Skip to main content
¿Por qué se ha convertido Trondheim en uno de los destinos primordiales para los comidistas?
Yo creo que se debe a que esta zona ofrece ingredientes que son lo mejor de lo mejor.
Tenemos pescado fresco del fiordo, carne de producción local y un montón de verduras de la máxima calidad.

Live Krangnes Edvardsen, chef

La chef Live Krangnes Edvardsen nos presenta su…

Triángulo de la cultura de Trondheim

Trondheim se ha convertido en un destino destacado dentro del panorama gastronómico, gracias a sus talentosos chefs y a los increíbles productos disponibles en esta zona. Uno de esos destacados cocineros es Live Krangnes Edvardsen, que trabaja en el restaurante Credo, de estrella Michelin. Ella nos enseña los aromas y sabores de la que es Región europea de la Gastronomía en el año 2022.

“Aunque llevo en esta profesión apenas un par de años, me he dado cuenta de que los restaurantes de esta ciudad han llevado la experiencia culinaria a nuevas cotas. Es genial formar parte de esta aventura”, explica Edvardsen.

Trondheim es hoy uno de los mejores destinos gastronómicos de Noruega, en gran parte gracias al trabajo de los agricultores de la región y a sus innovadores cocineros. Y eso ha llevado a Trøndelag a ser reconocida internacionalmente como la Región europea de la Gastronomía de 2022.

Trondheim se autodenomina “la patria de los sabores nórdicos”, pero lo cierto es que en esta animada ciudad podemos encontrar cocinas de todo el mundo. Para degustar los mejores platos escandinavos, acude a uno de sus tres restaurantes Michelin. Pero quizás también te apetezca probar algún dulce o bollo recién horneado en alguna de las acogedoras pastelerías de la ciudad. Y es que Trondheim es una caja de sorpresas.

Esta localidad en el centro de Noruega rebosa historia e interesantes monumentos. Le pedimos a la chef Live Krangnes Edvardsen que nos mostrase tres de los reclamos culturales más destacados. ¡Sigue leyendo para descubrirlos!

El triángulo de la cultura de Trondheim

La cafetería Streif Bakery & Café, conocida como el pequeño secreto de Trondheim, ocupa una ubicación inmejorable, a orillas del río Nidelven. Y a pesar de pertenecer al barrio de Midtbyen, en pleno corazón de la ciudad, este agradable local huye del ruido en un punto bastante tranquilo.

La cafetería es parte del Centro de peregrinos de Nidaros, que da la bienvenida a aquellos que han llegado a su destino tras completar la conocida ruta de peregrinación de San Olaf.

Suelo venir aquí para alejarme un poco de todo, normalmente tras un día largo de trabajo en la cocina. Me encanta la idea de pedir un café y un bolle [un bollito dulce] y simplemente relajarme.

En la cafetería puedes disfrutar de bollería recién hecha y una buena taza de café mientras echas un vistazo a un mural que muestra a todos los peregrinos que han pasado por el centro.

A Edvardsen también le encanta tomar algo en el precioso jardín del centro.

Desde el jardín se puede ver Bakklandet, un acogedor barrio lleno de pequeñas casitas de madera y callejuelas estrechas, además del Puente de la ciudad vieja y los antiguos edificios del muelle. Las vistas son tremendamente hermosas y relajantes.
El camino que discurre junto al río Nidelven pasa por delante de la cafetería Streif. Puedes seguir ese recorrido alrededor de toda la ciudad.

Dulce y salado

El trayecto culinario de Edvardsen arranca con los dulces y la bollería de la localidad en la que pasó su infancia: Surnadal, un pequeño pueblo a unas dos horas en coche de Trondheim.

“El plan era convertirme en repostera. Solía preparar postres para mis compañeros de clase casi cada noche, aunque a mí personalmente me gustan más los platos salados. Creo que heredé ese interés de mi abuela, que siempre nos ofrecía bollería casera cuando la visitábamos. El resto de mi familia jugó también un papel importante en el camino que tomé”, explica la chef.

Con 16 años, Live se formó en la escuela de cocina de Trondheim y entró a trabajar como aprendiz en el prestigioso restaurante Credo, el mismo del que hoy en día es jefa de cocina.

Una ciudad Michelin

Credo era uno de los tres restaurantes con estrella Michelin de Trondheim, pero ahora el renombrado restaurante se ha trasladado a la Biblioteca Nacional de Noruega en Oslo.

Otro de esos reconocidos restaurantes es Fagn, en pleno centro. En él puedes disfrutar de un menú degustación de 10 o 20 platos en la planta baja, o bien optar por algo más sencillo, pero igualmente delicioso, en la segunda planta.

“Cuando no estoy en la cocina, trabajando, me encanta salir a comer en la ciudad. Trondheim tiene un montón de cafeterías y restaurantes excelentes. No te pierdas la pastelería Moulangerie, especializada en cruasanes: están realmente deliciosos”, asegura.

Coge un café y un cruasán para llevar y acompaña a Edvardsen de camino al segundo plato fuerte de nuestra visita cultural a Trondheim.

Trondheim es mucho más que deliciosa comida.

Edvardsen nos muestra más rincones de la ciudad. A solo cinco minutos a pie de esa cafetería escondida junto al río se encuentra el símbolo más conocido de Trondheim…

… la catedral de Nidaros, la basílica de estilo gótico más al norte del mundo.

La catedral de Nidaros es una visita obligada si se viaja a Trondheim. Las vistas desde el exterior son preciosas, pero es que dentro hay mucho que explorar.

Admira las vidrieras y los altísimos techos de la catedral y sube sus 172 escaleras para disfrutar de unas vistas fantásticas del centro de la ciudad.

No importa la estación: la catedral es un lugar fascinante que visitar en cualquier época del año.

En los meses oscuros de otoño e invierno, las miles de esculturas del templo le dan un aire de misterio.

Y en primavera y verano, la luz que entra por las vidrieras, bañando de colores el interior de la catedral, es un espectáculo digno de ver.

La catedral se levantó sobre la tumba de San Olaf, el rey vikingo que trajo el cristianismo a Noruega. En la Edad Media, Nidaros era el destino de peregrinación más importante del norte de Europa. Y para muchos fieles de todo el mundo sigue siendo un lugar rodeado de enorme simbolismo.

Sigue el llamado Camino de San Olaf, una ruta de peregrinación llena de historia que va de Oslo hasta la catedral de Nidaros. No hace falta que hagas todo ese recorrido: puedes elegir un trayecto más corto. La peregrinación a Nidaros es una tradición que se remonta más de mil años y muchos de los que la completan siguen cumpliendo la tradición de dar tres vueltas alrededor de la catedral nada más llegar.

“Recuerdo visitar la catedral de niña y hacer una visita guiada al sótano y la cripta. Esa fue una de las cosas que más me llamó la atención”, nos cuenta Edvardsen.

Se puede acceder al sótano y a la cripta de la catedral acompañado de un guía. Allí se encuentra la mayor colección de tumbas medievales de toda Noruega, además de un esqueleto de la segunda mitad del siglo XI.

Tras tantas emociones, es hora de relajarse y disfrutar de platos de primera calidad. La tercera parada de la ruta cultural elegida por Edvardsen tiene exactamente lo que necesitamos.

A solo ocho minutos andando desde la catedral llegamos a un auténtico templo del lujo.

Bienvenidos al hotel Britannia, de cinco estrellas.

Siempre he querido alojarme en el Britannia. Es un sitio increíblemente hermoso y lujoso.

El Britannia cuenta con 233 habitaciones y un servicio a la altura de sus cinco estrellas. El establecimiento comenzó sus operaciones en 1870, convirtiéndose en un hotel de máxima categoría en 2019, tras la reforma del edificio.

Al Britannia se lo conoce como el cisne blanco de Trondheim, debido a su fachada.

“Este hotel rebosa lujo. El propio edificio es muy elegante”, indica Edvardsen.

Muchos famosos se han alojado en el hotel, entre ellos el noruego Fridtjof Nansen, famoso explorador polar. En 1896, tras sus expediciones al Ártico norte, eligió el Britannia para anunciar sus hallazgos a las sociedades geológicas de todo el mundo:

Sigue los pasos de Nansen y prueba deliciosos platos en uno de los seis bares y restaurantes del hotel.

El chef Christopher Davidsen, campeón del mundo de cocina y medallista del Bocuse de oro, gestiona el restaurante de estrella Michelin Speilsalen. Si lo visitas en sábado puedes darte un capricho y disfrutar de un menú especial de cuatro platos regados con champán.

“Otro restaurante increíble es Palmehaven”, recomienda Edvardsen.

Y ya que Live Krangnes Edvardsen es precisamente chef, nuestro recorrido con ella incluye, por supuesto, una visita a la cocina.

Hoy el menú incluye especialidades como vieiras, langosta y tarta de manzana. ¡Delicioso!

Suena (y sabe) espectacular.

Y no hay otro como Henrik Dahl Jahnsen, director de vinos, experto sumiller y vencedor del premio Michelin de sumilleres en los países nórdicos, para elegir qué beber con cada uno de los deliciosos platos de la cocina.

La experiencia culinaria en el Britannia es increíble. Ofrece una comida de la máxima calidad, además de bebidas fantásticas en su bar.

¿Te ha entrado hambre?

Ven a Trondheim en verano y podrás deleitarte en el Festival gastronómico de Trøndelag, que celebra, cada año, los sabores de la región.

Un recorrido lleno de cultura

Localiza las visitas culturales favoritas de Edvardsen.

Descubre más sobre...

Aprovecha estas increíbles ofertas

Echa un vistazo a algunas empresas que te ayudarán a sacar el máximo partido de tu viaje.

Páginas visitadas recientemente