Skip to main content

¿Por qué jugar
al aire libre es bueno
para los niños?

¿Quieres que tus vacaciones de verano pasen de esto…

… a esto?

La naturaleza, así como pasar tiempo al aire libre, son dos de los elementos fundamentales que definen el carácter noruego.

Pasar tiempo al aire libre puede hacer que tus hijos sean más felices

… que desarrollen su imaginación

puede disminuir su nivel de estrés

… y también aumentar la confianza que tienen en sí mismos.

Los estudios realizados apuntan que pasar tiempo en plena naturaleza tiene un efecto beneficioso para tu hijo, ¿así que a qué esperas? Ven a Noruega, donde podrás dejar a tus hijos correr al aire libre y donde podréis vivir juntos un verano lleno de aventuras.

¿Te cuesta que tus hijos dejen a un lado las pantallitas y salgan un poco a tomar el aire? Te entendemos.

Durante la pandemia, el promedio de tiempo frente a una pantalla aumentó tanto en niños como en adolescentes. Tras analizar 89 estudios diferentes sobre este fenómeno, los investigadores de la Universidad Anglia Ruskin descubrieron que a menudo derivaba en problemas de alimentación, oculares, de salud mental (como ansiedad y soledad) y también de comportamiento.

Haz un cambio de aires

De igual forma, el 57% de los niños europeos nunca ha paseado en barca de pedales por un lago azul o un fiordo resplandeciente.

Así lo reveló una encuesta de Respons Analyse, en la que los padres de cuatro países europeos (Alemania, Países Bajos, Dinamarca y Suecia) contestaron a varias preguntas sobre los hábitos de sus hijos en relación con las actividades al aire libre y el contacto con la naturaleza.

En Dinamarca, el 68% de los niños nunca ha ido a la montaña debido a la ausencia de estas en la geografía del país. Y, en Alemania, un 66% de los niños nunca han ido a explorar las rocas; una actividad típica del verano entre los niños noruegos.

Los padres están además totalmente de acuerdo con que es importante que sus hijos pasen más tiempo en la naturaleza de lo que lo hacen en la actualidad, así que ¿por qué no darles un cambio de aires?

Un parque de juegos en plena naturaleza

En Noruega, decimos que jugar con el barro hace que los niños sean felices. No es raro ver a un niño de cuatro años en una pista de esquí o en lo alto de una montaña. El aprendizaje al aire libre se ha popularizado en los últimos años. Los niños son creaciones de la naturaleza, y como tales, su sitio no está entre cuatro paredes.

No te conformes con un parque infantil lleno de gente. Opta por uno natural que invite a la imaginación, uno que les guste a los niños. Noruega es un parque de juegos en plena naturaleza y un destino de talla mundial para los jóvenes viajeros con ganas de aventuras. Cada árbol, charco y roca es un parque de juegos natural en el que resbalarse y caerse, trabajar en equipo, superar desafíos y pasarlo en grande.

Vacaciones de verano en las montañas

Cuando llega la primavera y la nieve se derrite, los noruegos de todas las edades salimos al aire libre. Hasta tenemos una palabra relacionada: friluftsliv, que literalmente significa “vida al aire libre” y que describe el fenómeno de pasar tiempo al aire libre para tener una mejor salud, aliviar el estrés y hacer que los días más difíciles se vuelvan menos grises.

El verano en Noruega es la época principal para vivir una aventura al aire libre, como hacer senderismo, ciclismo, escalada y actividades emocionantes en el río. También es posible ir de excursión a una granja veraniega de pastoreo en las montañas, donde los niños tienen la posibilidad de conocer a sus cabras mientras los padres disfrutan de platos tradicionales y unas vistas espectaculares.

Para los niños más curiosos, Noruega parece un cuento de hadas con sus majestuosas montañas, sus enormes fiordos y sus increíbles cascadas. Lleva a tu familia a una emocionante caza de troles y explora formaciones rocosas, carreteras serpenteantes, cuevas y precipicios.

Refuerza tus lazos familiares

La naturaleza puede ser el lugar ideal para conoceros mejor y salir más unidos que nunca. Aprovechad para conversar junto al calor de una hoguera o durante un largo trayecto en bici por las montañas. Tanto tú como tus hijos recordaréis esta experiencia durante el resto de vuestras vidas.

Unas vacaciones en familia en Noruega son además lo ideal para aquellos a quienes les apasionan las aventuras, pues es posible hacer piragüismo, surf, trayectos en bici eléctrica, paseo en trineo con perros, y mucho más.

Hacer que tu corazón lata a un ritmo mayor puede aumentar tus niveles de oxitocina, conocida como “la hormona del amor” en una relación. Enfrentaos a desafíos juntos: Probad a hacer tirolina y sentid el viento bajo vuestros pies, haced un recorrido por una vía ferrata, descended a toda pastilla en bici por una ruta de montaña, o id a hacer rafting a un río. ¿Os atrevéis?

Páginas visitadas recientemente