Skip to main content

PARQUES NACIONALES

Paisajes sobrecogedores y naturaleza virgen

El derecho a vagar libremente siguiendo las reglas de la madre naturaleza.

Los parques nacionales son los tesoros más preciados de Noruega.

Todo el mundo es bienvenido, siempre que se tenga el debido respeto y se sea especialmente cuidadoso al visitar estas zonas protegidas.

Por ejemplo, al hacer senderismo por rutas espectaculares como la de Kattanakkjen, en el Parque nacional de Jostedalsbreen.

O al salir en busca de aventuras otoñales por el Parque nacional de Rondane.

Cuando visites uno de los 47 parques nacionales de Noruega, lo único que debes dejar tras de ti son las leves marcas de tus pisadas en el suelo…

… y un abrazo lleno de cariño.

Los parques nacionales acogen un gran número de plantas poco comunes, renos, aves y otras muchas especies…

… además de criaturas únicas.

Apúntate a una excursión guiada para conocer a los fascinantes bueyes almizcleros en Dovrefjell.

Nunca te alejes de la ruta señalizada, como esta de la imagen, en el remoto Parque nacional de Rago, en Salten (Norte de Noruega).

Aquí tienes asegurada una incomparable sensación de libertad y de estar a solas con la naturaleza.

Muchos parques nacionales y sus alrededores cuentan con grandes opciones para la pesca.

Pero no olvides hacerte antes con el correspondiente permiso de pesca.

La gran mancha blanca que se observa en el centro de un mapa de Noruega es el Parque nacional Jostedalsbreen.

La mayor parte de su superficie la ocupa el glaciar Jostedalsbreen, el más grande de la Europa continental.

Esquiar en verano, o salir a caminar o a escalar sobre el hielo son algunas de las cosas que puedes hacer aquí. También puedes apuntarte a una excursión guiada para explorar el hielo azul que cubre uno de los extraordinarios brazos del glaciar del parque nacional.

Otra opción es alquilar una bicicleta y vivir aventuras sobre las dos ruedas a través del enorme Parque nacional Hardangervidda.

Prepárate bien y revisa el itinerario antes de salir: muchos parques solo permiten la presencia de bicicletas en ciertas rutas y senderos.

En los alrededores de los parques tienes a tu alcance paisajes y fenómenos naturales sin igual.

Muy cerca del Parque nacional de Hardangervidda se encuentra la cascada de Vøringsfossen, una de las más espectaculares de todo el país.

¿Te atreves a cruzar el puente que cuelga sobre ella?

Los cuatro parques nacionales marinos harán las delicias de los aficionados a las actividades acuáticas. Entre ellos, se encuentra el de Færder, en el Este de Noruega.

Y si buscas aventuras salvajes en lugares remotos, desplázate hasta el paisaje ártico del Parque nacional de Varangerhalvøya.

Allí puedes salir a pescar salmones, hacer esquí de fondo o senderismo, y admirar la belleza de colinas que se extienden a lo largo de muchísimos kilómetros.

¿Necesitas algo aún más remoto?

En los siete parques nacionales que hay en las islas Svalbard te sentirás como un verdadero explorador polar.

Nunca salgas sin un guía: ¡estás en el reino del oso polar!

Ten en cuenta que en medio de la naturaleza es posible que no tengas cobertura para llamar a tus amigos.

Un viejo mapa siempre viene bien, así que trae uno contigo. Y respeta siempre el llamado Código de la montaña para mantenerte seguro en estos parajes remotos.

La naturaleza es lo más importante

Estas zonas son el hogar de las criaturas que las habitan. Sé respetuoso con las plantas y animales que viven aquí. Explora amplios y variados ecosistemas, descubre la naturaleza virgen, observa desde la distancia a animales salvajes y disfruta de paisajes llenos de paz y tranquilidad.

Hay parques nacionales por toda Noruega. Es muy probable que haya uno relativamente cerca del lugar al que vayas.

Cerca del 85% de los parques nacionales noruegos ocupan terreno montañoso, desde suaves mesetas a altos picos, barrancos y glaciares. Cuatro de ellos se consideran marinos: el 98% de su superficie está bajo el agua.

El derecho a vagar libremente

Pasar tiempo al aire libre es un aspecto muy importante de la identidad nacional de los noruegos. El derecho de acceso, conocido en noruego como allemannsretten, forma parte de la Ley de Recreación al Aire Libre desde 1957. Dicha norma garantiza que todo el mundo pueda disfrutar de la naturaleza. Cualquiera es libre de pasear casi por donde quiera, siempre que se tengan en cuenta algunas normas básicas.

El derecho a vagar libremente se aplica también a la mayoría de los parques nacionales, aunque el acceso a algunas zonas puede estar limitado durante los periodos de anidación y cría de algunas especies. También puede haber reglas más estrictas para acampar, pescar y hacer senderismo, entre otros. Consulta la normativa vigente y familiarízate con ella antes de salir de excursión. Más información en la web oficial de los parques nacionales de Noruega.

Compórtate en la naturaleza

Los requisitos son sencillos: sé considerado y respetuoso con el medio ambiente.

Asegúrate de que recoges tu basura y muestra respeto hacia la naturaleza y hacia los demás. Deja el lugar que visites tal y como te gustaría encontrarlo. E intenta dejar la menor huella posible tras de ti.

Si cumples estas sencillas reglas, tienes total libertad para explorar los paisajes noruegos y volver a casa con recuerdos y experiencias inolvidables. Además, conocer los parques nacionales de primera mano ayuda a concienciar sobre la importancia de conservar estos espacios naturales.

¡Deja que los propios animales te muestren cómo debes comportarte en la naturaleza y pronto serás todo un experto!

Encuentra el parque nacional más cercano

Páginas visitadas recientemente