peones (rallare, en noruego) trabajaron en la construcción de la línea. El terreno montañoso a lo largo de toda la ruta complicó el proceso de construcción, especialmente el tramo de 100 kilómetros entre las ciudades de Mjølfjell y Geilo, a una elevada altitud.

“Fue un trabajo de ingeniería artística en su máxima expresión. Nos sentimos muy orgullosos del ferrocarril”, comenta Halldis.

Durante la construcción del tren de Bergen, fue necesario trazar de forma paralela un largo camino para poder transportar los materiales, equipos y provisiones de comida. Este camino se conoce ahora como Rallarvegen, la Ruta de los Camineros, y en verano es una de las sendas ciclistas más populares.

La ruta de 82 kilómetros parte de Haugastøl y atraviesa panorámicos paisajes montañosos, pasando por Finse, hasta llegar a la pequeña localidad de Flåm, junto al fiordo Sognefjord. También es posible seguir pedaleando hasta la localidad de Voss.

“Si saludas al tren cuando vas en bici por la vía Rallarvegen, el maquinista te devuelve el saludo tocando el silbato”, señala Gudrun.

“El ferrocarril permitió conectar Noruega por todos los rincones.”

Halldis Folkedal

En la actualidad, el tren de Noruega forma parte de uno de los circuitos más populares de Noruega: Norway in a nutshell.

La mayoría de la gente comienza el viaje en Bergen o en Oslo, y en la estación de Myrdal hace trasbordo para subirse al entrañable Flåmsbana, un antiguo tren internacionalmente conocido que atraviesa hasta 20 túneles en su recorrido descendente desde las montañas hasta la localidad de Flåm, junto al fiordo. Una vez aquí, puedes completar esta magnífica vivencia haciendo un crucero por el fiordo Nærøyfjord, reconocido como Patrimonio Mundial de la UNESCO, y otros fiordos cercanos.

También puedes comenzar el viaje en Voss, Geilo o Flåm, y adaptar la ruta, la duración y las actividades a tu gusto. El circuito es una forma cómoda y respetuosa con el medioambiente de experimentar Noruega.

La mayoría de las estaciones por las que pasa el tren de Bergen se sitúan en localizaciones singulares, con una variada oferta de actividades y planes para hacer por los alrededores. Para asegurarte de que no te dejas nada por el camino, apéate del tren y tómate un descanso en una estación (o en varias) para sacar todo el jugo a esta maravillosa experiencia.

¿A qué esperas para hacer las maletas?

Conoce todos los detalles de la línea de ferrocarril que une las ciudades de Oslo y Bergen:

VACACIONES SOBRE RAÍLES:

Sigue los consejos de las Locomotwins sobre las paradas indispensables del tren de Bergen

¡No te lo pienses!

Aprovecha estas increíbles ofertas

Echa un vistazo a algunas empresas que te ayudarán a sacar el máximo partido de tu viaje.

Páginas visitadas recientemente