Skip to main content

RECETA:
Fårikål
Estofado de cordero y col

Cada año, con la llegada del otoño y el frío, los noruegos se reúnen con amigos y familiares para saborear, en buena compañía, el exquisito estofado de cordero y col.

El plato nacional noruego incluso cuenta con su propio día en el calendario: ¡el último jueves del mes de septiembre!

La receta tradicional del fårikål es muy sencilla, y solo consta de cuatro ingredientes: carne de cordero, col, sal y pimienta negra en grano.

Hay quienes añaden zanahorias y cebollas a la cacerola o un poco de harina para espesar la salsa.

¿Te apetece experimentar? Prueba una versión más moderna incorporando ajo y laurel o sustituyendo un poco de agua con cerveza negra.

El plato suele acompañarse con patatas hervidas y pan crujiente del tamaño de los gofres (conocido en Noruega por el nombre de flatbrød).

También puede servirse con mermelada de arándanos rojos.

Fårikål (estofado de cordero y col)

Ingredientes

(8 raciones)

3 kilogramos de carne de cordero

3 kilogramos de col

8 cucharaditas de pimienta negra en grano

4 cucharaditas de sal

600 mililitros de agua

Método de preparación

1. Lava la col y córtala en trozos de aproximadamente 2-4 centímetros de espesor.

2. En una cacerola grande, coloca la col y la carne por capas (empezando por la carne, con la cara más grasienta hacia abajo) y añade sal y pimienta entre las capas. A elección, para que no se disperse la pimienta, introdúcela en un recipiente adecuado. A algunas personas les gusta añadir 2-4 cucharaditas de harina repartidas entre las capas para espesar la salsa.

3. Vierte el agua. Cuando alcance el punto de ebullición, baja la temperatura y deja que hiervan todos los ingredientes durante 2 horas, hasta que la carne esté tierna y pueda trocearse con facilidad.

4. Sirve la carne con patatas hervidas en caliente, acompañada de pan crujiente o mermelada de arándanos rojos, al gusto.

Para beber

La cerveza, el vino o el aquavit (aguardiente noruego) casan bien con el estofado de cordero y col.

Una cerveza especial, tipo ale (de fermentación alta) o cerveza negra, también hace buen emparejamiento con este guiso, sobre todo si tiene cierto sabor dulce o ácido. Lo mismo ocurre con el vino blanco o espumoso de sabor y bouquet dulce o a fruta ácida. Otra buena alternativa es el zumo de manzana amarga.

De postre

Si todavía te queda sitio en el estómago después de llenarte de este sabroso plato, prueba alguno de estos postres tradicionales:

la deliciosa crema de moras o el tilslørte bondepiker, un postre de manzana nórdica cuyo nombre en noruego significa literalmente “campesinas con velo”.

Fuente: Matprat.no

El estofado de cordero y col sigue siendo el plato tradicional noruego desde hace cientos de años. El hecho de que la cosecha de la col coincida con la época de matanza del cordero ha contribuido en gran medida a la popularidad de la que actualmente goza este plato.

La carne del cordero noruego es una de las más valoradas del mundo, y a nivel local, los ganaderos se encargan de garantizar unos sabores ricos y variados. Un ejemplo de ello es la variedad Lofotlam, un término restringido geográficamente a la carne del cordero que crece junto al mar, en las hermosas Islas Lofoten.

Recetas para comidistas carnívoros

Prueba la exótica carne de reno y otros platos tradicionales noruegos.

Recetario noruego

El sabor de Noruega

Inspírate y toma nota de visitas obligadas y comidas imprescindibles.

Páginas visitadas recientemente