Skip to main content

Submarinismo y esnórquel

Sumérgete en un mundo secreto.

Bajo la superficie de los mares y fiordos noruegos, encontrarás...

... una vida marina única.

Busca caracoles de mar luminosos...

... y explora cavidades naturales recubiertas de alegres anémonas multicolor.

Una de estas cavidades se encuentra en el estrecho de Saltstraumen, cerca de Bodø, donde se producen unas de las corrientes marinas más fuertes del mundo. Aquí siempre debes bucear acompañado de un guía local.

“Las cambiantes mareas de Noruega dan lugar a una naturaleza submarina única y a una riquísima vida marina. Bosques de kelp (algas marinas) y anémonas son solo dos ejemplos de todas las espectaculares variedades subacuáticas que cualquier buceador podrá contemplar”, describe Gunnar Midtgaard, de la Asociación de Submarinismo Noruego.

“En el fiordo de Trondheim incluso hay arrecifes de coral a profundidades accesibles”, señala Midtgaard.

Ubicado a una profundidad de 39 metros en Tauterryggen, en el fiordo de Trondheim, es el arrecife de coral menos profundo de este tipo en Noruega.

“Las aguas puras y cristalinas del Mar del Norte ofrecen una visibilidad excelente y contribuyen a una riquísima diversidad de vida marina por todo el litoral noruego”, continúa Midtgaard.

Si tienes suerte, podrás observar orcas mientras exploras el mundo subacuático de Noruega. Una probabilidad que se acrecienta a medida que avanzas hacia el Norte de Noruega.

Puedes alquilar el equipo en uno de los centros de buceo que hay por toda la costa, donde también ofrecen inmersiones guiadas en zonas increíbles.

Es tu momento para lanzarte al agua desde un barco de buceo en el Sur de Noruega...

... o hacer una inmersión guiada por profesionales especializados y explorar tesoros ocultos, como el pecio del DS Frankenwald, en Gulen, en la Noruega de los fiordos (en la imagen).

“También recomiendo el pecio del Konsul Carl Fisser, accesible para la mayoría de los buceadores”, sugiere Midtgaard.

Este antiguo buque de carga yace en una posición prácticamente vertical a una profundidad de 20-60 metros, en el fiordo de Valderøy, cerca de Ålesund.

“El reto de bucear en aguas más frescas puede desalentar a algunos, pero a su vez lo convierte en una experiencia exótica que merece la pena probar”, reconoce Midtgaard.

La temperatura del agua puede oscilar entre 2 y 22 grados Celsius, en función de la época del año y de la zona geográfica.

“Precisamente a causa de la temperatura, solo se permite bucear con traje de neopreno durante un breve período de tiempo al año, de ahí que sean más habituales los trajes secos”, señala Midtgaard.

Descubre los lugares más espectaculares de Noruega para practicar submarinismo y esnórquel.

Con independencia de tu cualificación en buceo, siempre encontrarás aventuras subacuáticas adecuadas para ti. Los más autónomos pueden utilizar su propio equipo, mientras que los principiantes pueden iniciarse haciendo un curso en alguno de los centros de buceo con la certificación PADI que existen por todo el litoral. El acceso al agua puede hacerse directamente desde la costa, o bien en barco hasta un punto estratégico. ¡Practicar esnórquel por las aguas limpias y cristalinas de Noruega es otra experiencia muy recomendable!

A continuación te proponemos algunas de las zonas más populares entre los aficionados al submarinismo y el esnórquel:

1. Aguas frescas y cristalinas en el Norte de Noruega

Saltstraumen, en los alrededores de Bodø

A 30 minutos por carretera desde Bodø, se encuentra Saltstraumen, el estrecho donde se producen las corrientes de mareas más fuertes del mundo, lo que lo convierte en uno de los lugares más famosos entre los aficionados al submarinismo. En sus aguas podrás ver todo tipo de peces, ondeantes bosques de kelp, anémonas de vivos colores y caracoles de mar, si tienes suerte.

La fuerza de estas corrientes obliga a bucear siempre acompañado de un instructor que conozca bien la zona local. Recuerda que el buceo en esta zona solo está recomendado para buceadores experimentados. Los más noveles podrán apuntarse a inmersiones guiadas y cursos de buceo en otros puntos donde la corriente no es tan enérgica, pero que ofrecen unos fondos marinos igual de mágicos.

Raftsundet, en Norland

Más adentro en el Norte de Noruega, en el estrecho de Raftsundet, de 20 kilómetros de largo, se encuentra el pecio de D/S Nordstjernen. En septiembre de 1954, este buque de pasajeros de 76,5 metros de eslora se hundió tras errar su rumbo. El pecio en cuestión está considerado como una de las experiencias de buceo más gratificantes de todo el litoral, sin embargo no está indicado para principiantes, dado que se encuentra a una profundidad de en torno a 50 metros.

Kilbotn, en los alrededores de Harstad

En Kilbotn, cerca de Harstad, te esperan otras dos experiencias relacionadas con naufragios. Explora el submarino alemán U-711 y el buque depósito M/S Black Watch, que se hundió en 1945 durante la Operación Juicio. Para bucear por los alrededores de este submarino debes ser un buceador experimentado, ya que reposa a una profundidad de entre 44 y 60 metros. El pecio del Black Watch, en cambio, se encuentra a una profundidad más accesible, entre 15 y 44 metros.

Si estás iniciándote en el submarinismo, puedes hacer cursos o practicar esnórquel y buceo libre por la zona alrededor de Harstad.

Skarberget, en el fiordo Tysfjord

Skarberget, justo a la afueras de Narvik, es conocido como uno de los mejores lugares de buceo de pared del norte del país, y es sumamente popular para hacer submarinismo por la noche.

Aquí te puedes mezclar con especies como estrellas y erizos de mar, mientras que las enormes concentraciones de arenque convierten las aguas del fiordo en un atractivo banquete para las orcas, de ahí que tengas muchas posibilidades de encontrarte con algún ejemplar de este cetáceo.

Nyksund, en Vesterålen

En Vesterålen te espera un mundo natural de lo más salvaje, tanto en superficie como por debajo del agua. Las claras aguas árticas que rodean la aldea pesquera de Nyksund albergan grandes bosques de kelp y una variada y rica vida marina. Un lugar magnífico para practicar esnórquel o apuntarte a un safari de submarinismo, a lo que podrás acceder tanto directamente desde una de sus preciosas playas como a bordo de un barco RIB. Aquí también se ofrecen cursos de buceo libre (apnea).

Reine, en Lofoten

Unas impresionantes y elevadas montañas, unido a sus largas playas de arena blanca, rodeadas de aguas limpias y cristalinas, hacen de Lofoten un destino aclamado por turistas de todo el mundo. Aparte de esta espectacular naturaleza en superficie, ¡el archipiélago también es una zona ideal para el buceo en pecios! Justo a las afueras de la pequeña localidad pesquera de Reine, se encuentra el pecio del barco de vapor noruego MS Hadsel, que yace sobre un lecho de arena. Las frías aguas del Ártico han mantenido en muy buen estado los restos del barco, gracias a lo cual se ha convertido en un lugar de buceo muy popular.

2. Un paraíso en Trøndelag

Dolmsundet y Frohavet, en las inmediaciones de Hitra

En los alrededores de la isla Hitra, en la región de Trøndelag, te esperan numerosas aventuras de buceo. Conoce su maravillosa naturaleza o vete de pesca submarina en busca de fletanes, rodaballos, mejillones y cangrejos por esta amplísima zona de buceo libre.

¿Quieres bucear por pecios alucinantes? Explora el barco hundido MS Kletten, al noreste de Hitra.

3. Noruega de los fiordos, salvaje y hermosa

Gulen, en la provincia de Sogn & Fjordane

La Noruega de los fiordos esconde numerosos tesoros bajo el mar. Uno de los más populares es el pecio del DS Frankenwald, un barco de vapor alemán que vio el final de sus días en el fiordo Sognefjord en enero de 1940.

A pesar de llevar tantos años sumergido en el fondo del mar, los restos del barco se conservan en buen estado, motivo por el cual es conocido como “el pecio más admirado de toda Noruega”. Situado a una profundidad de entre 24 y 34 metros, en condiciones de buena visibilidad, es posible observarlo en toda su extensión, desde el mástil hasta el puente, ¡a casi 40 metros por debajo de la superficie!

Lago Lyngstøylvatnet, en la provincia de Møre & Romsdal

Si buscas una experiencia de buceo única, dirígete al lago Lyngstøylvatnet, en Ørsta, a unas dos horas por carretera desde Ålesund, en la Noruega de los fiordos. El lago se formó por un derrumbamiento de rocas que tuvo lugar en 1908 junto al río Norang, y que causó la inundación de una granja y un bosquecillo. La experiencia de buceo en esta zona te permite sumergirte entre árboles y las paredes de una antigua granja, e incluso apreciar las ruinas de una vieja carretera. Para quienes aún se están iniciando en el submarinismo, ¡este es el sitio perfecto para practicarlo!

Vevangstrømmen, en la Noruega de los fiordos

Cerca de la Carretera del Atlántico, en la costa oeste de Noruega, te esperan lugares sorprendentes para hacer submarinismo. Uno de ellos es la corriente de Vevangstrømmen, en Hustadvika, a 40 minutos por carretera desde Kristiansund. Para explorar la corriente, te recomendamos que lo hagas acompañado de un guía. Debido a la fuerza de esta corriente, el buceo en esta zona está desaconsejado para principiantes.

4. Aventuras subacuáticas en el Sur de Noruega

Buceo en pecios en el fiordo Korsvikfjord

El litoral entre Kristiansand y Søgne alberga espectaculares naufragios y una fauna increíble. El pecio del MS Seattle, en las inmediaciones de Kristiansand, en el fiordo Korsvikfjord, es uno de ellos.

Este buque de carga, que reposa a una profundidad de entre 20 y 70 metros, se hundió durante la invasión alemana en 1940. Aunque acceder al interior del barco está totalmente desaconsejado, sí es posible admirarlo desde el exterior acompañado de un guía que conozca bien la zona.

Encuentra más información sobre centros de buceo en los alrededores:

Skottevik, en Lillesand

La cálida Corriente del Golfo propicia un mundo subacuático único en torno a la localidad de Skottevik, en el municipio de Lillesand. Aquí disfrutarás de una buenísima visibilidad mientras te sumerges entre una variada y rica flora y fauna. ¡Siempre tendrás cosas nuevas por descubrir! Si lo que buscas es un destino pintoresco para hacer submarinismo, ¡este es sin duda el sitio perfecto! Conoce de cerca su espectacular naturaleza y las coloridas doradas, platijas, bacalao y peces gato de gran tamaño, por nombrar algunas de las especies marinas que animarán tu inmersión.

Tregde, en Mandal

Tregde, situado en el Sur de Noruega, a unos diez kilómetros al este de Mandal, es un paraíso para el buceo en pecios.

En la zona de Tregde hay alrededor de 60 pecios, algunos de los cuales son verdaderamente impresionantes.

Si te interesa más explorar la naturaleza durante tu inmersión, dirígete al cercano estrecho de Slettingsundet, donde podrás bucear entre vistosos lábridos, langostas y vieiras.

Más opciones para hacer submarinismo

Usa los filtros y empieza a planificar tus vacaciones.

Páginas visitadas recientemente