Skip to main content

RECETA:
Matpakke
Comida típica noruega para llevar y degustar allá donde vayas

Ese deseado tentempié siempre te sabe mejor cuando lo sacas después de llevar un rato guardado en tu portaalimentos o fiambrera.

En Noruega, sentimos un cariño especial por la comida traída desde casa. Cuando estábamos en la guardería, nuestros padres ya nos prepararan el almuerzo para llevarlo en nuestra mochilita; con el paso de los años, seguimos conservando esta práctica preparando con mucho mimo el almuerzo para el trabajo o la merienda para cuando salimos de excursión a la naturaleza. Es aquí, sin lugar a dudas, cuando más disfrutamos estos apetitosos bocados caseros.

¡Para pensar en ideas originales no hay que quebrarse mucho la cabeza! Y es que esta tradicional comida noruega para llevar encima consiste en rebanadas de pan recién horneado (muchas veces en plan sándwiches abiertos), rellenas o cubiertas de tus ingredientes favoritos, a las que puedes añadir, por qué no, unos trozos de frutas, verduras o bayas.

Prueba algunos ingredientes estrella para rellenar o adornar tus matpakke como brunost (queso dulce marrón), hvitost (queso blanco) con pimientos, caviar con huevo cocido, leverpostei (paté de hígado) con pepino, spekeskinke (embutido de jamón), salmón ahumado o huevos revueltos.

Si todos los comensales exponen sobre la mesa su tentempié favorito, disfrutaréis en común de un menú informal de lo más ameno, colorido y variado.

La clave del éxito de todo tentempié preparado desde casa reside en el pan, que ha de ser lo más tierno posible para que no pierda sabor.

En cualquier panadería o supermercado de Noruega encontrarás una gran selección de panes recién hechos (hasta 10-15 variedades de pan elaborados con diferentes tipos de granos y harinas).

En muchos hoteles y refugios dotados de personal de Noruega te ofrecen la posibilidad de prepararte tu propia merienda para que te la comas más tarde allá donde vayas. Tráete tu porta alimentos al salón donde se sirven los desayunos, prepárate unos bocadillos y ¡ya tienes tu almuerzo gratis listo para llevar! No obstante, ten en cuenta que algunos establecimientos cobran un plus por esta práctica.

Cuando tengas ante ti un desayuno libre, tienes que probar algunos de los ingredientes y cremas de untar más exóticos y originales: ¡forma parte de la experiencia noruega!

Atrévete a hacer tu propio pan

¿Te ves con ganas de amasar tu propio pan? Prueba la receta de pan moreno de cebada y avena extraída de la Oficina Noruega de Información sobre el Pan y el Grano. Esta receta, saludable y deliciosa, ha sido concebida por el talentoso panadero noruego Arild Mellemsæther.

Ingredientes

Receta para dos barras
Dificultad: media
Tiempo total requerido: 3-4 horas, incluida la preparación, la fermentación y el horneado del pan.

Cereales para remojar
150 gramos de harina morena integral
25 gramos de salvado de trigo
60 gramos de harina de cebada
60 gramos de avena
250 mililitros de agua

Masa principal
450 gramos de harina de trigo
300 gramos de harina integral
20 gramos de sal
25 gramos de levadura fresca
350 mililitros de leche desnatada

Un poco de leche para el glaseado y de avena para la cobertura.

Método de preparación

  1. Remoja los cereales. Mezcla la harina integral, el salvado de trigo, la harina de cebada, la avena y el agua en un recipiente grande. Deja todos los ingredientes en remojo durante unos 30 minutos a temperatura ambiente.
  2. Completa la masa. Incorpora el resto de los ingredientes al recipiente. Amasa con una batidora (amasadora), primero a velocidad baja durante 3 minutos y después otros 3 minutos a más velocidad.
  3. Deja reposar la masa unos 30 minutos y posteriormente amásala de nuevo a mano. Déjala reposar otros 20 minutos.
  4. Divide la masa en dos partes para dar forma a las barras. Riega las barras con la leche y pásalas sobre la avena; a continuación, colócalas en moldes de barra de 2 litros. Cubre los moldes y deja que fermente la masa durante aproximadamente 40 minutos en un lugar cálido.
  5. Precalienta el horno a 210 °C. Cuece el pan en la parte inferior del horno hasta que adquiera un tono dorado, unos 40 minutos.
  6. Saca el pan del molde de inmediato y déjalo enfriar sobre una rejilla.

Un buen consejo para preparar tu tentempié para llevar es utilizar un recipiente con varios compartimentos. A nadie le gusta que las rebanadas de pan se peguen entre sí o que se adhieran a la tapa. Los noruegos suelen poner láminas finas de papel encerado o papel de hornear para separar un sándwich de otro.

Recetas para llevar en tu mochila

Consulta algunos sabrosos tentempiés para tus aventuras al aire libre.

Recetario noruego

Páginas visitadas recientemente