Dynamic Variation:
Offers
x

There was not an exact match for the language you toggled to. You have been redirected to the nearest matching page within this section.

Choose Language
Toggling to another language will take you to the matching page or nearest matching page within that selection.
Search & Book Sponsored Links
Search
or search all of Norway

La primavera en Noruega

La primavera, la sangre altera
En marzo, abril y mayo, los días se hacen más largos y las temperaturas suben en todo el país. La nieve comienza a derretirse y forma cascadas naturales por todas partes. Esto, unido a árboles (y gente) en plena floración, hace de la primavera noruega algo especial.
A woman in a blossoming orchard in Hardanger
Hardanger.
Photo: CH / Visitnorway.com

La primavera noruega es, quizás, la estación más difícil de definir. Hay años que llega pronto, pero otros lo hace más tarde. A veces trae calor, otras veces aún hace fresco ya bien entrados los que se supone que son los meses de verano. Y mientras que para muchos la primavera comienza con el equinoccio de primavera, en torno al 20 de marzo, en algunas partes del país la estación puede haber comenzado ya a finales de febrero. Los meteorólogos siguen insistiendo en que la primavera empieza el 1 de marzo, pero mucha gente acostumbra a escaparse a las montañas la Semana Santa para unos últimos días de invierno y esquí.

En mayo, sin embargo, igual que las flores los noruegos también florecen. La naturaleza prácticamente explota a tu alrededor: árboles y flores parecen cobrar vida y caminar, la nieve que se derrite desde las montañas inunda cascadas, ríos y lagos, y los árboles frutales en flor a lo largo del fiordo Hardangerfjord suponen una vista inolvidable. Por suerte, los muchos días festivos que hay en mayo –el más divertido, el Día Nacional de Noruega, el 17 de mayo– permiten a los noruegos disfrutar realmente de esta estación.

Con todo, la primavera es caprichosa. Pero a pesar de que te puedes encontrar con una repentina última nevada bien entrado el mes de abril, también puedes estar seguro de que disfrutarás de días con suficiente calor como para hacer utepils: disfrutar una cerveza fresca al aire libre en un día soleado.

Cómo vestirse para la primavera noruega

A la hora de vestirte para el clima de los meses de marzo, abril y mayo, no te fíes mucho de tus propios ojos, porque para cuanto te hayas puesto la chaqueta y atado los zapatos para salir, el tiempo puede haber empeorado. O mejorado.

El clima y las temperaturas en Noruega siempre pueden cambiar rápidamente, especialmente en las montañas, así que trae buen calzado y ropa de abrigo y no le des mucha importancia a la previsión del tiempo cuando salgas de viaje. El clima de primavera puede ser particularmente impredecible, así que asegúrate de que llevas ropa en capas y estás preparado tanto para el sol, como la lluvia o, incluso, la nieve. Como decimos en Noruega, la lana es cool.

Si sales a hacer turismo por la ciudad o un área urbana, llevar un paraguas es siempre buena idea, a menos que haga mucho viento. Por el contrario, si sales al campo llévate un abrigo impermeable o un cortavientos. En cualquier caso, no olvides tus gafas de sol y recuerda que hay que usar crema solar si estás disfrutando del sol, sobre todo en la montaña y si aún queda nieve. La nieve blanca refleja los rayos del sol, por lo que te puedes quemar la piel mucho más fácilmente de lo que piensas.

Comida y bebida de estación

La primavera es la época de los platos de cordero, normalmente degustados en Pascua. Las primeras patatas del año, los espárragos y los ajos silvestres son otros elementos de la gastronomía noruega que enamoran a los comidistas. Lo mismo ocurre con el pescado fresco de todo tipo, incluyendo el arenque y el bacalao de la región de Lofoten, llamado skrei y considerado una delicatessen de la cocina local.

Más hacia el verano, aparece el glorioso ruibarbo con toda su expresión frondosa, y con él se cocinan pasteles de todo tipo durante los días de fiesta, especialmente en la Noruega de los fiordos.

La primavera solía ser también la época en la que se finiquitaban los restos de la alacena del invierno, por lo que la carne salada con raspeball (una especie de bola tradicional de patata) sigue siendo aún hoy un plato típico de la primavera.

Las fotos de los viajeros

Más planes típicos de primavera

No esperes a llegar para decidir qué te gustaría hacer. Usa los filtros y consulta las ofertas.

×
Your Recently Viewed Pages

Volver arriba