Skip to main content

SUBE A LO MÁS ALTO

en teleféricos y telecabinas

¡Siente el cosquilleo de experimentar la única manera de llegar hasta aquí!

Al observar las vistas, se te pondrá la piel de gallina a medida que subes y subes...

1. Impresionante Loen

Ubicado en un lugar idílico y fotogénico en plena naturaleza, en Nordfjord, en la Noruega de los fiordos, el teleférico de Loen te lleva a una nueva altitud hasta la cima del monte Hoven, a 1011 metros sobre el nivel del mar, en tan solo cinco minutos.

Se trata de uno de los teleféricos más empinados del mundo. Una vez en la cumbre podrás degustar una buena comida en el restaurante o hacer alguna excursión.

El teleférico también está operativo en la época invernal. Si lo que te apetece es esquiar, hacer una excursión con raquetas de nieve o deslizarte en trineo ladera abajo: ¡aquí te espera una de las pendientes de descenso más largas del mundo! ¡Sujétate fuerte que va muy rápido!

2. Majestuoso valle de Romsdalen

El telecabina Romsdalsgondolen, en el epicentro del alpinismo de Åndalsnes, en el Noroeste de Noruega, se inauguró en 2021. Desde la cima puedes divisar el fiordo, las agrestes montañas y las aguas de color esmeralda del río Rauma.

También puedes atreverte a hacer el recorrido de sentido único de ascenso o descenso hasta el famoso mirador de Rampestreken. O subirte al telecabina para coronar una icónica excursión por las crestas de Romsdalseggen.

3. Animada Stranda

“Strand”, en noruego, significa “playa”, sin embargo esta pequeña localidad llamada Stranda nada tiene que ver con su nombre, sino que es conocida por ser un paraíso invernal del esquí.

En verano, Stranda también tiene mucho encanto. Súbete al telecabina de Stranda por el fiordo para ascender a la cumbre de la montaña Roalden, a 1067 metros de altitud. Déjate impresionar por las maravillosas vistas hacia el fiordo Storfjord en el trayecto a Geiranger.

En lo alto puedes tomar un refrigerio en el restaurante Pavilion Roalden, mientras que los más atrevidos podrán seguir deambulando por los alpes de Sunnmøre.

4. Salvaje Voss

El tren Bergensbanen hace una parada en el corazón de Voss, y desde allí, el teleférico de Voss ¡te llevará directo a lo alto de las montañas!

En la cumbre puedes hacer diferentes excursiones a pie. Una de ellas es el recorrido circular de Hanguren Panorama, de unos 800 metros, sencillo y accesible para carritos y sillas de ruedas.

5. Sobresaliente Bergen

En Bergen hay dos formas de ascender a las montañas: el tradicional funicular de Fløibanen te eleva al clásico y famoso mirador de Bergen, y luego está el Ulriksbanen, el teleférico que sube hasta la cima del monte Ulriken, el más alto de las siete montañas que rodean Bergen.

Ambos transportes te trasladarán a unas zonas maravillosas para la práctica senderista: ¡incluso puedes recorrer el trayecto que separa ambos itinerarios!

6. Dorada Tromsø

El teleférico Fjellheisen en dirección a la montaña que rodea la ciudad de Tromsø es un estupendo punto de partida de numerosas excursiones senderistas. Si estás en buena forma, también puedes atreverte con las escaleras que ascienden y descienden por la ladera.

Imagina la sensación de divisar la ciudad de Tromsø iluminada por los rayos del sol de medianoche

7. Ártica Narvik

… el mismo sol de medianoche que ilumina los fiordos y las envolventes montañas de la ciudad de Narvik en el Norte de Noruega.

El teleférico asciende la montaña que se eleva sobre Narvik, conocida como Narvikfjellet; en la época invernal, puedes apreciar desde aquí las auroras boreales o ¡darte el lujo de experimentar una de las mejores estaciones de esquí de Noruega!

¡O alquilar una bici de montaña!

Muchas estaciones de esquí se convierten en mecas para la práctica de descensos durante la época estival. Existen circuitos para el descenso en bici tanto para novatos como para los más intrépidos y experimentados. Por ejemplo, Geilo, Hafjell, Hemsedal y Trysil.

Son muchas las telecabinas y teleféricos que funcionan durante todo el año.

¡Tráete los prismáticos y las botas de senderismo y aventúrate a recorrer rutas asombrosas desde la cima!

8. El funicular escondido

El antiguo funicular de la OTAN, Gaustabanen, es probablemente el más peculiar de toda Noruega.

Un pequeño tranvía te lleva por el interior de la montaña hasta que el funicular te asciende hasta los 1050 metros del pico Gaustatoppen.

Si las condiciones meteorológicas lo permiten, desde esta posición tan elevada a 1810 metros por encima del nivel del mar ¡podrás divisar una sexta parte del país!

Descubre más sobre...

Aprovecha estas increíbles ofertas

Echa un vistazo a algunas empresas que te ayudarán a sacar el máximo partido de tu viaje.

Más ideas para tu viaje

Aquí tienes otros artículos que podrían interesarte.

Páginas visitadas recientemente