Skip to main content

SETESDAL

Cuna de tradiciones populares de Noruega

Desliza hacia abajo para saber más,
o ve directamente a Organiza tu viaje

¿Listo para una aventura de 210 kilómetros?

¡Sal a conocer las acogedoras aldeas de Setesdal!

Asegúrate de conducir despacio, para no perderte las impresionantes vistas que te esperan tras cada curva en la carretera Rv9.

¿Cuántas casitas de madera con el tejado cubierto de hierba puedes ver por el camino?

Setesdal cuenta con el certificado de Destino sostenible, que refleja su compromiso y esfuerzo por conservar paisajes, cultura y medio ambiente.

Unas auténticas vacaciones ecológicas.

Los vecinos del valle han logrado mantener vigentes las viejas tradiciones, quizás más que en cualquier otro punto del país.

Se enorgullecen también de su traje regional, el Setesdalbunad, que visten no solo con motivo de alguna festividad, sino también muchos otros días.

Los artistas folk de la zona tocan sus violines de Hardanger (o hardingfele) y sus arpas de boca, haciendo música que invita a cantar y a bailar como se hacía antaño.

Gracias a su folclore, forman parte de la lista de Patrimonio cultural inmaterial de la Humanidad de la Unesco.

El primer orfebre llegó a la zona hace más de cien años. Hoy en día solo tres personas siguen trabajando el metal, en Evje, Rysstad y Valle.

Visita sus talleres y descubre cómo elaboran sus joyas. Puede que vuelvas a casa con un recuerdo de las marcas Sylvbui (en Rysstad) o Hasla,
(en Valle).

Tampoco deberías perderte el Museo de Setesdal, o el de Rygnestadtunet, donde podrás aprender sobre las singulares tradiciones de la zona.

Y no puedes irte de Setesdal sin admirar el fiordo Byglandsfjord desde el barco de vapor a leña Bjoren, del año 1866.

Puede que los más entusiastas de las tradiciones locales se atrevan a salir a la montaña con sus zapatos de estilo bunad. A ti te recomendamos que lleves unas buenas botas de senderismo.

Tienes unas 50 opciones para salir de caminata desde la carretera Rv9.

Puedes incluso partir en una emocionante ruta familiar, niños incluidos, hasta la impresionante cascada Gloppefoss.

Si buscas un subidón de adrenalina, puedes montar en bicicleta a través del bosque, montaña abajo, sorteando obstáculos en el TrollAktiv Fun Bike Park, o a lo largo de la Ruta ciclista nacional 3.

O alquila una bicicleta eléctrica y descubre nuestros paisajes.

O prueba a hacer escalada por tu cuenta o en una de las tres vias ferratas de la diminuta aldea de Valle.

Seguro que los niños querrán también trepar por los árboles del parque de escalada de Klatreskogen, salir en busca de piedras preciosas en el Mineralparken, o hacer rafting en el río Otra.

Precisamente Otra es una de las vías fluviales más largas de Noruega, además de excelente para la pesca de truchas.

Aquí vivirás momentos mágicos y tendrás profundas conversaciones que llevarás siempre en la memoria.

¡Sin olvidar lo bien que sabe el pescado cuando finalmente muerde el anzuelo! Cocina tu propia cena con la trucha pescada en el río.

Igual de deliciosa es la carne de reno o de cordero de la variedad Spælsau que sirven los restaurantes aquí.

Cabe mencionar que la ovejas de cola corta pertenecientes a esta vieja raza noruega (la Spælsau) estuvieron a punto de desaparecer en torno al 1900.

Gracias a los cuidados brindados en Setesdal, estos animales gozan hoy de una buena salud.

Puede que hayas visto la nieve y te hayan entrado ganas de esquiar. Avanza por las excelentes pistas de esquí de fondo que hay en la zona, …

… o deslízate sobre la nieve en la estación de esquí de Hovden (Hovden Alpine Centre), la más grande del sur de Noruega, o disfruta haciendo esquí de travesía en las montañas junto a Valle o Bykle.

¡No esperes más y prepara tu viaje a Setesdal hoy mismo!

Volver arriba

Descubre más sobre...

Aprovecha estas increíbles ofertas

Echa un vistazo a algunas empresas que te ayudarán a sacar el máximo partido de tu viaje.

Páginas visitadas recientemente