Skip to main content

FRILUFTSLIV:
el amor de los noruegos por el aire libre

El concepto de friluftsliv (la vida al aire libre) está tan arraigado en Noruega como el esquí de fondo o los jerseys de lana. Descubre cómo puede hacerte más feliz.

Sal. Ponte en marcha.
Siente cómo se te dibuja una sonrisa en el rostro.

La friluftsliv es mucho más que una simple idea. Es toda una filosofía, una forma de vida.

Es un compromiso de pasar tiempo al aire libre, sin importar la edad ni la forma física…

…ni la estación, ni el pronóstico del tiempo.

La friluftsliv abarca todo tipo de actividades, desde hacer esquí o senderismo en condiciones extremas…

…hasta recoger frutos del bosque, pasear al perro o pasar la noche (o la tarde) tumbada en una hamaca.

Conecta. Relájate. Despéjate.

La friluftsliv es la actividad de ocio preferida entre los noruegos: la practica más gente que todos los demás deportes juntos.

Relájate. Renuévate. Recarga las pilas.

Pasión por la naturaleza

El término friluftsliv fue acuñado en la década de 1850 por el famoso dramaturgo noruego Henrik Ibsen, quien lo utilizó para describir los beneficios que pasar tiempo en lugares remotos reporta al bienestar espiritual y físico.

En cualquier caso, la idea de acercarse a la naturaleza con fines puramente recreativos forma parte de la cultura noruega desde hace siglos.

Actualmente, nueve de cada diez noruegos manifiestan interés por la friluftsliv”, apunta Bente Lier, secretaria general de Norsk Friluftsliv, confederación de 18 organizaciones dedicadas a la actividad al aire libre en Noruega.

¿Pero qué significa exactamente esta palabra?

“La friluftsliv no alude a ninguna actividad en concreto. Los noruegos atribuyen al término un significado más profundo, algo así como desconectar del estrés cotidiano y sentirse parte de una identidad cultural que nos une como seres humanos en el marco de la naturaleza”, explica Lier.

La filosofía de la friluftsliv consiste principalmente en una vida sencilla en el medio natural, sin destruirlo ni perturbarlo. El concepto también está estrechamente vinculado con el de lo kos, un término puramente noruego que hace referencia a sentirse a gusto.

La friluftsliv es ya un elemento más de la identidad nacional noruega. El amor por el tiempo al aire libre se plasma en todos los aspectos de sus vidas.

Veamos algunos ejemplos:

Curiosidades sobre la friluftsliv:

  • La friluftsliv cuenta con su propia ley, la Friluftsloven, que incluye el derecho noruego a vagar libremente.

  • En Noruega hay varias escuelas infantiles (friluftsbarnehager) al aire libre, donde los niños pasan el 80% del tiempo en espacios exteriores.

  • Muchos noruegos buscan una pareja a la que le guste la vida activa, y no es raro hacer senderismo o salir en bicicleta en la primera cita.

  • El país cuenta con almacenes que prestan material para practicar actividades al aire libre y que promueve el propio Estado.

  • La Asociación noruega de trekking (DNT) tiene más de 260.000 socios. Voluntarios dedican cada año más de 550.000 horas al mantenimiento de las 550 cabañas de la DNT, a señalizar rutas, planificar excursiones, etc.

  • En Noruega es posible cursar un grado universitario en friluftsliv.

Enamorada de la friluftsliv

“Resulta asombroso que la reconexión con la naturaleza y la vida al aire libre sigan siendo parte del alma noruega, pese al moderno estilo de vida que el país tiene hoy en día”, señala la escritora, bloguera y abogada francesa Lorelou Desjardins.

Cuando Desjardins llegó a Noruega, hace nueve años, pronto despertó su curiosidad la pasión que sus vecinos sentían por la naturaleza. El hecho de que prácticamente todos salieran disparados cada viernes, a las cuatro de la tarde (como muy tarde, para evitar atascos), hacia una cabaña en la montaña le causaba verdadera fascinación.

En una charla TEDx celebrada en Trondheim en 2018, habló de su relación con la friluftsliv y de cómo una urbanita adicta al trabajo a quien no le agradaba el campo se convirtió en una entusiasta de la friluftsliv que adora pasar su tiempo libre en la naturaleza.

“La friluftsliv es una de las razones que me llevaron a establecerme en Noruega”, dice Desjardins, que antes había residido en otros nueve países.

Todo beneficios

Los expertos saben desde hace tiempo que pasar tiempo en la naturaleza repercute positivamente en nuestra salud física y mental.

“La friluftsliv reporta beneficios físicos de valor incalculable, ya que a menudo implica algún tipo de actividad física. No obstante, sus efectos positivos en la salud mental son igualmente importantes”, dice Lier.

Se refiere a un estudio que demuestra que estar en la naturaleza ayuda de forma evidente a reducir la ansiedad y mejora las facultades cognitivas.

Varios estudios noruegos señalan que uno de los principales alicientes para tomar parte en la friluftsliv es el deseo de paz y tranquilidad. En una encuesta pública de 2020, nueve de cada diez noruegos afirmaron que sentían menos estrés y estaban de mejor humor cuando pasaban tiempo al aire libre.

“Al prestar atención al medio natural, dejamos de poner el énfasis en nosotros mismos”, explica Helga Synnevåg Løvoll.

Esta profesora adjunta de friluftsliv en el Volda University College ha llevado a cabo varios estudios sobre las experiencias emocionales, espirituales y estéticas relacionadas con la práctica de la friluftsliv. Revela que sentarse en el bosque en silencio puede resultar tan beneficioso para la salud como una carrera hasta la cima de una montaña.

“Cuando conseguimos estar presentes y asimilar la belleza de la naturaleza, alcanzamos una sensación de satisfacción”.

Inspira, espira.

Aquí y ahora.

Synnevåg Løvoll defiende que los cinco caminos hacia el bienestar documentados pueden expresarse a través de la friluftsliv:

  • conectar (mediante actividades al aire libre con otras personas)
  • llevar una vida activa (mediante la práctica del senderismo, el ciclismo, el remo, etc.)
  • observar (al mostrar curiosidad y percibir lo bello)
  • seguir aprendiendo (familiarizarse con una nueva actividad o emprender una nueva senda)
  • dar (al ayudar a otros a pasarlo bien al aire libre)

Quizá la friluftsliv sea uno de los motivos por los que Noruega se considera uno de los lugares más felices del mundo. En el Informe Mundial de la Felicidad de las Naciones Unidas de 2020, Noruega ocupó el quinto lugar. Bergen y Oslo también están entre las diez ciudades más felices del mundo.

“Creo que es de justicia reconocer que la friluftsliv contribuye al alto nivel de felicidad de los noruegos”, señala Lier.

No importa el clima ni la estación

¿Y qué pasa en los días fríos, oscuros y lluviosos?

En Noruega hay cuatro estaciones muy marcadas y un sinfín de condiciones meteorológicas, pero la friluftsliv mantiene su vigencia los 365 días del año.

En la mayoría de los hogares noruegos, el mal tiempo no es excusa para quedarse en casa. Si te quejas, es probable que alguien te recuerde que “no existe el mal tiempo, solo ropa inadecuada” (este popular dicho rima en noruego).

En una entrevista con National Geographic, la psicóloga Kari Leibowitz, de la Universidad de Stanford, explicó que los noruegos están dotados de lo que llama “una mentalidad positiva frente al invierno”. Esta actitud hace que la gente “aprecie las oportunidades que ofrece cada estación”, asegura Leibowitz, que aprendió a sobrellevar el cambiante clima noruego durante el año que vivió en la ciudad ártica de Tromsø.

Otro gran conocedor del clima y las temperaturas extremas es Sigmund Andersen, que lleva 20 años en Svalbard, donde trabaja como guía de montaña de la IFMGA y profesor adjunto de la UiT – The Arctic University of Norway.

“Lo que hace único nuestro enfoque cultural sobre la actividad al aire libre es que nos prepara para ser personas dinámicas. Estamos constantemente haciendo planes y modificándolos en función del tiempo”, explica.

Conectar de verdad

Según Andersen, que ha pasado más tiempo en la naturaleza del que la mayoría podríamos imaginar, la friluftsliv es un proyecto vital que exige dedicación plena. La friluftsliv, opina, resulta imprescindible para su bienestar.

“Experimento un mayor sosiego cuando conecto con la naturaleza. Me siento realizado al completar excursiones exigentes y gozo al observar paisajes hermosos o cómo cambian el cielo, las tonalidades y el tiempo”, asegura Andersen.

Como guía turístico, considera su objetivo principal el transmitir que para vivir grandes experiencias en la naturaleza no se necesita nada extremo.

“Creo que lo principal es aprender a tomarse las cosas con calma. No hace falta marcarse metas ambiciosas en cuanto a la distancia que recorramos o el ritmo al que lo hagamos. La friluftsliv no consiste en eso”.

En su lugar, tómate tu tiempo…

…para asimilar las espléndidas vistas y los pequeños detalles que la naturaleza nos regala.

Abre la puerta. Cruza el umbral.

Y prueba el noble arte de la friluftsliv.

Encuentra tu actividad preferida

Usa los filtros y consulta las ofertas.

Páginas visitadas recientemente