Skip to main content

RECETA:
Bacalao noruego

¡Prueba esta deliciosa receta de bacalao típica de la costa oeste de Noruega!

Como lo oyes: el nombre en noruego de esta receta es Bacalao, igual que en castellano.

¿La razón? Cuando los mercaderes noruegos empezaron a exportar su típico klippfisk (es decir, bacalao salado y curado) hacia otros países europeos a mediados del siglo XVII, la contrapartida fueron especias y un rico intercambio cultural.

Ese trueque de tradiciones incluyó la receta del bacalao como la conocemos en la península ibérica (bacalao en castellano, bacalhau en portugués).

Hoy en día, el bacalao suele servirse en celebraciones y es un plato que se asocia mucho a ciertas zonas de litoral, como la de Møre, en el Noroeste de los fiordos.

Existen muchas formas de preparar el bacalao. En Noruega las más populares son las que llevan tomate.

¡Merece la pena probarlo!

Bacalao

Ingredientes

(Para 6 personas)

1 kg de bacalao desalado (no curado)

1 kg de cebolla

1 kg de patatas

2 guindillas

4 dientes de ajo

3 latas de tomates troceados

4 hojas de laurel

30 aceitunas negras

300 ml de aceite de oliva

2 cucharaditas de perejil picado

Preparación

1. Limpiar el pescado (retirar piel y huesos) y cortar en filetes de aproximadamente dos centímetros de grosor.

Nota: En caso de desalar el pescado tú mismo, calcula que el peso aumentará en torno a un 35%. También puedes comprar el bacalao ya desalado. Cada ración debería ser de unos 250 gramos.

2. Cortar patatas y cebollas en trocitos de en torno a medio centímetro de grosor.

3. Poner el pescado, las patatas y la cebolla en una olla grande (un ingrediente de cada vez, como por capas).

4. Abrir las guindillas a lo largo, quitar las semillas y picar con un cuchillo (las semillas se pueden usar para hacer el bacalao aún más picante). Cortar el ajo en trozos pequeños y meter en la olla junto con las hojas de laurel, las guindillas, las aceitunas, los tomates y el aceite de oliva. Calentar hasta que hierva, luego bajar el fuego y tapar. Cocinar a fuego lento durante alrededor de una hora. Añadir sal y pimienta al gusto. Decorar con perejil picado antes de servir.

Aunque se trata de un plato que puede servirse solo, a mucha gente le gusta acompañarlo de pan recién hecho.

La industria del pescado salado y curado ha jugado un papel fundamental en el crecimiento de ciudades como Ålesund y Kristiansund, en la costa de Møre.

Ambas localidades se enorgullecen de sus exportaciones de pescado y de la historia de este producto.

En Kristiansund se puede visitar el Museo noruego del Klippfisk o participar en el Klippfiskfestivalen, una celebración anual del pescado salado y curado que normalmente tiene lugar en junio.

Ålesund acoge el restaurante especializado en klippfisk más grande de Europa, que sirve más de 20 toneladas de este tipo de pescado cada año.

Aquí puedes probar muchas recetas distintas de bacalao, incluyendo la típica con tomate.

¡Una curiosidad!

El bacalao se suele hacer también a base de tørrfisk, o pescado seco pero sin salar, muy habitual en el Norte de Noruega.

Cada año, entre febrero y abril, cientos de barcos pesqueros se juntan en las costas de Lofoten y Vesterålen para salir a la caza del skrei: una especie de bacalao atlántico migratorio que llega al litoral noruego para desovar.

Mientras que el klippfisk solía salarse y ponerse a secar en rocas más o menos planas junto al mar (hoy en día se hace en un espacio cubierto), en el Norte de Noruega el skrei se seca en enormes soportes o bastidores al aire libre.

Y es que los fuertes vientos cargados de sal y el clima fresco de la región septentrional de Noruega brindan las condiciones perfectas para la conservación del skrei.

Recetas a base de marisco

Atrévete a cocinar bacalao, rollitos de salmón y otros sabrosos platos de marisco de Noruega.

Recetario noruego

Páginas visitadas recientemente