Skip to main content

Cuevas y grutas fascinantes en Noruega

Un agujero en plena montaña, laberintos subterráneos o una misteriosa gruta junto al océano… ¡Descubre las cuevas más espectaculares de Noruega!

Algunas son como catedrales en plena montaña. Otras son largas y estrechas. Tan estrechas que, en algunas, la única forma de moverse en su interior es tumbado boca abajo. Eso sí: todas las cuevas de Noruega son una pasada. Pero, ¿dónde puede uno encontrar estas obras de arte de la naturaleza?

Stein-Erik Lauritzen sabe bastante del tema. Él es doctor y catedrático de Espeleología, la ciencia que se ocupa de las cuevas.

“Muchas de las cuevas de Noruega son cuevas kársticas, formadas por disolución de rocas. Se encuentran a menudo en grandes extensiones de piedra caliza y mármol, sobre todo en el Norte de Noruega. Pero también encontramos salientes, cuevas en barrancos y grutas marinas por todo el litoral”, explica Lauritzen.

Tesoros ancestrales

Muchas de las cuevas kársticas se remontan a antes de las glaciaciones, lo que significa que tienen entre dos y tres millones de años de antigüedad. Y algunas grutas en Porsgrunn, Telemark, se crearon... ¡hace cientos de millones de años!

“Las cuevas contienen sedimento, estalactitas, restos de plantas y animales, microbios inéditos y huellas de algunos de los primeros humanos, como por ejemplo los neandertales. Se las considera “cámaras funerarias” al descubierto y son muy frágiles, por lo que están incluidas en la lista roja de ecosistemas y hábitats noruegos”, indica Lauritzen.

Por muy majestuosa y poderosa que se muestre la naturaleza, esta puede también ser tremendamente vulnerable. Al explorar una cueva, has de moverte con cuidado y actuar siempre de forma respetuosa. Algunas solo admiten visitas en compañía de un guía. No hagas nunca marcas en las rocas, ni dañes las grutas de ninguna otra manera.

“Haz fotos y nada más”, incide Lauritzen.

Muchas cuevas encierran historias fascinantes. A lo largo de los años, más de una ha servido de improvisado cementario o como refugio, como durante la Segunda guerra mundial. También para la cría de animales.

En otras cuevas, como las de Kollhellaren, en Lofoten, o Solsemshula, en Leka (Trøndelag), podrás observar, en compañía de un guía, antiguas pinturas rupestres.

He aquí los consejos de Lauritzen para disfrutar de una fascinante experiencia en las cuevas noruegas.

Grønligrotta

Dónde: Rana, en Helgeland (Norte de Noruega)

“Esta cueva cuenta con iluminación, escaleras y claros senderos, por lo que puedes visitarla hasta en chanclas si te apetece. Hay un montón de cosas que ver aquí, y las visitas guiadas están disponibles todo el verano”.

Dentro de la cueva puedes ver de cerca hermosas formaciones de mármol, así como pequeños arroyos. Hay también algunos pasillos ocultos sin iluminación, así que no olvides traer una linterna si quieres acceder a ellos. La temperatura dentro de la cueva suele ser de entre 4ºC y 8ºC.

Ya que estás aquí: Rana se encuentra en Helgeland. Desde aquí puedes recorrer en coche la ruta Kystriksveien, una de las carreteras más bellas del mundo. Esta vía te conduce hasta Bodø, en el norte, o hasta Namdalen, en Trøndelag, más al sur.

Setergrotta

Dónde: Rana, en Helgeland (Norte de Noruega)

“Esta cueva supone una gran experiencia. Alquila el equipo necesario, como un casco o ropa adecuada, y déjate guiar a través de estrechos pasillos y amplias salas, en una recorrido lleno de sorpresas. Ven preparado para hacer algún esfuerzo físico, lo habitual cuando se sale a explorar una cueva”.

A medida que avanzas por Setergrotta, te encontrarás con pasadizos marmóreos, rocas que deberás sortear escalando y un río subterráneo.

Ya que estás aquí: En Helgeland, la zona más al sur del Norte de Noruega, te esperan increíbles experiencias sobre dos o cuatro ruedas. ¡O bien sobre el agua! Viaja por la Kystriksveien, salta de isla en isla y explóralas en bici, o cruza de una a otra en kayak.

El agujero en la montaña Torghatten

Dónde: Brønnøy, en Helgeland (Norte de Noruega)

“El agujero que atraviesa la montaña de Torghatten es una cueva marina. La formaron las olas y el hielo procedentes del mar cuanto el nivel del agua era 120 metros más alto que hoy en día. La última vez que esto ocurrió fue hace 10.000 años. Este agujero es único, ya que el oleaje se ha abierto paso a través de la montaña, algo poco común en las cuevas marinas. Se puede acceder fácilmente a la cueva, que puedes explorar por ti mismo.

Ya que estás aquí: Torghatten se encuentra dentro del geoparque Trollfjell, por el que puedes admirar a pie los hermosos paisajes de litoral. Está cerca también de la localidad de Brønnøysund, una punto de partida perfecto para saltar de isla en isla por la costa de Helgeland o para salir de excursión a las islas Vega, patrimonio de la humanidad, o a Leka.

Kirkhelleren

Dónde: Træna, en Helgeland (Norte de Noruega)

“Típica cueva marina, una de las muchas que hay en la isla de Sanna, en Træna. Se encuentra unos 60-70 metros por encima del nivel del mar, aunque se formó cuando el mar estaba más alto. Al azotar las olas la montaña, el hielo marino hizo que se desprendiesen rocas de una zona con una fractura profunda”.

La cueva tiene solo 45 metros de profundidad, aunque cuenta con una enorme entrada de 20 metros de ancho y unos 30 metros de alto. Como ocurre con muchas otras cuevas marinas, esta también estuvo habitada durante la prehistoria, en la edad de piedra y más adelante. Y no hace tanto tiempo que se halló un diente humano entre los sedimentos del suelo de la cueva.

Gracias a su excelente acústica, propia de una catedral, Kirkhelleren resulta el escenario perfecto para acoger conciertos. Sobre todo durante el festival anual Trænafestivalen.

Ya que estás aquí: La isla de Træna aparece a unos 61 kilómetros de la costa de Helgeland y ofrece desde rutas de senderismo en las montañas hasta acogedoras cafeterías con encanto. El Museo de Træna exhibe piezas arqueológicas halladas en Kirkhelleren.

Mikaelshulen

Dónde: Skien, en Telemark (Este de Noruega)

“Mikaelshulen, o la cueva de Mikael, es un tipo de cueva bastante inusual. Aquí, el granito se transformó en una especie de arcilla blanda que luego la actividad humana fue diluyendo y excavando. En la Edad Media se usó como iglesia, lo que demuestra cómo uno llega a sentirse como en una catedral en algunas cuevas”.

Ya que estás aquí: En Telemark has de visitar Rjukan, patrimonio de la humanidad, y hacer un recorrido en barco por el canal de Telemark, para algunos “la octava maravilla del mundo”. También puedes disfrutar del ambiente veraniego en Kragerø, o salir de excursión en la montaña de Gaustatoppen.

Trollkirka

Dónde: Molde, en el Noroeste (la Noruega de los fiordos)

“Trollkirka, o la iglesia de los troles, es una cueva kárstica, en la que el agua ha disuelto la piedra caliza. El camino que lleva hasta la cueva es bastante empinado, pero merece la pena. Llegarás a una entrada que coincide con la desembocadura de un río subterráneo. En el interior verás el espectacular pozo de una cascada. Ya que la piedra aquí es algo ácida, el agua le ha dado forma y creado algunas esculturas”.

Ten cuidado al entrar ya que, como ocurre con otras cuevas en las que el agua fluye libremente, algunas piedras se pueden desprender del techo.

Ya que estás aquí: Desde Molde, en el Noroeste de los fiordos, puedes viajar hacia el norte por la famosa Carretera del Atlántico hasta la localidad de Kristiansund. También puedes dirigirte hacia Innerdalen, uno de los valles más hermosos del país y perfecto para hacer senderismo. Otra opción es visitar Åndalsnes, la capital del alpinismo en Noruega, o salir hacia el fiordo de Geiranger cruzando Trollstigen, una de las Rutas panorámicas de Noruega.

Las cuevas de Brufjell

Dónde: Flekkefjord, Sur de Noruega

“Como Kirkehelleren, en Træna, las de Brufjell son también cuevas marinas. Solo que estas tienen forma de lágrima y son más amplias a nivel del suelo. En cuevas como estas, las superficies están pulidas y parecen agujeros o pozas. Es interesante observar los puntos en los que las cuevas se han abierto más, los que las olas han alcanzado con mayor intensidad: ¿desaparece el agua entre grietas estrechas o más bien redondas?”.

Ya que estás aquí: En Flekkefjord puedes ver fantástico arte urbano, dar un paseo por la ciudad vieja Hollenderbyen, o probar a pedalear en vagoneta. Si te sientes a gusto en el Sur de Noruega, te invitamos a que visites Farsund y Lista, o Lyngdal, más hacia el este. O también puedes ir a Lindesnes, donde se encuentran el punto más al sur de Noruega y el restaurante submarino más grande del mundo. La ciudad más grande en esta zona es Kristiansand.

Cuevas de hielo

Dónde: Svalbard, Norte de Noruega

“La cuevas de hielo las forman corrientes de agua en el interior de glaciares y presentan un precioso color azul. Algunas tienen pasillos estrechos que llevan a salas más espaciosas. Otras esconden restos de antiguas plantas que quedaron atrapadas en el hielo hace miles de años”.

Las visitas guiadas a cuevas de hielo suelen incluir una caminata por el glaciar o un paseo en trineo de perros. Algunas agencias ofrecen incluso hacer escalada en las cuevas de hielo.

Ya que estás aquí: Svalbard es la parte más remota de Noruega. Aquí te puedes apuntar a actividades como salir a cazar auroras boreales, una excursión para ver morsas o un paseo en trineo de perros. Svalbard es también el hogar de miles de osos polares y acoge el Banco mundial de semillas.

P.S: Puedes también visitar el interior de algunos glaciares en territorio continental, como por ejemplo el de Nigardsbreen, en Jostedalen, o Klimapark 2469, en Jotunheimen.

Bonus: minas clausuradas

Algunas viejas minas situadas en varias partes del país aceptan visitas. Entre ellas se encuentran las minas de plata en Kongsberg, las de cobre en Røros o las de mármol de Bergtatt, cerca de Molde. En Blaafarveværket, cerca de Drammen, puedes caminar sobre un increíble puente de cristal en el interior de una mina de cobalto: una perfecta excursión de un día desde Oslo.

Algunas de estas minas son accesibles en silla de ruedas.

Hay muchos otros reclamos naturales únicos en Noruega. Durante tu viaje puedes alojarte en algún hotel ecológico y visitar alguno de los destinos más sostenibles del país.

Cuevas y grutas por toda Noruega

Localiza en el mapa grutas, minas y cuevas de hielo.

Asombrosos reclamos naturales

Desde glaciares y cascadas hasta las espectaculares Rutas panorámicas. ¡Organiza ya tu viaje!

Páginas visitadas recientemente