Skip to main content

SOGNEFJORD

El fiordo más largo de Noruega

Desliza hacia abajo para saber más,
o ve directamente a Organiza tu viaje

Viaja a tu ritmo, sin prisas.

Tómate tu tiempo para pedalear a orillas del fiordo, hacer senderismo por exuberantes valles y descubrir las tradiciones de la zona.

Haz muchas paradas y disfruta de las vistas.

Aquí, en la Noruega de los fiordos, los paisajes parecen auténticos cuadros.

Y los del fiordo Sognefjord, el más largo y profundo de toda Noruega, no son una excepción. Este fiordo se adentra unos 204 kilómetros en el continente partiendo desde la costa al norte de Bergen.

Según la Unesco, los paisajes naturales que rodean el fiordo Nærøyfjorden, un brazo del Sognefjord, están entre “los más hermosos que uno puede ver en cualquier lugar”. De ahí que lo incluyese en su lista de lugares Patrimonio de la Humanidad.

Pero no te quedes solo con lo que te contamos nosotros. Sal de excursión en una lancha RIB o en un silencioso barco eléctrico.

O también puedes alquilar un kayak y salir a explorar la zona por tu cuenta.

Otro lugar protegido por la Unesco es la iglesia medieval de Urnes, mientras que la de Borgund, cerca de Lærdal, es la stavkirke mejor conservada de Noruega.

Desplázate por los alrededores y visita aldeas a orillas del fiordo como Vikøyri, Solvorn, Sogndal, Høyanger, Balestrand, Lærdalsøyri o Årdal.

Si te gusta la lectura, no te puedes perder la villa del libro de Fjærland.

Y por la noche puedes reponer fuerzas alojándote en uno de los hoteles más exclusivos de Noruega. El Hotel Walaker, hecho de madera, es el más antiguo del país gestionado a nivel familiar.

Si estás buscando algo más moderno, puedes pasar la noche en el hotel con encanto 29/2 Aurland.

Disfruta de la vida a tu ritmo en la aldea de Aurland, famosa por sus verduras ecológicas y por un particular tipo de zapatos.

Sal a hacer senderismo por el valle de Utladalen, donde puedes admirar la cascada de Vettisfossen, con el salto de agua más alto de Europa: ¡275 metros!

Los aficionados al senderismo también pueden echar un vistazo a otras famosas rutas por el Sognefjord, como Molden (en la imagen), Keipen, el valle de Aurlandsdalen o la vía del rey que cruza la montaña Filefjell.

¿Te has fijado en que el agua más hacia el interior de los fiordos luce a menudo un color verde esmeralda?

Estos fascinantes tonos los producen los glaciares y la nieve al derretirse.

Y, sí: se puede caminar sobre el hielo. Apúntate a una excursión guiada por el glaciar Jostedalsbreen, el más grande de todo el continente europeo, o por uno de sus brazos, Nigardsbreen y Flatbreen.

El centro de visitantes Breheimsenteret, en Jostedalen, o el Museo noruego del glaciar, en Fjærland, son perfectos puntos de partida para tu aventura.

Y después de hacer ejercicio, un buen plato de marisco es la mejor recompensa.

Para acompañarlo, te recomendamos alguna de las sidras.

El clima de los fiordos da a la comida local un extra de sabor. Las manzanas, fresas, frambuesas, cerezas, así como los zumos de frutas, están aquí deliciosos. También el queso de cabra y los embutidos.

Experiencias inolvidables te esperan también a bordo del famoso tren de Flåm.

Sube a bordo en la aldea de Flåm y disfruta de uno de los viajes en tren más bonitos del mundo, a través de paisajes llenos de montañas y exuberante vegetación.

Puedes coger el tren de Flåm como parte de tu circuito Sognefjorden in a nutshell.

Flåm es también donde acaba la preciosa ruta ciclista de Rallarvegen, además de una tirolina de nada menos que… ¡1.381 metros!

¡Hora de conocer a los vikingos! La aldea vikinga de Njardarheimr, en Gudvangen está construida a escala y allí viven verdaderos vikingos de hoy en día.

No olvides apuntarte a una de las excursiones guiadas por el pueblo para aprender todo sobre la cultura vikinga.

En otoño e invierno, el fiordo Sognefjord presenta un aspecto diferente, tal vez incluso más hermoso.

Haz un circuito y descubre el auténtico espíritu vikingo.

Esta zona no solo es un auténtico paraíso para el esquí de travesía, sino que también puedes pasarlo en grande sin esquís: paseando en raquetas de nieve o en trineo de perros.

Si viajas en coche, sigue las rutas panorámicas que cruzan las montañas de Sognefjellet y Gaularfjellet.

O la carretera que atraviesa Aurlandsfjellet, a menudo cubierta de nieve en invierno, y en la que encontrarás el impresionante mirador de Stegastein.

Sognefjord ha conseguido la certificación «Destino sostenible». Aunque esto no signifique que el lugar en cuestión sea sostenible, demuestra que se ha comprometido a trabajar de forma sistemática para reducir los efectos negativos del turismo al mismo tiempo que refuerza sus repercusiones positivas.

¿Ansioso por ver los fiordos?

Organiza ya tu viaje a la zona del Sognefjord

Las mejores ofertas de nuestros socios

Reserva ya tu próxima aventura en Noruega.

Descubre más sobre...

Páginas visitadas recientemente