Dynamic Variation:
Offers
x

There was not an exact match for the language you toggled to. You have been redirected to the nearest matching page within this section.

Choose Language
Toggling to another language will take you to the matching page or nearest matching page within that selection.
Search & Book Sponsored Links
  • Hoteles

    Scandic Hotels - Presentes en todas las grandes ciudades, de norte a sur

    Nordic Choice Hotels - Una cadena hotelera diferente

    Thon Hotels - Increíble desayuno incluido

    Hoteles y restaurantes históricos - Alojamiento con encanto

    Hostelling International - la puerta de entrada a Noruega

    Smarthotel - los mejores precios, excelentes ubicaciones, desayuno buffet estilo escandinavo

  • Cómo llegar y moverse

    Widerøe - La mayor aerolínea regional de Escandinavia

    Momondo - Encuentra vuelos baratos

    AutoEurope - Siempre buenas experiencias al alquiler coche

    Vy express - Viajes ecológicos en autobús sin complicaciones

    Stena Line - Ferries a Noruega y desde Noruega

    DFDS - viaja en ferry de Copenhague a Oslo con todas las comodidades

  • Excursiones y circuitos

    Hurtigruten - "El viaje por mar más hermoso del mundo"

    Authentic Scandinavia - Fascinantes excursiones por Noruega

    Up Norway - Viajes a medida

    Hvitserk - Expediciones y viajes de aventura

    Fjord Tours - Descubre la esencia de Noruega con el circuito Norway in a nutshell®

  • Casas de campo y de veraneo

    Novasol - Te garantizamos los mejores precios en alojamiento vacacional en Noruega

    Dansommer - Gran selección de alojamientos vacacionales en Noruega

    DanCenter - Su especialista para casas de vacaciones en Noruega

  • Offers

Search
or search all of Norway
A woman smelling apple blossoms in Hardanger, Norway in the spring
Fruit blossoming in Hardanger.
Photo: CH / Visitnorway.com
Campaign
Course
Event
Partner
Media
Meetings
Travel Trade

En primavera, Noruega despierta de su letargo invernal. Nueva luz, nuevos aromas; todo parece volver a la vida. Descubre aquí las mejores cosas que hacer en Noruega en esta época del año.

  1. 1. Tomar un utepils en plena ciudad

    En cuanto asoman los primeros síntomas de primavera (las temperaturas superan los cero grados y el sol comienza a dar algo de calor), los noruegos salen en masa a la calle para celebrar la llegada de la nueva estación. Las aceras se llenan de vida, y es que nadie quiere perderse el primer utepils de la temporada. O lo que es lo mismo, la primera cerveza al aire libre. Que la temperatura no sea precisamente tropical no es ningún problema. Si sale el sol, los noruegos lo hacen también. Eso sí, sentados sobre unas pieles y con las piernas envueltas en una manta.

    La clave: trata de hacerte con una mesa bajo el sol. Y si es frente al mar, mucho mejor. En Oslo puedes elegir uno de los puestos de comida en el famoso mercado de Vippa, o acercarte al barrio de Aker Brygge, o a los modernos muelles de Tjuvholmen y Sørenga. En Bergen, la magia de la primavera tiene lugar en el histórico muelle de Bryggen, mientras que la zona del puerto de Vågen es el lugar al que ir en Stavanger. Más hacia el norte, en el Ártico, el sol brilla durante casi toda la noche en conocidos restaurantes como el Vertshuset Skarven o el Skirri, ambos en Tromsø.

  2. 2. Los fiordos en todo su esplendor

    Esta es sin duda una experiencia única. Solo durante un par de semanas en mayo (las fechas exactas varían de un año a otro) y en el suroeste de Noruega, miles de árboles frutales florecen junto a los fiordos. El espectacular paisaje se ve enmarcado por bellísimos picos de montaña cubiertos de nieve. Estas mismas montañas protegen pequeñas zonas de fértiles tierras. Gracias, en gran medida, al reflejo del sol en las aguas del fiordo estas colinas gozan de un microclima único. Y esto a su vez hace que las pequeñas aldeas de la zona sean el entorno perfecto para el cultivo de frutas, especialmente de manzanas y cerezas.

    La clave: el mejor lugar para admirar este fenómeno es la zona del fiordo de Hargander o Hardangerfjord. Allí puedes visitar una serie de idílicas aldeas como Lofthus, Kinsarvik y Ulvik. Los alrededores del fiordo Sognefjord son también otra excelente opción. Y ni se te ocurra irte de aquí sin antes probar el resultado de la floración del año anterior: un delicioso Eplemost (zumo de manzana 100% natural) o alguna sidra de elaboración local.

  3. 3. La fuerza indómita de las cascadas

    Sé testigo de cómo las extraordinarias cascadas de Noruega cobran vida en primavera. Mayo y junio son, sin duda alguna, los mejores meses para verlas emerger. Es en esta época cuando el hielo y la nieve se derriten y aportan más fuerza al agua que ya cae montaña abajo. Noruega cuenta con un gran número de cascadas que vale la pena visitar.

    La clave: la cascada de Vøringsfossen, cerca de la localidad de Eidfjord, en Hardanger, es una de las más espectaculares de toda Noruega. Desde alguno de los nuevos miradores (de visita obligada para los aficionados a la arquitectura) obtendrás unas vistas inmejorables de la estruendosa caída de agua y los profundos desfiladeros. Una visión que te dejará boquiabierto.

  4. 4. Los pájaros, más animados que nunca

    La primavera es como esteroides para los pájaros. La larga costa de Noruega está llena de vida en esta época del año. Las aves migratorias que partieron en otoño están ahora de vuelta para criar y disfrutar de las estaciones más cálidas. Se trata de una experiencia para los ojos y para los oídos, así que no olvides traer prismáticos, cámara de fotos e incluso una grabadora. Eso sí, muestra especial respeto hacia los polluelos recién nacidos que puedas encontrar.

    La clave: Varanger, en el Norte de Noruega, se ha convertido en uno de los mejores lugares del mundo para la observación de aves árticas. El estudio de arquitectura Biotope ha sido premiado por el diseño de varias casetas de observación de aves para los miles de aficionados que acuden a esta zona. Aquí pueden admirar especies como pigargos, gerifaltes, eiders de Steller, o eiders reales. Desde mediados de abril, los amantes de las aves también acuden en masa a las pequeñas islas de Runde, Lovund y Røst. Es entonces cuando miles de frailecillos regresan a sus criaderos.

  5. 5. Mercadillos y festivales gastronómicos

    En marzo abren ya los primeros mercados campesinos o de agricultores, que puedes encontrar por toda Noruega. Procura no babear mucho cuando veas la amplia gama de productos frescos que ofrecen, todos ellos elaborados por agricultores locales. Los festivales gastronómicos son otra de las paradas obligadas. Mercadillos y festivales representan una parte importante de la moderna cultura culinaria noruega.

    La clave: no es difícil encontrar mercados campesinos en gran parte del país. Algunos de los mejores festivales gastronómicos en primavera, antes de que la temporada de festivales arranque ya en pleno verano, son el Spis & Drikk y el Festival Vegetariano, ambos en Oslo.

  6. 6. Pasar la noche en lo alto de un árbol

    Una de las mejores cosas de la primavera es observar cómo la naturaleza se deshace de sus ropas de invierno y se vuelve verde y fresca. Sin olvidar lo felices que nos hace que los días sean más largos y más calurosos, y que los pájaros canten llenos de alegría. ¿Y qué mejor lugar para observar y celebrar el cambio de estación que lo alto de un árbol? En concreto, desde una cabaña con todas las comodidades y un acogedor estilo escandinavo.

    La clave: los aficionados a la arquitectura no deben perderse alguna de las cabañas contruidas en copas de árboles con un exclusivo diseño. ¡Un motivo más para venir a Noruega!

  7. 7. Sumergirse en aguas cristalinas

    Si te gusta bucear, asegúrate de reservar una aventura bajo el agua para principios de primavera. En esta época del año, el agua comienza a estar menos fría, pero conserva todavía su aspecto cristalino propio del invierno. A medida que avanza la estación, las aguas se vuelven turbias, y entonces necesitarás una linterna para poder admirar las profundidades. Esto tiene también su lado bueno, ya que la luz atraerá hacia ti a espléndidas criaturas submarinas. Pero no te asustes: ninguna de las que encuentres en las zonas dedicadas al buceo tendrá intención de devorarte. Más información sobre hacer submarinismo en Noruega.

    La clave: la pequeña isla de Hattan, en la Noruega de los fiordos rebosa de vida submarina. Y el estrecho de Saltstraumen, cerca de Bodø, es el lugar al que debes ir si buscas emociones fuertes en forma de corrientes. ¿O qué te parece si te conviertes en un auténtico explorador por un día y buceas entre los restos de naufragios en Narvik?

  8. 8. El primer chapuzón del año

    ¿Crees que podrías ser un auténtico vikingo? Demuéstralo dando al menos un par de valientes brazadas en las frías aguas primaverales. Cuanto antes, mejor, aunque para los estándares vikingos es aceptable hacerlo en torno al 1 de mayo. Puedes lanzarte al agua desde alguno de los muelles que lo permiten. O puedes hacerlo con un poco más de clase. Ve a alguna sauna pública, o alquila una privada para ti solo, y olvídate de todos tus problemas mientras sudas, antes de llenarte de energía con un refrescante baño.

    La clave: en Noruega puedes encontrar saunas muy especiales. Entre ellas, la de Vulkana (Vulkana Arctic spa), en el interior de un barco en Tromsø, o la que se oculta tras una rejilla para secar pescado en la zona de Salt, en Oslo, donde también puedes probar las saunas flotantes KOK o la Oslo Fjord Sauna. Otra opción es vivir una experiencia propia de un cuento de hadas en la sauna dorada Soria Moria, en Dalen, Telemark.

  9. 9. Ver los glaciares de cerca

    Hacer una ruta de senderismo por un glaciar es un plan innegociable para cualquier aventurero que visite Noruega a finales de primavera. Avanza sobre capas de hielo de más de mil años de antigüedad, siéntete rodeado de sombras color turquesa y observa maravillado formaciones que parecen esculturas y cuyo autor no es otro que la propia naturaleza. Esquiar o hacer senderismo a lo largo del glaciar Jostedalsbreen (60 kilómetros, no sin la compañía de un guía) es una de las actividades favoritas para los que están en buena forma. Pero no te asustes: no todas las rutas sobre glaciares son tan exigentes como esta.

    La clave: algunos brazos del glaciar Jostedalsbreen ofrecen emocionantes aventuras aptas para todo el mundo. Entre ellos, el glaciar Nigardsbreen, en Sogn og Fjordane, el Folgefonna, en Hardanger, o el Svartisen, en Nordland. La mayoría de excursiones regulares por los glaciares comienzan en mayo o a principios de junio.

  10. 10. Esquiar en primavera

    El Vårskiturer, o esquí de primavera, es una actividad muy popular en Noruega. En algunas zonas de montaña, y también en el norte, suele haber montones de nieve blanda y en perfectas condiciones incluso en abril o en mayo. Hace más calor (quizás hasta puedas esquiar con una camiseta de lana), y los días son cada vez más largos. Y en el Norte de Noruega puedes llegar a disfrutar del sol de medianoche ya a finales de primavera. Numerosas estaciones de esquí permanecen abiertas hasta finales de abril y, en muchas zonas, la primavera es la mejor época para hacer esquí de travesía. Y gracias al reflejo del sol en la nieve, hasta puedes llegar a ponerte moreno. No olvides, eso sí, de ponerte crema protectora y de llevar gafas de sol para no quemarte.

    La clave: echa un vistazo a Narvikfjellet, una estación de esquí en el norte del país en la que puedes esquiar desde lo alto de la montaña y hasta orillas del fiordo, normalmente hasta el mes de junio. O puedes también coger el tren a Finse, entre Bergen y Oslo, para hacer snowkite o kiteboarding sobre la nieve (cursos disponibles), o esquí de fondo por la meseta de Hardangervidda.

La primavera noruega, una estación única

¡Aprovecha las mejores ofertas!

Echa un vistazo a las compañías en las que confiamos para que disfrutes al máximo.

Your Recently Viewed Pages

Volver arriba