Skip to main content

Una vida ligada al mar

El pueblo noruego tiene una estrecha y larga relación con el mar. La pesca del skrei (bacalao del Ártico) es la razón por la que la gente podía sobrevivir estando tan al norte. El skrei seco fue, durante cientos de años, la principal exportación de Noruega, y aún es posible respirar el “olor del dinero”, como le llamamos en Noruega, de los ejemplares de skrei que se venden en los muchos fiskevær que siguen operativos.

El creciente comercio con otros países europeos supuso el desarrollo de ciudades prósperas y la aparición de más fiskevær a lo largo de la costa noruega. Este tipo de localidades se encuentra sobre todo en la zona de la Noruega de los fiordos y en el norte de Noruega, donde se sitúa la mayoría de ellos.

Descubre más sobre cómo el skrei impulsó el desarrollo de Noruega.

El mar como vía de transporte

En la antigüedad, la única forma de desplazarse era a través del mar. Es por este motivo que muchos de los fiskevær más famosos se encuentran en lugares increíbles cerca de pueblos pesqueros. A pesar de que llegar a estas islas y lugares remotos por carretera puede llevar bastante tiempo, en su día se encontraban justo en medio de una bulliciosa “carretera marina”.

Partir de un lugar estratégico era especialmente importante en una época en la que los pescadores tenían que remar en pequeñas barcas de madera para acceder a las zonas de pesca, mucho antes de que se inventase el barco de vapor y se pusieran de moda los sjarker (pequeños barcos pesqueros motorizados), que permitirían adentrarse aún más en el mar.

Durante la temporada del skrei, el pequeño pueblo pesquero de Henningsvær, en Lofoten solía estar así de lleno:

Casas junto al mar

Los fiskevær más pequeños cubrían las necesidades básicas de alojamiento tanto para la población local como para los temporeros que llegaban a faenar de diferentes partes del país,lejos de las zonas de costa. Sin embargo, también es posible encontrar væreierboliger señoriales, las casas donde vivían los væreier, los comerciantes más acomodados, que además eran los que llevaban la batuta en prácticamente todo, desde en las tiendas y el alojamiento, hasta en las zonas de pesca e instalaciones portuarias, y a veces incluso en la iglesia. Fueron perdiendo poder con el paso de los años, pero muchos de ellos siguieron siendo figuras influyentes hasta los años setenta.

Sus casas solían estar pintadas de blanco, ya que este era el color más caro. El resto se pintaba de color ocre o rojo, pues eran mucho más baratos. Aún se pueden ver casas de estos colores en muchos fiskevær de Noruega.

En la actualidad, está muy de moda alojarse en casas de pescadores reformadas, que reciben el nombre de rorbuer.

Los pueblos pesqueros en la actualidad

A pesar de que la pesca sigue siendo una actividad importante para muchos fiskevær, lo cierto es que muchos de ellos han experimentado importantes cambios gracias al turismo y a personas creativas que han ido llegando y abriendo restaurantes, galerías, tiendas de artesanía y alojamientos exclusivos.

Desde el sur de Noruega, atravesando la Noruega de los fiordos y toda la costa del norte hasta Kirkenes, encontrarás un montón de pueblos pesqueros encantadores que merece la pena visitar. Algunos son ideales si lo que buscas es un lugar tranquilo donde desconectar y relajarte, otros son perfectos para los más aventureros y apasionados de los entornos al aire libre. Muchos de ellos celebran también festivales, desde poesía y jazz hasta rock and roll.

Lo que todos tienen en común es su increíble ubicación junto al mar, cercana a zonas de pesca y puertos naturales. Los apasionados de la gastronomía se sentirán en el paraíso en la costa de Noruega, donde encontrarán marisco fresco de primera y deliciosos productos locales.

¿Qué te parecería pescar tu propia cena? Te desvelamos un pequeño truco para mejorar tu suerte a través del sexo.

Norte de Noruega

La mayoría de los pueblos pesqueros más famosos de Noruega se encuentra en la región de Norte de Noruega. Los típicos paisajes de postal, con sus embarcaderos rojos y sus casas de pescadores con las montañas de fondo, son algo bastante común, y también hay muchos ejemplos de la historia de la pesca del skrei en Norte de Noruega.

Prueba la fiskesuppe (sopa tradicional de pescado), el bacalao, y el skrei (bacalao del Ártico), de muchas formas diferentes. No te quedes sin probar el increíble cangrejo rey, y tampoco te pierdas el tørrfisk, o pescado seco. El cordero de esta zona es también muy famoso.

Te dejamos aquí algunos de los fiskevær más famosos:

Lofoten

Aquí podrás visitar fiskevær tras fiskeværHenningsvær Es probablemente el pueblo pesquero más famoso. Tiene un montón de cafeterías populares, restaurantes, tiendas independientes y galerías de arte de talla mundial, incluida la famosa KaviarFactory. También podrás asistir a una clase de yoga, disfrutar de una sesión de sauna, pasarlo en grande con los festivales de Trevarefabrikken o hacer un curso de escalada en Klatrekaféen. Sin duda hay un montón de cosas que hacer en este increíble entorno natural.

Kabelvåg, Ballstad Stamsund también son sitios muy populares donde alojarse y realizar actividades como senderismo, pesca y piragüismo. Adentrándote aún más en el mar, llegarás al famoso fiskevær de Nusfjord, un acogedor museo viviente, y las instagrameables localidades de ReineSørvågen y Å. Tanto Kabelvåg como Å cuentan con fascinantes museos en los que podrás descubrir la historia de los pueblos pesqueros.

También es muy recomendable hacer una excursión en barco (es gratis si no subes tu coche al ferri) a los pueblos pesqueros que se ubican en las isletas de SkrovaRøst Værøy, los cuales cuentan con una próspera industria pesquera.

Vesterålen

Aquí encontrarás uno de los fiskevær más interesantes de Norte de Noruega: Nyksund. Nyksund pasó de ser uno de los pueblos pesqueros más importantes del siglo XX a convertirse en un pueblo fantasma en los años setenta. Sin embargo, en las últimas décadas un grupo de personas de Alemania ha estado aunando esfuerzos para devolverle su vitalidad. En la actualidad, esta pequeña comunidad de apenas una docena de habitantes cuenta con varios restaurantes de calidad, galerías de arte, alojamientos e incluso un estudio de grabación. Tiene un ambiente que rezuma creatividad y vanguardia como ningún otro sitio, y además es un lugar muy popular entre quienes trabajan a distancia o son nómadas digitales.

Otro pequeño pueblo pesquero de Vesterålen es Stø, donde podrás hacer un safari de ballenas. También hay circuitos para hacer avistamiento de ballenas desde Andenes, una ciudad que cuenta con un gran abanico de actividades, y en la que además se encuentra el Centro Espacial de Andøya. Skipnes y Tinden son dos rincones secretos espectaculares, y Myre es un puerto pesquero con un rollo más moderno.

Más destinos increíbles en Norte de Noruega

No muy lejos de la ciudad de Bodø, encontrarás Kjerringøy, un lugar histórico de comercio con una playa de arena fina y varios museos y galerías de arte.  

Si vas en barco exprés de Bodø a Sandnessjøen, podrás explorar varias localidades pesqueras que se extienden a lo largo de la costa de Helgeland, entre las que se incluyen Fleinvær, Støtt, VegaLovundMyken y Træna, entre otras.

Descubre más sobre ellas en el artículo que te dejamos a continuación:

En Senja, no te pierdas el pueblo pesquero de Husøy, un lugar muy animado ubicado en una pequeña isla rodeada de montañas. También hay muchos otros fiskevær dispersos por la isla, entre los que se incluyen Mefjordvær y Hamn.

A las afueras de Tromsø encontrarás Sommarøy, un pueblecito con playas de arena blanca y varios restaurantes que se dedica a en gran medida a la exportación del arenque. Havnnes Handelssted es el punto comercial aún operativo más al norte de Noruega, y se encuentra en la isla de Uløya junto al fiordo de Lyngen.

Si quieres explorar los pueblos pesqueros de zonas remotas como Troms y Finnmark, te recomendamos hacer un crucero con Hurtigruten, que para en muchos de ellos, como por ejemplo, en HavøysundKjøllefjordBerlevåg, y Honningsvåg.

No te pierdas  Skarsvåg en Finnmark, el pueblo pesquero más al norte del mundo.Explora su paisaje sin árboles montado en una moto de nieve, anímate a hacer una excursión en barca semirrígida para pescar cangrejos rey y descubre  el cabo Norte y Knivskjellodden, el punto más al norte de Europa.

Trøndelag

También encontrarás fiskevær bastante antiguos, pero bien conservados, en algunas de las islas de la costa de Trøndelag, incluido Sør-Gjæslingan, que en su día fue el mayor pueblo pesquero al sur de Lofoten. Durante los meses de verano, es posible coger un barco exprés y hacer noche allí. También puedes alojarte en una cabaña de pescadores en la pequeña localidad de Titran en la isla de Frøya, y desplazarte hasta Mausundvær con su servicio local de transporte en barco y alojarte en Mausund, un pueblo pesquero en pleno desarrollo.

El noroeste y la Noruega de los fiordos

¿Tienes pensado visitar la costa oeste de Noruega? Entonces prepárate para probar especialidades locales como el klippfisk (pescado seco a la sal) y el bacalao. Hay un vínculo muy fuerte entre estos platos y esta costa en particular, pues muchos de los pueblos pesqueros de la zona experimentaron un gran desarrollo gracias a la producción de klippfisk, sobre todo la región de Møre en el noroeste.

Cuando llegas al pequeño pueblo pesquero de  Veiholmen, conectado a la isla de Smøla  por un puente, la sensación es como de adentrarse en el océano Atlántico. Veiholmen es igual de bonito tanto si hace sol como si hay tormenta. No te pierdas las águilas marinas que sobrevuelan la zona.

También podrás llegar en barco desde Trondheim y Kristiansund:

Junto a mar abierto, en la zona más lejana de la costa de Romsdal, encontrarás Ona, el pueblo pesquero  operativo más al sur de Noruega. Esta pequeña isla cuenta con una cafetería, talleres de vasijas y productos artesanales, buenas zonas para pescar y una playa de arena blanca. Su mayor punto de interés es el faro de Ona Fyr, que data de 1867.

Hay dos fiskevær más que también son destinos de verano bastante populares. Se trata del pueblo pesquero de Bud, cerca de Molde, y de la isla de Grip, a la que podrás llegar en ferry desde Kristiansund.

Los pueblos costeros del sur de Noruega

Más al sur encontrarás muchos otros pueblecitos pintorescos y bastante animados que se extienden por la costa de Bergen hasta Lindesnes y Oslo.

Estos pueblos ofrecen algo diferente, pues gozan de un clima más suave que otras zonas del país, aguas cristalinas, pequeñas islas donde disfrutar del calor del verano y casas blancas de madera alineadas en estrechas callejuelas. Disfruta de unas buenas gambas mientras tomas el sol, y prueba la caballa a la parrilla. ¡Para chuparse los dedos!

Encuentra tu destino de costa ideal a continuación:

Explora un pueblo pesquero

Aprovecha estas increíbles ofertas

Echa un vistazo a algunas empresas que te ayudarán a sacar el máximo partido de tu viaje.

Descubre más sobre...

Páginas visitadas recientemente