Dynamic Variation:
Offers
x

There was not an exact match for the language you toggled to. You have been redirected to the nearest matching page within this section.

Choose Language
Toggling to another language will take you to the matching page or nearest matching page within that selection.
Search & Book Sponsored Links
Search
or search all of Norway
The Scream by Edvard Munch
Munch in Oslo.
Photo: VisitOSLO / Icecube Media

Tras los pasos de Munch

muteplay/pauseplay/pause
Campaign
Course
Event
Partner
Media
Meetings
Travel Trade

Tomando Oslo como punto de partida, se pueden hacer varias excursiones de un día a lugares históricos y rincones idílicos en el Oslofjord para entender mejor la vida y obra de Munch.

Después de haber digerido la impresionante colección de obras de Munch en el Museo Munch y el Museo Nacional (cerrado hasta 2020), y de haber visitado su casa natal y estudio en Ekely, quizás sea el momento de escaparse de la capital y explorar sus alrededores.

Un día tras los pasos de Munch

Se sabe que Munch era un espíritu inquieto que buscaba, en las idílicas islas del fiordo de Oslo o en mansiones señoriales en el campo, la paz interior que nunca encontró en la gran ciudad.

Un amor convulso

A aproximadamente una hora de viaje desde el centro de Oslo se encuentra Åsgårdstrand, una hermosa localidad costera situada entre Horten y Tønsberg. Munch pasó aquí varios veranos desde 1889. Una convulsa historia de amor le llevó a pintar cuadros como Melancolía, Dos personas, La voz, Separación y uno de sus cuadros más famosos, Las chicas en el puente.

Munch compró aquí una casa independiente que, desde 1947, funciona como museo y aún sigue abierta al público.

La diminuta Åsgårdstrand también es, históricamente, un lugar en el que los artistas solían juntarse para trabajar y celebrar fiestas durante el verano. Hoy en día, viajeros y aficionados al arte vienen y se reúnen en las numerosas galerías locales, cafeterías, tiendas de antigüedades y artesanía, así como otros pequeños negocios. Todo el mundo puede encontrar su inspiración en estas encantadoras calles con casas de madera pintadas de blanco cuyos habitantes, en un número excepcionalmente elevado, son artistas. Durante el verano puedes apuntarte a alguna visita guiada para conocer a fondo cómo era la vida de Munch aquí.

Si te desplazas una hora y media hacia el sur desde Åsgårdstrand, llegarás a la animada localidad de Kragerø, donde Munch creó varios de sus cuadros más conocidos. Coge uno de los mapas disponibles en la oficina de turismo local y visita los lugares señalizados, en los que Munch encontró inspiración para sus obras. La ruta de Munch te permite también descubrir los rincones y las callejuelas con más encanto de esta ciudad portuaria.

Un cambio de escenario

Años después de sus veranos en Åsgårdstrand, Munch se encontraría en la otra orilla del fiordo de Oslo. Si haces el corto trayecto en barco entre Horten y Moss, puedes también visitar la isla de Jeløya.

En medio de este bonito archipiélago, uno puede dar un paseo y tratar de experimentar las mismas sensaciones que inspiraron a Munch para pintar algunas de las obras más destacadas de su carrera.

Refsnes Gods, Moss

Refsnes Gods, Moss.
Photo: Refsnes Gods
Restaurant Munch, Moss

Restaurant Munch, Moss.
Photo: Refsnes Gods

En el Restaurante Munch del hotel Refsnes Gods, en la parte oeste de Jeløya, puedes degustar, rodeado de ocho cuadros originales del artista, la misma comida local que el propio Munch solía disfrutar.

Jeløya es un paraíso natural para los apasionados del arte, ya que acoge las famosas galerías Galleri Røed y Galleri F15, instituciones artísticas punteras tanto en Noruega como en toda la región.

La región de Oslo ofrece también...

No esperes a llegar aquí para decidir qué te gustaría hacer.

×
Your Recently Viewed Pages

Volver arriba