Skip to main content

Las paradas indispensables del
TREN DE DOVRE

Recorre “el rey de los valles” y experimenta la meseta de las montañas Dovrefjell y el lago más grande de toda Noruega, el Mjøsa.

Este recorrido en tren, de seis horas y media de duración, entre las ciudades de Oslo y Trondheim te llevará por algunos de los parajes más fascinantes de Noruega.

¡Planifica unas vacaciones a toda velocidad! El tren puede ser un punto de partida perfecto para tus aventuras noruegas. ¡Prescinde del coche!

Deja que Erik Sveberg Dietrichs te guíe en este viaje a bordo del tren de Dovre mientras lees las páginas de su libro Togferie (en español, “Vacaciones sobre raíles”).

¡Viajeros al tren!

Te esperamos en la Estación Central de Oslo.

Un viaje que también puedes comenzar desde la estación de tren del aeropuerto de Oslo.

Los alrededores del lago Mjøsa

Reclina tu asiento y disfruta las vistas desde tu ventanilla mientras el tren rodea el lago más grande de Noruega: el Mjøsa.

Observa las pintorescas granjas en esta región agrícola antes de hacer una parada en Hamar, la mayor urbe de esta zona.

“Hamar alberga varios museos fantásticos, como el Museo noruego del ferrocarril y el museo medieval Domkirkeodden.”

Erik Sveberg Dietrichs

Pasa la noche en el Wood Hotel, aclamado internacionalmente por ser el edificio de madera más alto del mundo.

O simplemente admira esta impresionante construcción sin apearte del tren.

Zona de Lillehammer

Lillehammer, la ciudad que acogió los Juegos Olímpicos de Invierno en 1994, se encuentra a una hora de viaje desde Hamar.

Explora el Museo olímpico noruego.

Disfruta el idílico entorno del museo al aire libre de Maihaugen, perfecto para familias.

Si viajas con niños, planifica hacer una parada también en la próxima estación.

A corta distancia andando desde la estación de Hunderfossen, tienes a tu disposición dos espacios de aventuras más que recomendables para disfrutar en familia: el parque de atracciones Hunderfossen y el parque temático Lilleputthammer.

Concédete un día adicional derrochando adrenalina en bici de montaña por el famoso parque ciclista de Hafjell.

En invierno, ven con toda la familia a esquiar a las estaciones de Hafjell o Kvitfjell.

El valle de Gudbrandsdalen

Sube de nuevo al tren, pues ¡aún te quedan muchas cosas por explorar!

Presta atención porque, en poco tiempo, estarás atravesando “el rey de los valles noruegos”: el valle de Gudbrandsdalen, con sus elevadas montañas, caudalosos ríos y rico patrimonio cultural.

Visita la histórica iglesia de madera de Ringebu, construida en torno al año 1220.

“Como sugerencia, tráete el libro Las campanas gemelas, de Lars Mytting. Una sensacional novela ambientada en esta iglesia y en sus alrededores.”

Erik

Desde hace siglos, Gudbrandsdalen acoge numerosas granjas pintorescas, cuyos propietarios han elegido este escenario de enorme belleza para instalarse.

Apéate del tren y disfruta una relajada estancia en una granja. Una opción también excelente para quienes deciden hacer a pie el camino de peregrinación por el valle de Gudbrandsdalen.

Esta ruta, que recorre todo el trayecto entre las ciudades de Oslo y Trondheim, te adentra por paisajes históricos y culturales.

Sin duda, quienes se lanzan a vivir esta experiencia, la guardan en su memoria durante el resto de sus días.

Los más intrépidos podrán dirigirse al río Sjoa, donde les espera un chorro de diversión mientras practican rafting en familia.

Para probar esta actividad, debes bajar del tren en las estaciones de Kvam u Otta.

En la parte más alta del valle de Gudbrandsdalen, el tren hace una parada en la estación de Dombås, a 659 metros sobre el nivel del mar. Desde aquí, podrás poner rumbo a los parques nacionales de Dovrefjell y Rondane.

O también hacer trasbordo para subirte a la línea de Rauma, famosa en el mundo entero.

Acompaña a Erik en un viaje a bordo del tren de Rauma.

Escucha la canción Dovregubbens Hall (“En la gruta del rey de la montaña”), del famoso compositor noruego Edvard Grieg, y ve marcando el ritmo para la próxima parte del viaje.

Entramos en el reino del buey almizclero, las montañas Dovrefjell.

Admira a este imponente ejemplar de la fauna nórdica en una ruta guiada por la montaña.

Contrata una excursión con un operador turístico cerca de las estaciones de tren de Hjerkinn y Kongsvoll.

Asciende la montaña Snøhetta, haz una excursión ecuestre sobre un caballo islandés o disfruta una ruta en bici por estas montañas panorámicas.

Después de tanto ejercicio, relájate en un refugio de montaña (fjellstue, en noruego).

El histórico refugio de Kongsvold Fjeldstue incluso cuenta con su propia estación de tren (Kongsvoll).

En esta imagen puedes ver la estación. Se trata del edificio de color negro, arriba a la izquierda, a tan solo cinco minutos andando del refugio.

“Ten tu cámara a mano para el siguiente tramo del viaje. Desde la estación de Kongsvoll, el tren atraviesa el espectacular y panorámico valle de Drivdalen.”

Erik

Bajando el valle, con la cámara a punto, prepárate para vivir experiencias llenas de acción en Oppdal.

Atrévete con el barranquismo de la mano de guías experimentados en Festajuvet. ¡Observa cómo se acelera el latido de tu corazón!

En invierno, elige entre cuatro montañas para vivir tus aventuras blancas.

La ruta de peregrinación también pasa por Oppdal, un alto en el camino en el que algunos peregrinos inician su andadura y otros la terminan.

“Antes de llegar al destino final, el tren hace una parada en la estación de Støren, donde podrás hacer trasbordo para subirte a la línea de Røros y poner rumbo a la pintoresca ciudad de Røros.”

Erik

Durante la última hora de viaje, es momento de reclinar el asiento y relajarte mientras saboreas un delicioso gofre noruego.

¡Trondheim te da la bienvenida!

En una abrir y cerrar de ojos, estarás entrando en el destino final de tu viaje: Trondheim, la patria de los sabores nórdicos.

¿O quizás arrancarás este sensacional viaje en tren desde Trondheim? Sea lo que sea...

¡disfruta el viaje!

Sobre el tren de Dovre

El viaje en tren de Oslo a Trondheim tarda aproximadamente seis horas y media.

A lo largo de los 485 kilómetros de recorrido, el tren pasa por el valle de Gudbrandsdalen y las montañas de Rondane y Dovrefjell, brindándote una oportunidad única de experimentar la variada naturaleza noruega y algunos de los parques nacionales más espectaculares.

El tren de Dovre pasa también por algunas estaciones que conectan con otras líneas ferroviarias, como la línea de Rauma y la línea de Røros. Al llegar a Trondheim, puedes hacer trasbordo a la línea de Nordland, para continuar el viaje hasta Bodø, en el Norte de Noruega. Desde Bodø, prosigue tu andadura en barco hasta las Islas Lofoten y la costa de Helgeland y Salten.

El tren de Dovre tiene 26 salidas a la semana en cada dirección: cuatro los días de diario y los domingos, y dos los sábados.

Incluso hay un servicio de tren nocturno, pero recuerda que si quieres un compartimento propio, debes comprar los billetes con mucha antelación porque se agotan muy pronto. Descubre más consejos para viajar en tren de la mano de un experto en trenes.

El vídeo a continuación te ilustra todo lo que debes saber sobre el viaje en tren de Oslo a Trondheim:

Explora los principales destinos

Para recorrer Noruega no te hace falta coche.

Descubre más cosas sobre el tren de Dovre

de la mano del experto en trenes Erik Sveberg Dietrichs

Noruega en tren

Aprovecha estas increíbles ofertas

Los trenes de larga distancia de Noruega te llevan a todos los rincones del país.

Páginas visitadas recientemente