Skip to main content

Planes llenos de cultura en Bergen

Visitas históricas obligadas: La historia de Bergen se remonta a la Edad Media. El muelle de Bryggen forma parte de la lista de Patrimonio de la humanidad de la Unesco. Y la Iglesia de Santa María data del siglo XII.

Arte: El museo KODE y la Bergen Kunsthall son algunos de los centros de arte contemporáneo más importantes de toda Noruega. Bergen alberga además una de las mayores colecciones de obras de Edvard Munch. Los amantes del arte no deberían perderse galerías como Tag Team Studio, Kunstgarasjen o Visningsrommet USF.

Teatro y danza: Delante del Teatro Nacional (Den Nationale Scene) hay una estatua del famoso dramaturgo Henrik Ibsen, que en su día fue director de ese centro. La mayoría de obras se interpretan aquí en noruego, así que una alternativa puede ser asistir a un espectáculo de Carte Blanche, la compañía nacional de danza contemporánea.

Música: Bergen cuenta con una vibrante escena musical. Kygo, Alan Walker, Sigrid o Aurora son ejemplos de artistas locales que han alcanzado fama internacional. La ciudad acoge varios festivales de música cada año. Uno de los más conocidos es el Bergen International Festival, que incluye muchas formas de expresión artística: música, teatro, danza, ópera y artes plásticas. En la isla de Lysøen se puede visitar la que fuera casa del excéntrico violinista y compositor Ole Bull desde 1873. Bull la llamaba su pequeña Alhambra, con sus cúpulas de cebolla y una compleja ornamentación. Otra opción es que te dirijas a Troldhaugen, donde vivió el compositor Edvard Grieg. Si lo que te va es la música en directo, aquí hay sitios para todos los gustos: desde el rock y el metal de Røkeriet, al indie de Landmark, el jazz de Sardinen y hasta la actuación de la Orquesta Filarmónica en Grieghallen. También es recomendable disfrutar de la fantástica combinación de arte y música de baile en Østre.

Comer y beber: Sitios como Colonialen, Kaigaten Kaffebar, Det Lille Kaffekompaniet, Blom, Kaffemisjonen, Smakverket, Plassen y Amalies Hage -dentro de la Biblioteca municipal de Bergen- garantizan excelente café en un ambiente inmejorable. Tampoco faltan los bares de moda, como Tipla Cocktail Bar, Apollon Platebar, Legal, Muskedunder, HEM, Lampemannen Bar, Tennis, la vinoteca Don Pippo y el Colonialen Matbar. Para comer, algunas de las mejores opciones son Bare Vestland, situado en un acogedor sótano en el centro de la ciudad; Allmuen, en Torgalmenningen, y Marg & Bein, en la zona universitaria de Nygårdshøyden.

Restaurantes de primer nivel: Para una experiencia culinaria fuera de lo común, visita los restaurantes Lysverket, Colonialen 44, 1877 o BARE, este último de estrella Michelin. Todos ellos se enorgullecen de ofrecer platos deliciosos a base de ingredientes locales.

Ya que estás aquí: Merece la pena dar una vuelta por la zona verde de Nygårdsparken, y visitar el jardín botánico o la exposición de historia natural del Museo universitario de Bergen. Echa un vistazo a otros planes y cosas que ver y hacer en Bergen.

Disfruta de Bergen con y como los locales

Un día soleado: Todo el mundo sabe que Bergen no disfruta de un tiempo demasiado estable. Así que, si tienes la suerte de que salga el sol, lo mejor que puedes hacer es aprovechar el buen tiempo en el centro. Disfruta del almuerzo, toma una cerveza o refréscate con un delicioso helado. ¡O incluso las tres cosas! Eso sí: llévate el paraguas por si acaso.

Barrios llenos de encanto: Bergen está repleto de preciosos edificios de madera y calles de adoquines. Algunas de las zonas más populares entre los turistas son Bryggen, Nøstet y Klosteret. Indre Sandviken, con sus hermosas callejuelas, su arte urbano y sus casas antiguas, es otra de las paradas obligadas. Prueba los gofres con queso marrón, algo muy típico de Noruega, en el moderno y acogedor bar Barista, en Øvregaten, que está lleno de curiosos cachivaches. Por la noche, el dueño suele poner música de entre su gran colección de vinilos. En Bod 24, situado en un viejo almacén en la zona de Sandviken, puedes disfrutar de un buen almuerzo, con un poco de suerte incluso sentado a orillas del muelle. Muy cerca se encuentra Dr. Wiesener, una cervecería con un gran ambiente y famosa por sus raspeballer, típicas empanadillas noruegas hechas con patata.

Sal a descubrir el arte urbano: La mayoría de monumentos y cosas que ver en Bergen están cerca del centro y se puede llegar a ellos a pie. Aún así, siempre es buena idea alquilar una bicicleta o un patinete eléctrico, sobre todo si piensas salir a buscar obras de arte urbano. Y es que hay mucho que ver, ya que hace años que Bergen cuenta con un importante colectivo de artistas de esta disciplina. Un ejemplo es Dolk, una especie de Banksy local, del que puedes ver piezas en el edificio del cine Bergen Kino y tras la verja de un callejón al que da la sala de conciertos Stereo. Además, puedes admirar otras obras de arte urbano en las zonas de Nygårdshøyden, Kong Oscarsgate y en los alrededores de Sentralbadet, la piscina municipal reconvertida en centro cultural.

Por si llueve: En caso de que no haga buen tiempo, una buena opción para resguardarse es el lujoso hotel Opus XVI, donde puedes tomar un café o un té. Eso sí, no olvides llamar y reservar.

Deliciosa comida local: En caso de que puedas probar solo una de las especialidades gastronómicas locales durante tu estancia, asegúrate de que sea persetorsk (algo así como bacalao triturado). Se suele comer por Navidades, pero en Bien Basar puedes disfrutarlo en cualquier época del año. Este restaurante situado en Kjøttbasaren, un antiguo mercado de marcada atmósfera histórica, sirve, además de persetorsk, comida local al más puro estilo de las tapas españolas. En cualquier caso, hay muchos peces en el mar… de Bergen. En Søstrene Hagelin te chuparás los dedos con sus pasteles de pescado en forma de corazón. Otro establecimiento que sirve sopa y pastel de pescado es Cafe-Bergen, en Strandkaien. Allí puedes también disfrutar de un fantástico café, un delicioso zumo hecho con manzanas de Hardanger o una cerveza artesanal de la zona. Pingvinen es un gastropub poco conocido y que vale mucho la pena visitar. Disfruta de platos típicos noruegos como albóndigas y pescado en escabeche. ¡Y no olvides probar las palomitas con abundante mantequilla fundida!

Bares y ocio nocturno: Si quieres disfrutar del sábado noche entre los locales, tu destino es Skostredet. Allí podrás viajar al pasado, a la década de 1950, en la típica cafetería de estilo norteamericano Roll & Rock. ¡Disfruta de gramolas, batidos y del mismísimo Elvis, el rey del rock! Otras paradas obligadas son Folk & Røvere y No Stress, en Hollendergaten, a tiro de piedra del mercado de pescado (Fisketorget). No es casualidad que No Stress fuese nombrado el mejor bar de toda Noruega en 2015, gracias, entre otras cosas, por sus excelentes cócteles. Si coges sitio frente a la tele puedes pasarlo en grande jugando al Mario Cart en la consola Nintendo. Y si te apetece echar unos bailes, la discoteca Silent Disco, en Vaskeriet, es una gran opción.

Ya que estás aquí: Bergen rebosa experiencias culinarias de primer nivel. Descubre las mejores cafeterías, bares y restaurantes de la ciudad.

Los mejores consejos para una ruta urbana

Stoltzekleiven: Se trata de un recorrido bastante popular, asfaltado pero bastante empinado, que incluye más de 700 escalones hacia la cima de Sandviksfjellet.

Vidden: Esta zona entre los picos de Fløyen y Ulriken es el escenario de una ruta de cinco horas de duración que te llevará por vistas espectaculares de los fiordos.

Fløyen, excursión 1: Si eres de los que prefieren caminar por carreteras asfaltadas o de gravilla, coge el funicular Fløybanen hasta lo alto del monte Fløyen y desciende luego a través de la ruta de Tippetue.

Fløyen, excursión 2: Si hace buen tiempo, el trayecto desde Skomakerdiket, en Fløyen, hasta Fjellhytten es una maravilla. Desde allí puedes ir hacia la izquierda y seguir la pista de gravilla para regresar a Fløyen, o bien continuar recto y admirar las vistas de las cumbres Blåmanen y Rundemanen por el camino. El recorrido completo dura entre dos y tres horas.

Fløyen, excursión 3: La ruta de Skredderdalen, que va de Fjellveien hasta Fløyen por una carretera de gravilla, es uno de los más recomendables para un día de lluvia. Cuando llueve, este bosque de cuento de hadas luce especialmente verde y la cascada fluye a raudales.

Funicular a Ulriken (reapertura prevista para verano de 2021): En el monte Ulriken encontrarás varias rutas interconectadas y las mejores vistas de la ciudad. ¡Y siempre puedes volver abajo en tirolina! Contrata un guía local para sacar el máximo partido de la excursión.

Rutas de invierno: En Bergen no suele nevar demasiado, ni siquiera en invierno, por lo que la mayoría de recorridos poco alejados del centro se pueden hacer en cualquier época del año. Pero si lo que quieres es nieve, solo tienes que coger el funicular hasta Fløyen o Ulriken para verla. Ve preparado, con las raquetas en tus pies. Si hay suficiente nieve, puedes bajar en trineo desde Fløyen hasta Fjellveien.

Un paseo lleno de historia: Da una vuelta por las callejuelas de adoquines del centro y admira las preciosas casas de madera, que gozan del encanto de otra época.

Ya que estás aquí: La agencia local Bergen Base Camp ha diseñado una suerte de escape room al aire libre basada en los 950 años de historia de la ciudad. Se llama Bergen GO y puedes participar en ella con tu teléfono móvil. Otros planes llenos de acción para disfrutar del domingo son el remo, montar en bicicleta o salir de excursión en lancha RIB.

¡Organiza tu viaje a Bergen hoy mismo! Consigue las mejores ofertas de las cadenas hoteleras que colaboran con VisitNorway: Radisson Blu, Scandic, Strawberry y Thon.

Aprovecha estas increíbles ofertas

Echa un vistazo a algunas empresas que te ayudarán a sacar el máximo partido de tu viaje.

Páginas visitadas recientemente