Skip to main content

EL FIORDO DE HARDANGER

Belleza salvaje

Desliza hacia abajo para saber más sobre Hardanger, o ve directamente a Organiza tu viaje

Descubre el fiordo de Hardanger en invierno

No basta con verlos en Instagram: hay lugares que has de ver, oler y sentir por ti mismo.

La región de Hardanger, en la Noruega de los fiordos, es uno de ellos. Refréscate con el agua que brota de sus cascadas, o con el delicioso sabor de una de las mejores sidras del mundo.

Los aficionados al senderismo con más experiencia seguro alcanzarán la famosa roca de Trolltunga (o La lengua del trol), aunque no necesariamente al primer intento (otras muchas rutas están indicadas para todos los niveles).

La exigencia de estos 10-14 kilómetros hacen que llegar a la cima sea un verdadero motivo de orgullo.

Trolltunga Active y Trolltunga Adventures ofrecen excursiones guiadas durante todo el año.

Para disfrutar de tu triunfo tras alcanzar lo alto de la montaña, pasa la noche en una cúpula con el techo de cristal donde admirar la puesta y salida de sol.

Esta zona está llena de aventuras: vías ferratas, safaris en lanchas hinchables RIB, o kayak a través del tercer fiordo más largo del mundo.

Aquí resulta imposible aburrirse.

Recorre el imponente glaciar Folgefonna guiado por los expertos de Folgefonni Glacier Team. Empápate de conocimientos sobre las fuerzas de la naturaleza responsables de las profundas grietas y los cambios en el glaciar.

Y no dejes de admiras el color azul del hielo bajo tus pies, y el turquesa del fiordo que parece extenderse más allá de los confines de la tierra.

En la estación de esquí de verano Fonna puedes probar a esquiar por primera vez, perfeccionar tus habilidades o bien practicar esquí de fondo.

También puedes dar una oportunidad a las raquetas de nieve.

Prepárate para vistas y paisajes que te dejarán boquiabierto a medida que avanzas por la Ruta panorámica de Hardanger.

Una de las paradas destacadas es la cascada de Vøringsfossen.

¿Te atreves a encaramarte a un mirador que cuelga de uno de los mayores precipicios de Noruega? Sin duda notarás un ligero hormigueo en el estómago.

Siente la fuerza del agua y deja que sus relajantes sonidos hagan que todo lo demás desaparezca.

Si sigues avanzando a través del estrecho valle de Måbødalen, llegarás a la aldea de Eidfjord, junto al fiordo, que ofrece también muchas posibilidades.

Un desvío que merece la pena tomar es el que conduce a la antigua granja de montaña de Kjeåsen, unos 600 metros sobre el fiordo.

La ruta panorámica continúa hacia Øystese y Norheimsund, que cuentan con excelentes museos, además de otra cascada única: Steinsdalsfossen.

Pero, ¿qué hace tan especial a esta caída de agua de 50 metros? Pues se trata del camino que cruza literalmente la cascada, ofreciendo unas vistas incomparables de los rápidos.

Especiales son también los campos frutales de Hardanger, los más bellos de toda Noruega.

En primavera, estas colinas se llenan de flores blancas, mientras que en otoño aquí puedes encontrar las manzanas más sabrosas que jamás hayas probado.

Descubre tú mismo por qué las sidrerías de Hardanger no dejan de ganar premios por su llamado champán nórdico.

Únete a una ruta de la sidra a bordo del velero híbrido "Vision of the Fjords" en Sørfjorden, o a la ruta guiada de la sidra y la fruta en Ulvik (incluye cata).

La granja Syse gard es una de las paradas en la ruta de la sidra. Durante cinco generaciones, sus responsables han elaborado aquí mismo todos sus productos. No te vayas sin probar su deliciosa mermelada, su sidra, su zumo de manzana y su carne de cordero.

Uno de los principales productores de sidra de la zona del Sørfjord es Aga sideri. Lo que hace algún tiempo no era más que una granja familiar se ha convertido en una premiada productora de sidra.

Aquí las manzanas reciben el cariño necesario para convertirse en las burbujas de felicidad de las que todo el mundo habla.

A solo 50 metros de este paraíso de la sidra encontrarás la aldea de Agatunet, un lugar idílico con casas que se remontan al año 1220.

La historia yace entre estas paredes de madera. Aquí puedes participar en excursiones guiadas, eventos artísticos, o muestras históricas y culturales.

Aquí se encuentra también el histórico Hotel Utne, que lleva acogiendo a huéspedes más de 300 años y al que se conoce como El hotel de la sidra.

La fascinación que produce el crujir de estos viejos suelos hace que te sientas como en las páginas de un libro de historia, según los anfitriones.

Y es de sobra conocido que el hotel en el que te alojas hace que percibas la zona de una forma u otra. En Hardanger, de hecho, lo difícil es elegir entre todos sus hoteles históricos y singulares.

Un ejemplo es el Hotel Ullensvang, en Lofthus, donde puedes darte un baño en piscinas exteriores o cubiertas. O simplemente admirar el paisaje del fiordo desde el calor de una relajante sauna.

Puede que esa sea la mejor opción tras un día entero en las montañas subiendo, por ejemplo, hasta las escaleras de Munketrappene a través de la famosa ruta de senderismo de la reina Sonia (HM Queen Sonja’s panoramic hiking trail).

No debes irte de Hardanger sin antes visitar un último reclamo histórico: los jardines secretos del castillo Baroniet Rosendal.

Puede que esta construcción del siglo XVII sea la más pequeña de su tipo en toda Escandinavia. Pero su precioso parque y su jardín de rosas sin duda compensan su reducido tamaño.

Pero en Hardanger, la cultura se muestra en numerosas formas. Hay quienes afirman que el Hardangerbunad, con sus combinaciones de colores y bordados, es el traje típico más famoso de Noruega.

En el Museo de la cultura de Hardanger (Hardanger Folk Museum), en la cercana localidad de Utne, aprenderás más sobre las tradiciones y costumbres de esta zona.

¿Listo para salir a explorar?

Comienza ya a organizar tu viaje

Descubre más sobre...

Las mejores ofertas de nuestros socios

Reserva ya tu próxima aventura en Noruega.

Páginas visitadas recientemente