Skip to main content

Noruega para presupuestos ajustados

12 consejos para viajar de forma más asequible


Noruega es ahora más barata que nunca para la mayoría de los turistas. Además hay varias formas de ahorrar dinero y reducir gastos. Muchos de nuestros mayores puntos de interés y nuestras actividades más populares son completamente gratuitos. Echa un vistazo a estos 12 consejos para disfrutar de Noruega con un presupuesto ajustado.

Viajar a Noruega ya no es tan caro

Noruega lleva varios años abaratándose para muchos turistas, sobre todo para quienes viajan con dólares, euros, libras esterlinas (GBP) o coronas danesas. En primavera de 2023, la corona noruega (NOK) se encuentra en mínimos históricos, lo que significa que viajar a Noruega se ha vuelto más asequible para la mayoría de los turistas.

Sobre todo para aquellos procedentes de Estados Unidos, que ahora obtienen un 36% más por cada dólar que gastan en comparación a hace tan solo cinco años. Tan solo en el último año, el euro y el dólar han visto su valor aumentar frente a la corona noruega (NOK) en un 15% y un 18% respectivamente.

Aquí tienes varios consejos para viajar por Noruega de forma más asequible:

1. Reserva lo antes posible

De esta forma tendrás muchas más posibilidades de obtener descuentos y hacerte con los mejores precios en billetes de avión, tren y autobús. Y también de encontrar el alojamiento más barato. También tienes la opción de alquilar un coche eléctrico.

Si quieres viajar en transporte público, te recomendamos echarle un vistazo a la web o aplicación de Entur. Podrás planificar cada detalle de tu viaje seleccionando los lugares que quieres visitar y obtendrás la mejor información para moverte en tren, autobús y barco.

En Noruega hay muchas rutas en tren que recorren los lugares más espectaculares de nuestros fiordos y montañas.

Viajar en autobús de larga distancia es también una muy buena forma de explorar Noruega, sobre todo si quieres viajar a zonas como la Noruega de los fiordos y el sur de Noruega.

Consulta a qué destinos puedes viajar con NOR-WAY bussekspress o Vy Express.

2. Ven en temporada baja

Es una forma inteligente de encontrar alojamiento y transporte a un mejor precio. Además, podrás disfrutar de los mayores puntos de interés sin aglomeraciones. También puedes ahorrar dinero si haces como los de aquí y te mueves en transporte público. En Noruega, la temporada alta se da durante las vacaciones escolares, sobre todo entre mediados de junio y mediados de agosto. Mayo, principios de junio y septiembre son épocas ideales para explorar Noruega de forma más económica y entre menos gente.

Viajar en primavera u otoño también te permitirá vivir una experiencia única. El invierno en Noruega, con sus paisajes nevados, el esquí y el kostambién es toda una aventura en sí mismo. Si quieres ir a esquiar de forma más económica, ven en enero o a principios de abril (a menos que caiga en Semana Santa), y busca ofertas entre los domingos y los jueves.

Esta es también una buena época para venir de trabacaciones

3. Alojamiento barato

Noruega cuenta con unas 1.000 zonas de acampada, con espacio para tiendas de campaña, caravanas y autocaravanas. Siempre es buena idea reservar con antelación si piensas venir en temporada alta. La mayoría de campings dispone de bungalós en alquiler, desde los más básicos a los más lujosos. Si quieres pagar todavía menos, puedes optar por un hostal, una pensión, un albergue o un apartamento. También puedes pasar la noche en una granja o en una cabaña.

Si quieres alojarte en un hotel, es posible que, para las grandes ciudades, encuentres mejores ofertas de fin de semana, sobre todo si la estancia es de domingo a lunes. En Noruega, alojarse en un hotel sale a un precio bastante razonable, con un coste promedio de 1350 NOK (2022) por una habitación doble con desayuno incluido, lo que vienen a ser unos 120 euros o 126 dólares.

Otra forma de ahorrar es viajar en familia o con tu grupo de amigos. Así podréis alquilar una casa rural, apartamento o bungaló de mayor tamaño y usarlo como base mientras exploráis la región. Esta opción puede abaratar tu viaje de forma considerable.

Reserva tu alojamiento para estas vacaciones a través de portales especializados como DanCenter, Campcation o Norgesbooking.

4. Disfruta de la naturaleza

No cuesta nada explorar nuestras famosas montañas, lagos, fiordos y cascadas. Nuestros increíbles paisajes naturales están abiertos 24/7 y su acceso es totalmente gratuito, incluido el acceso a nuestras rutas panorámicas.

Noruega es un parque de juegos en plena naturaleza en el que podrás realizar actividades al aire libre como senderismo, ciclismo, esquí, piragüismo y escalada, simplemente disfrutar de nuestros espectaculares paisajes y nuestros pintorescos pueblos y localidades.

No obstante, ten en cuenta que apuntarte a una de las muchas actividades guiadas que se ofrecen por todo el país puede ser una buena inversión. Contar con un guía puede hacer que la experiencia sea aún más increíble. En muchos lugares puedes alquilar bicicletas, canoas, piraguas y arneses de escalada, entre otros.

5. Descubre el friluftsliv

Algunas de las mejores cosas en esta vida son tanto gratis como beneficiosas. “Friluftsliv” es el término noruego para aludir a la “vida al aire libre”, algo que supone una parte fundamental del ADN noruego. Recuerda, eso sí, que todos somos responsables de este tesoro natural. No dejes basura a tu paso y muestra respeto por la gente, los animales y la naturaleza.

Gracias a la ley de libre albedrío, o allemannsretten, puedes montar una tienda de campaña, o dormir bajo las estrellas en el campo, en las montañas o en el bosque, siempre que estés al menos a 150 metros de la propiedad habitada más cercana. Ten en cuenta que algunos de los lugares más transitados pueden tener normas de acampada más estrictas. Consulta la normativa en la oficina de turismo local antes de pasar la noche al aire libre.

6. Explora los parques nacionales

Nuestros muchos parques nacionales son las zonas naturales más hermosas e importantes del país. Te invitamos explorarlas con total libertad, siempre y cuando lo hagas de manera responsable. En otras palabras: no dejes nada a tu paso más que tus pisadas y no te salgas de las rutas marcadas. No te olvides de recoger tu basura y usa los aseos siempre que puedas.

Ten en cuenta que la naturaleza también puedes ser despiadada, así que asegúrate de consultar la predicción del tiempo y llevar todo lo necesario. Otra cosa que debes tener en cuenta antes de emprender una nueva aventura en la naturaleza es la lista de las "leyes de la naturaleza".

7. Vacaciones sobre dos ruedas

Una forma barata de descubrir Noruega de cerca es hacerlo en bicicleta. La mejor época para ello es la que va de abril a octubre. Pero en algunas de las zonas más populares, como las islas Lofoten, es mejor evitar la temporada alta, de mediados de junio a mediados de agosto. Las ventajas de venir en temporada baja es que habrá menos tráfico y te será más fácil encontrar alojamiento asequible.

Echa un vistazo a los mejores destinos para hacer ciclismo en Noruega, donde podrás alquilar bicicletas tanto de carretera como de montaña, bicis eléctricas e incluso encontrarás alojamiento especialmente indicado para aficionados al ciclismo. También puedes reservar un viaje organizado para hacer ciclismo. Algunas ofertas incluyen hasta el traslado de tu equipaje.

8. Compra (y cocina con) ingredientes locales

Cocinar tus propias comidas, al menos durante parte de tu estancia, te permitirá ahorrar un montón de dinero. Puedes organizar un pícnic o una cena inolvidable sin necesidad de gastar todos tus ahorros, usando sabrosos ingredientes locales. Visita algún mercado de agricultores, o una tienda de delicatessen, o simplemente algún supermercado. Sobre todo en las afueras, suelen tener estantes dedicados a comida local. Compra algún queso de la zona (varios de los cuales están entre los mejores del mundo), mantequilla, algo de embutido o carne picada, salchichas y pan recién hecho. En Oslo puedes encontrar sorprendentes puestos de comida rápida a precios más que razonables tanto en Vippa como en el Oslo Street Food, en Torggata.

Si quieres aprender más sobre nuestra peculiar y deliciosa gastronomía, o cómo preparar nuestros platos más tradicionales, echa un vistazo a nuestro recetario noruego.

9. Restaurantes asequibles

La mayoría de localidades de Noruega cuentan con restaurantes de precios muy variados. Siempre puedes pedir el menú del día, elaborado con ingredientes frescos y a precios asequibles. Asegúrate de probar platos típicos como el bacalao, la sopa de pescado, o también la hamburguesa de carne de alce. Comida deliciosa sin gastar más de lo debido. ¿Y por qué no atreverte también con algunos dulces noruegos como los gofres, los bollos de canela o los sveler, una especie de tortitas? Su precio puede ser bajo, pero rebosan sabor y energía.

10. Bebidas frescas

Una buena botella que mantenga el agua bien fresquita es sin duda una buena inversión, ya que siempre puedes rellenarla del grifo de forma gratuita.

Eso sí, para desayunar tal vez quieras disfrutar de un delicioso y fresco Eplemost (zumo de manzana). Y es cierto que a los noruegos nos encanta disfrutar de una cerveza bajo el sol, pero no necesariamente en el bar más caro. En la mayoría de los sitios de Noruega puedes encontrar cerveza artesanal a la venta en mercadillos o en algún supermercado.

También está muy de moda la sidra noruega, una deliciosa bebida afrutada que se vende en Vinmonopolet o de la mano de los artesanos locales.

11. Cosas que hacer gratis en la ciudad

También hay muchas formas de reducir gastos en nuestras ciudades. Son pequeñas y se pueden descubrir a pie. Echa un vistazo a nuestras recomendaciones para explorar Oslo, Bergen, Tromsø, Stavanger y Trondheim a pie. También puedes hacer senderismo cerca de todas nuestras ciudades, sobre todo en Bergen y en Tromsø.

En verano hay muchos mercadillos y festivales al aire libre cuyo acceso es gratuito, incluidos varios festivales de música, gastronomía y hasta algunos de temática medieval y vikinga. Además hay muchas cosas que hacer gratis en Oslo, incluido un recorrido por el paseo marítimo del puerto, Havnepromenaden.

El acceso a muchos de nuestros increíbles parques y jardines también es gratuito.

12. Alarga tu estancia, ahorra dinero

Una forma de reducir gastos es pasar más días en un mismo lugar y emplear tu dinero para disfrutar de todo lo que tenga para ofrecer. Así ahorrarás tiempo y dinero en transporte. Las distancias en Noruega pueden llegar a ser muy largas. A menudo ocurre que, por querer abarcar demasiado, hay turistas que se pierden muchos de los lugares más interesantes de la zona a la que viajan.

Es una buena idea visitar aquellos lugares a los que no suele ir mucha gente.

Echa un vistazo a estos 25 lugares recónditos e increíbles de Noruega.

Consejos para un viaje asequible

Aprovecha estas increíbles ofertas

Echa un vistazo a algunas empresas que te ayudarán a sacar el máximo partido de tu viaje.

Descubre más sobre...

Páginas visitadas recientemente